Rodrigo de Loredo: “Las licitaciones de Arsat las ganaban siempre las mismas cinco o seis empresas”

29 12 2016

El sábado 24 de diciembre de 2016 se publicó en La Nación una entrevista que le hice a Rodrigo de Loredo, presidente de la empresa estatal de comunicaciones Arsat (fue la tercera charla periodística que tuve con él, la primera también fue para La Nación y está aquí y la segunda fue para TMT Radio y está aquí). Muchas veces quise visitar la sede de esa firma en Benavídez, donde está su centro de operaciones, pero nunca pude. Alguna vez se lo pedí personalmente al anterior presidente Matías Bianchi, cuando pasó por la redacción de La Nación para esta entrevista que le hizo Nora Bär, pero no tuve suerte (no me invitaron). Esta vez agarré el auto, manejé hasta Benavidez -que está en el partido de Tigre- y estuve tres horas conversando con De Loredo sobre el pasado reciente, el presente y el futuro de la empresa, que este año (según el propio directivo) tuvo su primer ejercicio económico positivo, en competencia y sin aportes del Tesoro nacional.

El resumen de ese largo rato de charla -que incluyó un almuerzo en el comedor de la empresa- se publicó en La Nación. Pero como la conversación fue muy jugosa, me permito aquí reproducirla completa para quienes quieran indagar con mayor profundidad sobre el plan federal de Internet, la comercialización del DataCenter, los acuerdos de landing rights, el futuro de la TDA y las posibilidades del Arsat III.

Lee el resto de esta entrada »





#Argentina La pirámide de fomento audiovisual del nuevo gobierno

14 06 2016

El presidente Mauricio Macri anunció el jueves 9 de junio el primer plan de fomento de la industria audiovisual de su gestión: unos $ 400 millones de pesos para el desarrollo y la producción de series de ficción, docu-ficción, animación y webseries durante un año. De esos recursos, el Estado aportará unos $ 200 millones y las empresas privadas otros $ 180 millones en un esquema de cooperación en el que ambos sectores pondrán pantallas para la difusión.

Hoy voy a entrevistar para Conversaciones LN a Ralph Haiek, vicepresidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), que me adelantó cómo será la estructura de pirámide con la que está pensado el nuevo plan de fomento.

Incaa Uno

Incaa dos

Incaa cinco

Macri hizo este anuncio en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada ante unos 80 productores, directores y actores del sector y junto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y de Cultura, Pablo Avelluto. “No serán subsidios sino fomento, y no habrá condicionamientos ideológicos. Queremos darles la oportunidad a nuestros jóvenes en el desarrollo del sistema audiovisual de forma federal”, dijo Macri en el encuentro, del que participaron los actores Luis Brandoni, Oscar Martínez, Esmeralda Mitre y Martín Seefeld.

Según explicaron los ministros, que estuvieron acompañados por la secretaria de Contenidos Públicos, Gabriela Ricardes, y por el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Alejandro Cacetta, el proyecto prevé producir 125 contenidos audiovisuales, que generarán entre 1800 y 2000 empleos directos en todo el país. Esos 125 contenidos serán 63 producciones y 62 proyectos de desarrollo y tendrán diferentes formas de financiamiento público, que irá del 30% al 100% de los presupuestos. Parte del aporte estatal consistirá en la compra de contenidos para las señales oficiales TV Pública Argentina, Encuentro, Paka Paka, DeportTV, Acua Mayor y Acua Federal.

Incaa tres

La iniciativa retoma y coordina la inversión oficial en producción audiovisual que durante el kirchnerismo estuvo dispersa en distintos ámbitos, pero principalmente en el ex Ministerio de Planificación Federal, a cargo del ahora diputado nacional Julio De Vido. “De los planes de fomento del año pasado nos dejaron una deuda de $ 495 millones, de la que ya pagamos con el actual presupuesto $ 267 millones”, recordó Lombardi. “El Estado apoyará la experimentación, aportará pantallas y promoverá el acceso a los mercados internacionales”, aseguró Avelluto. Ricardes agregó que se flexibilizará el plazo que las productoras tenían para comercializar sus obras en el exterior antes de pasar al Banco de Contenidos Audiovisuales Universales Argentino (Bacua) para que puedan tener una mejor internacionalización.

