#leydemedios Manzano y Vila saben que no serán obligados a “adecuarse” y en (a) cambio podrían invertir en YPF

24 08 2012

Hoy, Francisco Olivera publicó en La Nación una muy divertida crónica del discurso del jefe de gabinete (y cerebro detrás de la política de comunicación kirchnerista), Juan Abal Medina, y de la reunión que el CEO de YPF, Miguel Galuccio, mantuvo con empresarios en el Consejo de las Américas. Allí, entre otras cosas, se cita una declaración del “empresario” y ex ministro menemista (involucrado en su momento en casos de corrupción) José Luis Manzano (socio de Daniel Vila en Grupo Uno Medios y en otros negocios energéticos y de servicios públicos). “‘Acuérdese de lo que le digo: en tres años, [el yacimiento de] Vaca Muerta va a ser Texas. Después dígame si miento’, apostó ante el cronista, y afirmó que él ya estaba trabajando con YPF. ¿A qué precio se sumaría?, se le preguntó, y ahí sí se diferenció de sus colegas: dijo que el valor actual neto del barril de crudo en el mercado interno (73 dólares) era suficiente y que, para el gas no convencional, alcanzaba con los 4,50 dólares por millón de BTU que ‘tiene en este momento todo el mercado por Gas Plus'”. Manzano -que según Olivera es “uno de los pocos empresarios de diálogo con la Casa Rosada”– ya no piensa en cómo la ley de medios audiovisuales obligará a Grupo Uno a “adecuarse” al nuevo marco regulatorio. ¿Será que ya está todo arreglado? El 20 de agosto pasado, publiqué en La Nación detalles de la estrategia consensuada con la administración kirchner. A continuación se reproduce ese texto.

Desde que volvió a recorrer los despachos de la Casa Rosada en el último año y medio, José Luis Manzano -ex ministro menemista reconvertido en empresario- está tranquilo. Los negocios que encabeza junto a Daniel Vila, comprovinciano y socio inseparable, están a salvo y podrían acrecentarse al calor de la relación que ambos lograron reconstruir con el kirchnerismo tras el abismo abierto con la sanción de la ley de medios audiovisuales. Ese renovado vínculo es un éxito no menor de Manzano, viejo compañero político de actuales funcionarios, legisladores y jueces. Y ya se nota en los contenidos de sus medios (lo que incluye las televisaciones del Fútbol para Todos y ficciones de producción estatal).

El 2 de septiembre de 2009, cuando la presidenta Cristina Kirchner ya había enviado al Congreso el proyecto que luego se convertiría en ley de medios, Vila pronunció un discurso sin rodeos transmitido por varias de sus emisoras y canales de TV. “A partir de este proyecto nos están sobrando sillas, gente y medios. Esto tiene una gravedad institucional y jurídica solamente comparable con el golpe de Estado de marzo de 1976. El matrimonio Kirchner es un especialista en cercenar la libertad de expresión y un especialista en ejercer la libertad de extorsión. ¿Cómo deben interpretarse los llamados insistentes a los distintos medios de comunicación para acallar las voces de aquellos periodistas que denuncian hechos de corrupción?”, se preguntó esa vez, y dijo: “Hoy soy el principal defensor de Clarín”.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Verdad, honestidad y dictadura: las preguntas que Víctor Hugo no responde, por Leonardo Haberkorn (@leohaberkorn)

24 08 2012

[Este texto se publicó en La Nación el 24 de agosto de 2012 con el título “Dos sicarios y los Salieris de Víctor Hugo”]

Vamos a suponer que todos los ataques, insultos e infamias son ciertos. Supongamos que Luciano Alvarez y yo no tenemos una trayectoria detrás. Que no nos conoce nadie. Supongamos que nos alquiló Clarín, como dijo Víctor Hugo. Que, como dijo Hebe de Bonafini, somos “pseudoperiodistas” y “periodistas del amarillismo”. Que somos “legionarios talibanes” como dijo Susana Rinaldi.

Supongamos que Uruguay es un país muy pero muy grande. Inmenso. Que nadie conoce nuestra forma de vida, ni el modo en que nos ganamos el pan desde hace décadas. Supongamos que somos malos tipos, arribistas, oportunistas. Supongamos que, como escribió la decana de la facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, Alvarez y yo somos dos sujetos que pretendemos imponer nuestra “visión del mundo” mientras “abiertamente” renegamos “de los cambios culturales por los cuales el país viene luchando en los últimos años”.

Supongamos que, como dijeron Estela de Carlotto y Jaime Roos, el libro que nosotros escribimos y ellos no leyeron, Relato Oculto, las desmemorias de Víctor Hugo Morales, es parte de una “operación mediática”. Supongamos que tiene razón Beto Casella, y es posible admitir que uno no leyó un libro y al mismo tiempo calificarlo de “libro miserable”. Supongamos que Luis Bruschtein tuvo el mínimo rigor de leer el libro antes de escribir en Página 12 que todo es un “pequeño chisme” carente de interés periodístico. Supongamos que es legítimo hacer lo que hace Rodolfo Braceli: plantear todo el asunto como una pelea entre Víctor Hugo y Lanata, ignorando por completo el libro.

Lo que cuenta Relato Oculto, ¿es verdadero o falso? Esa debería ser la cuestión a discutir
Lee el resto de esta entrada »





Contenido y contexto del #QueremosPreguntar

16 05 2012

“Gracias por venir, vayan haciendo fila que les vamos a ir poniendo el pompón en el culo”, bromeó Jorge Lanata ante los más de cien periodistas que participamos el domingo pasado en su programa Periodismo Para Todos del segmento especial #QuremosPreguntar, una suerte de protesta profesional por la falta de conferencias de prensa y las dificultades para acceder a la información pública en Argentina. Reclamo que tuvo una impresionante repercusión entre la gente de a pie (incluidas las redes sociales), lo que reconfirma la potencia de la TV para instalar temas en la agenda pública.