Incaa cuatro





La inclusión global en #Internet podría sacar a 500 millones de personas de la pobreza y agregar US$ 6700 millones al PIB global

24 05 2016

La consultora PwC distribuyó la siguiente gacetilla con datos de Connecting the World: Ten mechanisms for global inclusion, un informe encargado por Facebook sobre el impacto de la universalización del acceso a Internet.

 

Buenos Aires, 23 de mayo de 2016 – La inclusión global en Internet podría colocar al 7% de la población del mundo – 500 millones de personas – por encima de los niveles de pobreza absoluta, y añadir US$ $6700 mil millones a la producción económica mundial, según el nuevo estudio realizado por Strategy &, negocio de consultoría de estrategia de PwC, miembro de la red global de compañías de PwC.

El estudio, encargado por Facebook, abarcó 120 países durante un período de 10 años y describe cómo podrían eliminarse las barreras para acceder a Internet y cómo Internet podría cambiar a medida que más personas de mercados en desarrollo comiencen a estar en línea. A pesar de la revolución digital en curso, todavía hay 4 mil millones de personas desconectadas de una economía moderna, que se beneficiaría en US$ 6700 mil millones con su inclusión.

En Argentina, el 30% de los argentinos no acceden a Internet de banda ancha, por lo que el presidente Mauricio Macri anunció recientemente el Plan Federal de Internet, que llegaría en dos años a conectar hogares por un total de 29 millones de personas.  La meta de este plan es beneficiar a poblaciones que hoy no tienen conexión, o la tienen pero a altos costos y con mala calidad. El Presidente anunció también que próximamente se lanzará el Plan País Digital, que en una primera etapa garantizará Wi-Fi público y gratis en más de 1000 municipios de todo el país, los dos pasos importantes en el proceso de inclusión global.

De acuerdo con el informe “Connecting the World”, la inclusión global en Internet significaría que podría haber cinco usuarios de Internet de mercados en desarrollo por cada uno de los mercados desarrollados, en comparación con la proporción actual de dos a uno.

Tener al mundo online crearía enormes beneficios para los países en desarrollo y para las empresas en los próximos cinco años, incluyendo:

  • Mejoras sociales y económicas para más de 4 mil millones de personas.
  • Una producción económica mundial adicional de US$ 6700 mil millones
  • Una oportunidad de crecimiento para los operadores de telecomunicaciones de US$ 400.000 millones.
  • Una oportunidad de crecimiento para los proveedores de contenidos de US$ 200.000 millones.

“Uno de los principales, sino el mayor desafío de hoy, es lograr que el acceso a Internet sea verdaderamente universal, que es la base fundamental para el desarrollo”, dice Ariel Fleichman, socio de PwC Strategy&.

“Para lograr que la población en los países en desarrollo participe plenamente en la economía moderna y se beneficie del impacto transformador de Internet, tenemos que hacer que el acceso a Internet sea más fácil y más barato, proporcionar a las personas razones de peso para estar en línea y apoyarlos a medida que descubren Internet y lo utilicen por primera vez”.

La desaceleración del crecimiento de internet se debe al surgimiento de barreras, entre ellas costos de cobertura, velocidad, capacidad de la infraestructura existente y su necesidad de actualización e implementación de nuevas infraestructuras donde hoy no existe. El estudio revela que los precios de acceso a Internet deberían caer cerca de un 70% para que sea accesible a un 80% de la población, se debe trabajar en áreas clave como  conectividad, contenidos y servicio para traer a más personas en línea:

  • La sustitución de las actuales redes 2G con 3G o 4G / LTE podría traer una reducción del 60-70% en el costo por MB para atender a los mercados en desarrollo, haciéndolos rentables para los operadores de servicios de Internet y poniendo internet a disposición de más de 2 mil millones de personas.
  • Proveer el contenido a través de una serie de redes locales de alta velocidadlo haría más accesible a otros 300 millones de personas.
  • La distribución del contenido offline, mediante el intercambio de datos nacionales y regionales mejoraría el acceso y la asequibilidad a otros 170 millones de personas.
  • Contenidos educativos, servicios sociales u oportunidades de negocios ofrecidos por los gobiernos podrían crear incentivos para que más de 200 millones de personas se conecten.
  • Accesos subsidiados, por ejemplo centros de aprendizaje, podrían aportar otros 500 millones de personas a nivel mundial.

 

“El Mercado de Conectividad debe proveer acceso a los usuarios finales, ser asequible y de alta calidad.  El Mercado de Contenidos crea motivos relevantes para incentivar a los usuarios a conectarse.  El Mercado de Retail cumple dos funciones.  Primero, pone los productos y servicios de internet al alcance de los usuarios, vendiendo paquetes de datos, equipos, servicios.  Segundo, promueve el conocimiento de internet y sus beneficios” explica Ariel Fleichman, socio de Strategy& Argentina.

“La Internet inclusiva del futuro será diferente de la Internet actual” continúa el reporte de Strategy&. “Será lingüística, cultural y económicamente más adaptada a las necesidades de los que ahora no están conectados y será el canal primario para la prestación de servicios críticos a los más marginados en la economía de hoy. Las razones para conectarse se inclinarán hacia la productividad, la micro empresa y la educación, y habrá crecimiento en el comercio electrónico sin intermediarios a los consumidores más pobres”.

 

10 mecanismos para la inclusión global

En el Mercado de Conectividad

  1. Cambiar el espectro lejos del 2G: Internet se vuelve más asequible.
  2. Mejor distribución de contenidos en línea: posibilidad de descargar contenido en caché local y consumir fuera de línea.
  3. Más infraestructura nacional e internacional para Internet: precios de acceso a Internet más baratos

En el Mercado de Contenidos

  1. Contenido educativo relevante: Proporciona una razón de peso para estar en línea
  2. Servicios sociales en línea: Permite a los ciudadanos participar con el gobierno con mayor facilidad y los hacen menos vulnerables a la corrupción (procesos más transparente)
  3. Contenido de las oportunidades de negocios: El usuario se conecta para hacer negocios, ser más productivo y tener mayor acceso al mercado.

En el Mercado de Retail

  1. Modelo de ventas High-touch: Proveer la información, ventas comunitarias y validación que los consumidores con menos recursos desean antes de adoptar nuevos productos o servicios.
  2. Acceso subsidiados: Accesos más económicos para sectores de bajos recursos.
  3. Proposiciones de valor más simples: Reduce el riesgo financiar de nuevos usuarios.

Para el último medio millón

  1. Tecnologías disruptivas: Las innovaciones tecnológicas alcanzarán a los sectores más pobres y remotos.

 

Alcanzar la población más remota y con menores recursos del mundo requerirá el uso de tecnologías innovadoras y disruptivas. “Tenemos que encontrar nuevos enfoques en los mercados de Conectividad, Contenido y Retail si se quiere aprovechar el poder de Internet para el desarrollo humano y la reducción de la pobreza”, dice Andrew Bocking, director de producto de Internet.org en Facebook.

 





#leydemedios: @Grupo_Clarin tendrá más plazo (que Manzano-Vila) para informar eventuales nuevos titulares

13 02 2014

[Una versión similar a esta nota se publicó el 13/02/2013 en La Nación]

La ley de servicios de comunicación audiovisual podría cerrar este lunes un nuevo capítulo de su accidentada historia pero sin producir aún ninguna transformación concreta en el mapa de medios de la Argentina: la mayoría oficialista del directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) se apresta a declarar admisibles sin cambios el plan de adecuación a la norma presentado por el grupo Clarín, que además tendrá más tiempo que otros grupos para llevar a la práctica esa propuesta.