“Gracias por venir –insistió Lanata–. Este es un gremio de mierda, si viene uno no viene el otro y así. Les quiero decir que invitamos a colegas de todos los medios, incluidos los que son afines al gobierno”, siguió el conductor de Periodismo para Todos, el profesional más mencionado como referente del oficio por sus colegas, según una encuesta del Foro de Periodismo Argentino (Fopea) de 2011.

“También les quería contar que los vamos a mostrar a todos y que van a salir sus nombres en pantalla”, se adelantó Lanata, conocedor del ego grande que nos caracteriza a quienes ejercemos este oficio (se reconozca o no se reconozca). Ese ego grande (yo sumo el mío, poniendo aquí mi foto) también explica ausencias y reacciones de muchos colegas, que tal vez no hayan sido invitados. En la previa, hubo muchos saludos entre profesionales de larga trayectoria, y también entre los más jóvenes (digamos, el sub 40).

Estuvo Daniel Santoro, al que acusan de espía ruso porque no pueden decir que haya sido menemista (entre otras cosas, Santoro fue el periodista que reveló el tráfico ilegal de armas a Ecuador y Croacia cuando Carlos Menem aún no era kirchnerista). Muchos colegas se solidarizaron con él por la estrategia goebbeliana de la que es víctima por ser periodista y tener una esposa de origen ruso.

Lee el resto de esta entrada »





Seis razones para creer que Canal 9 ya no es una emisora privada

13 03 2011

Hasta donde se sabe Canal 9 de Buenos Aires es operado por una empresa privada, la legendaria Telerarte SA creada por Alejandro Romay hoy supuestamente controlada por el empresario mexicano Remigio Ángel González González. En la carta pública disponible su página web (a propósito, un buen aporte de la ley de medios), figuran como principales directores Carlos Lorefice Lynch, un abogado de 35 años (presidente); el propio González González, el guatemalteco José F. Villanueva Carrera y el abogado Santiago Lynch, de 32 años, como directores. El empresario mexicano, que en 2008 “emprolijó” sus propiedades en medios bajo el paraguas latinoamericano de Albavisión, también es dueño en Argentina de FM Aspen (algo que pocos saben) desde 2010.

No obstante, por las razones que se explican a continuación Canal 9 podría haber dejado de ser una emisora privada en los términos en los que eso significó siempre en la jerga de la industria. En otras palabras, o se estatizó de hecho, o se transfirió a terceros sin la debida comunicación pública o sus dueños actuales, voluntaria o involuntariamente, dejaron las decisiones sobre la gestión de la empresa a funcionarios o militantes de la administración Kirchner.

Hace ya algunos meses el periodista Jorge Lanata lo dijo en su programa (que ya no está en el aire) y lo comentamos aquí. Ahora hay más datos y el Gobierno ya no logra disimularlo.
Lee el resto de esta entrada »





Según Lanata, el gobierno Kirchner designó a un integrante del directorio de Canal 9

6 10 2010


El blog SinQuiorum de La Nación comentó el largo y durísimo editorial del periodista Jorge Lanata contra la política de hostigamiento público del Gobierno. En realidad, el editorial de Lanata, uno de los periodistas más creíbles de la Argentina (según las encuestas que hacen ese tipo de chequeos), fue levantado y comentado por todos los medios. Lanata respondió así al ataque del Gobierno contra su persona, lo que motivó incluso una columna de Robert Cox [ex director del Buenos Aires Herald durante la última dictadura] en su defensa.

Entre tanta puteada de Lanata contra los propagandistas a sueldo del Gobierno se perdió de vista algo igual o más de grave que dijo el periodista. Y es esto:

“No se si vos sabés, Canal 9 integró a su directorio a una persona del gobierno. Y como es un canal flojo de papeles [en referencia a la ley de medios, tanto la nueva como la vieja] el Gobierno se quedó con la parte semi-informativa y el que llaman “el fantasma”, este productor mexicano González-González, se quedó con las novelas. A González le sirve y al Gobierno también. Por eso fue ahí Víctor Hugo [Morales], ahí está TVR y Duro de Domar. […] Un tipo del Gobierno en el directorio avala los programas del Gobierno en un canal flojo de papeles, entonces el Gobierno aprovecha eso y los aprieta.”

Según la nueva ley de medios, ningún extranjero puede controlar una empresa que sea titular de licencias de radiodifusión (salvo los que lo hayan comprado antes de la sanción de la ley de bienes culturales -llamada también ley Clarín- en 2003, es decir Telefónica en el caso de Telefé).

En 2009, el sitio lapoliticaonline.com.ar, levantando una información del extinto diario Crítica de la Argentina, había informado sobre el desembarco en ese canal de un hombre de confianza de Néstor Kirchner. Se trata de Luis Ricardo Palacio, ex interventor del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), ahora reciclado en Radio y Televisión Argentina SE, ente que conduce Tristán Bahuer (Mi colega Daniel Seifert, en Twitter @SeifertDaniel, completó esta última parte de la información, en la que Lanata no profundizó. Gracias!).

En esta foto, Palacio aparece junto a varios “ex” de la administración Kirchner: Alberto Fernández (ex jefe de Gabinete), Pepe Albistur (ex secretario de Medios) y Rosario Lufrano (ex directora de informativos de Canal 7).