También aprobará, pero con algunas exigencias, el plan propuesto por Manzano-Vila, el segundo grupo de medios del país, cuya adecuación completa podría quedar suspendida para el caso de su principal empresa, la cableoperadora Supercanal, hasta que se efectivice la homologación de su concurso de acreedores iniciado el 19 de abril de 2000, hace 15 años, y se resuelva una medida cautelar dictada en un misterioso juicio que impide al Afsca innovar sobre las licencias.

Lee el resto de esta entrada »





#Infografia Precio y velocidad del acceso a Internet en América latina, país por país

24 09 2013

[Esta nota se publicó en La Nación el viernes 20 de septiembre de 2013]

A diferencia de lo que ocurre en el resto de América latina, en la Argentina los precios del acceso a Internet no bajan y se mantienen en el tope entre los más caros de la región. Pero si se consideran sólo los precios de los planes más baratos (los que afectan a los hogares de menos recursos), los valores aumentan. En cambio, en calidad de conexiones el país sigue retrasándose y ya integra el pelotón de los últimos. Así lo confirma la cuarta edición del informe “El precio de la conectividad en América latina y el Caribe”, a cargo del especialista Hernán Galperín, investigador de la Universidad de San Andrés (Udesa) y del Conicet.

“Si se compara en dólares corrientes el gasto mínimo que debe realizar un hogar para abonarse al servicio de acceso a Internet de banda ancha fija, la Argentina es el segundo país entre los más caros de América latina, sólo superado por México”, señala el trabajo.

En la Argentina, el plan más barato de Internet fija en el segundo trimestre del año promedió los US$ 25,8, muy por encima del promedio regional: US$ 18,7.

Si el análisis de precios se hace usando el tipo de cambio ajustado por el criterio de paridad de poder de compra (PPP, en inglés), que elimina posibles distorsiones en los valores nominales de las monedas, la Argentina pasa a ser el país más caro de toda América latina.

Así medido, ese abono sube hasta US$ 56,6, contra los US$ 31,7 del promedio regional. Brasil, Uruguay, Colombia y Chile, entre otros países, se ubican por debajo de ese promedio.

Precios y calidad de Internet en America latina

“En promedio, el gasto mínimo que enfrentan los hogares latinoamericanos para conectarse a banda ancha se redujo a una tasa anual de 4% entre 2010 y 2013 [-11% en total], mientras que en la Argentina este costo, medido en dólares corrientes, se incrementó en el mismo período al 4% anual [13% en total]”, indica el trabajo. Si se considera la baja del precio por la mejora en la calidad -se da más velocidad de descarga sin modificar la tarifa-, la caída del precio que se registra en la Argentina es mucho menor que en otros mercados de la región. Mientras que aquí en cuatro años el valor del mega se redujo el 47%; en Uruguay, Brasil y Ecuador, esa merma superó el 80%. Para Galperín, “con estos niveles de precio, es poco probable que se logre conectar a la mitad de los hogares que aún no tienen acceso a Internet”.

En banda ancha móvil para PC o dispositivos similares mediante modem USB el panorama tampoco es favorable al país. “Si se consideran los abonos mensuales pospagos que permiten al menos 1 giga de descarga de datos, la Argentina se ubica segunda entre los mercados más caros, por detrás de Ecuador y 62% sobre el promedio general”, precisó el estudio.
Lee el resto de esta entrada »





Inaugurará @TelpinPinamar‎ en 2014 red de #FTTH con velocidades de 80 mega para 2200 abonados

24 09 2013

Le pedí al dirigente cooperativo Darío W. Olivier un comentario acerca del informe de la Udesa sobre la calidad y el precio del acceso a Internet en América latina y esto fue lo que me respondió.

Por Ing. Dario W. Oliver, gerente general de Telpin Ltda y presidente de Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel)

En cuanto a la calidad del servicio asociada a la velocidad hay que decir lo siguiente. Si consideramos que las redes de acceso fijo son básicamente por pares de cobre o cable coaxil, la velocidad máxima que puede brindarse es 30 Mbps. Para brindar velocidades más altas debe utilizarse FTTH (fiber to the home) y esta tecnología aún no tiene grandes despliegues nacionales, salvo Uruguay donde la estatal Antel prevé llegar al millón de hogares en los próximos dos años.

Por eso me parece poco creíble que el promedio de la región sea de 54 Mbps, que Brasil tenga 200 Mbps o que México tenga 100 Mbps. Puede ser cierto que en estos países exista alguna oferta limitada de servicios con estas velocidades.

En nuestro caso particular (Telpin) estamos desplegando una red para 2200 usuarios FTTH que estará finalizada a principios de 2014 y cuya velocidad de acceso será de 80 Mbps mínimo.

Respecto de la velocidad de acceso se debe tener en cuenta que más velocidad no implica más calidad de servicio. Se pueden brindar accesos de 100 Mbps al hogar pero si el backbone de Internet no es bueno esa velocidad no sirve de mucho.

Según nuestras pruebas, con velocidades más allá de 10 Mbps se obtiene la misma calidad de servicio. Esto depende de la cantidad de usuarios simultáneos en el hogar.
La pregunta es para qué usa la gente su conexión de internet y si ese uso se satisface con el servicio que se brinda.

El uso más demandante y más demandado, sin ninguna duda, es el de video online y un streaming de video de alta calidad, por ejemplo de Netflix requiere 2,5 Mbps. Otro servicio demandante es la descarga de archivos. Usando algún cliente torrent se puede requerir como mucho 6 a 7 Mbps (con esta velocidad se descarga un archivo de 1,3 Gb equivalente a una hora de video HD, en 20 minutos). Velocidades más altas son difíciles de conseguir porque la red Internet no rinde más que eso.

Por lo tanto con 20 a 30 Mbps de acceso se puede tener una experiencia de usuario más que satisfactoria.
Está claro que las empresas que brindamos accesos fijos debemos incrementar las velocidades de acceso para satisfacer la demanda de nuevos servicios pero que no solo se limitan a internet, que es un servicio más y probablemente no el que más ancho de banda requiera.

Me refiero a que los accesos fijos se utilizarán para IPTV, cámaras de vigilancia, etc. que requerirán velocidades que las redes actuales de cobre no podrán cubrir.
Lee el resto de esta entrada »





La libertad de expresión en Internet empieza por… tener Internet

11 09 2013

Esto fue lo que dije (o tenía previsto decir) el 11 de septiembre de 2013 en el panel “Libertad de expresión en Internet: casos de actualidad”, que tuve el honor de compartir con la diputada nacional Paula Bertol; la presenta de Vía Libre y docente universitaria, Beatriz Busaniche; y el periodista de Canal 26, Eduardo Serenellini, con la moderación del periodista de Todo Noticias y Canal 13 y docente universitario Santiago do Rego, en las “V Jornadas Nacionales sobre Imagen, Comunicación y Redes Sociales” en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Muchas gracias Fernando Tomeo por la invitación.

UBA 11 septiembre

I.- Introducción
En las elecciones legislativas del 28 de junio de 2009, en La Nación usamos -tal vez por primera vez- las redes sociales para una cobertura informativa de un acontecimiento en curso. Fue el primer contacto de muchos periodistas del diario con Twitter. Varias decenas de periodistas, con teléfonos inteligentes, recorrieron escuelas y sedes partidarias y reportaron desde allí distintos tipos de información. Fue un intento también de colaborar en la transparencia de la elección, que en el interior del conurbano profundo siempre despierta dudas.
Lee el resto de esta entrada »





¿Cuánto vale un usuario de Facebook?, por Patricio O’Gorman (@patoguru)

28 02 2013

Para la nota Me Gusta Facebook. La mita de los argentinos ya tiene una cuenta, publicada hoy en La Nación, le pedí un breve análisis a Patricio 0’Gorman, profesor de Estrategia Digital del Graduate School of Business de la Universidad de Palermo (UP) y coautor (junto con Gabriel Foglia) de Diginomics, el impacto de la tecnología en los negocios. Aquí reproduzco su versión completa.

Los números globales de Facebook hablan por sí solos: más de 1000 millones de usuarios, casi 70% usan la plataforma móvil y 618 millones activos diariamente. En Argentina, no son menos impresionantes: 20 millones de usuarios que usan la red social durante un promedio promedio de 10 horas por mes (sólo levemente superado por Rusia). El resultado es una empresa valuada en más de US$ 64 mil millones.

¿Cuánto vale un usuario? Muchísimo, según la red social. Al elegir usar Facebook, se evita elegir otra red, simplemente porque la gente no tiene suficiente tiempo para cargar todos sus contactos y fotos en múltiples lugares. La Ley de Metcalfe dice que el valor del usuario es igual a n al cuadrado, siendo n la cantidad de usuarios. Por eso, el foco está siempre en intentar incrementar la cantidad de usuarios.

Hace unos años se empezó a hablar de una nueva ley, la Ley de Zuckerberg, donde lo que comparte cada usuario en la red social se duplica cada año. Entonces, el foco está en tener más usuarios que compartan cada vez más, que incrementa el uso, y a su vez genera más usuarios, y genera un ciclo de retroalimentación positiva hacia la red.

Las redes sociales, como muchos sitios de la era puntocom en su momento, buscan crecer en cantidad de usuarios para después pensar en cómo monetizarlos. Productos como GraphSearch, lanzado por Facebook en versión beta limitado hace semanas, promueven la búsqueda de personas, servicios, restaurantes e intereses entre la red social.

Es relevante porque dice qué te recomiendan tus amigos y qué les gusta a ellos. El objetivo de esto es simple: incrementar el uso de cada uno de los servicios, para transformarlo en más importante, relevante y capturar una mayor porción del gasto de los usuarios, que migran al mundo móvil a pasos agigantados. De esto, ni más ni menos, depende el futuro del éxito – o fracaso – de las redes sociales e inevitablemente, de Facebook.





Desmonopolización, transparencia y modernidad: tres grandes promesas incumplidas de la ley de medios audiovisuales

17 09 2012

Invitado por las senadoras Norma Morandini, María Eugenia Estensoro y Laura Montero, participé como panelista en la audiencia “Aplicación de la ley de servicios de comunicación audiovisual. A tres años de su sanción”. Compartí el panel con Henoch Aguiar y Guillermo Mastrini. También había confirmado su presencia el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Santiago Aragón, cuya renuncia a ese cargo se publicó hoy en el Boletín Oficial. Por obvias razones no estuvo. Fue un honor estar sentado al lado de dos grandes profesionales, maestros en sus disciplinas, de esos que uno suele leer o escuchar en la vida universitaria, y tiene como referentes. Por todo esto, también era una gran responsabilidad lo que dijera, así que me lo terminé escribiendo. Lo que sigue a continuación es el texto completo de lo que pensaba leer en ese contexto. Por razones de tiempo, lo que leí fue un 70 u 80 por ciento de lo que sigue. A pedido de algunos interesados… ahí va.

Anoche, mi hijo mayor –que tiene 6 años y es muy futbolero- se quedó sin TV porque no cumplió con alguna indicación de su madre. Mi hijo mira todos los partidos que puede, y anoche se complicó. Pero TV no es PC. Y preguntó si podía usar la computadora. Se le dijo que sí porque después de todo aquella pequeña falta no era para tanto. Los siguientes pasos: Google, Roja Directa y, en pocos segundos, gracias a una conexión normal de 5 megas, allí estaba mirando en la PC los partidos en vivo. Como todo chico de esa edad con acceso a la web, prefiere ver TV en Internet. Y de hecho, contra lo que muchos aquí podrían llegar a pesar, mi hijo es fanático de José Zamba, el personaje principal de Paka-Paka. No dejó un solo capítulo sin ver –algunos más de una vez- .

Doy clases en la universidad, y cada comienzo de cuatrimestre hago una encuesta rápida entre los estudiantes, de 18 a 20 años aproximadamente, sobre qué ven y cómo ven. En los últimos años, ya contabilicé algunos primeros casos de alumnos universitarios que no tienen televisor en su casa, que ven TV por Internet. Y sobre películas y series: 11 millones de usuarios únicos mensuales llegó a tener Cuevana, el sitio de cine y series sobre el que los tribunales argentinos no han sabido todavía qué decir.

Estas anécdotas, me parece, vienen a cuento para poner en contexto de qué estamos hablando cuando hablamos de medios y de comunicación en estos tiempos, donde la convergencia tecnológica y las profundas transformaciones en el cambio de hábitos de las audiencias desdibujó completamente las fronteras entre la radio, la televisión y la prensa escrita, pero también está borrando los límites que nos permitían distinguir la radiodifusión de las telecomunicaciones, e incluso más, lo que distinguía a los fabricantes de dispositivos de los productores y distribuidores de contenidos. Hoy podemos decir que grandes conglomerados globales como Time Warner o Disney compiten por la audiencia con AT&T, pero también con Google, Microsoft, Sony o Apple.

Este es el verdadero contexto: convergente, miltimedial, global, hiperconectado, hipersocial y con una audiencia activa, que no sólo consume contenidos de manera pasiva sino que produce sus propios mensajes, o reinterpreta y reelabora los que recibe.

La ley de medios, a la que se intentó dotar de un carácter refundacional del país, prácticamente como si fuera una segunda Constitución, se debatió de espaldas a esas realidades. No obstante, es justo reconocer que esta norma trajo al marco regulatorio de la comunicación mediada algunas novedades positivas. En general, un conjunto de buenas intenciones que fueron el resultado de años de búsqueda, investigación y militancia de múltiples actores de la comunicación.

A tres años de su sanción, la ley de medios no cumplió ninguna de aquellas promesas. Quince minutos no alcanzan para un análisis extenso, por lo que sólo me voy a centrar en algunos aspectos:
– La promesa de la desmonopolización
– La promesa de la transparencia
– La promesa de la modernidad

Lee el resto de esta entrada »





Pascual Calicchio: “Hay que discutir ‘planes de negocios’ viables para las radios comerciales y ‘planes de sustentabilidad’ para las radios sin fines de lucro”

13 09 2012

Para la nota “La radio, en crisis y bajo control oficial”, que La Nación publicó el 13 de septiembre de 2012, consulté entre otros a Pascual Calicchio, docente de Políticas y Planificación de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), asesor de la Comisión de Comunicación e Informática de la Cámara de Diputados de la Nación. A continuación reproduzco completa la entrevista que le realicé por mail.

-¿Cuál es el panorama de la radio en la Argentina hoy?

– La radio se está replanteando su futuro pero nadie se arriesga a dictar sentencia al respecto. Es el medio al que más le cuesta definir un “plan de negocios” sustentable y conseguir publicidad, pero tiene la ventaja de sus menores costos frente a la TV.
Hoy hay una gran saturación del espectro en los grandes centros poblacionales que va a ser difícil de resolver y no hay todavía un plan técnico al respecto. Como algo positivo se han lanzado a concurso 687 licencias de FM en 10 provincias donde no hay conflicto, incluyendo sin fines de lucro, lo que es un avance, pero no está claro cómo se va a normalizar el espectro en el resto del país.

Me interesaría destacar en este sentido que en la radio es donde tenemos más posibilidad de que las organizaciones sin fines de lucro ocupen el 33% del espectro (siempre y cuando se resuelva el problema del espacio) por la experiencia que hay en el sector con más de 25 años de trayectoria en condiciones adversas y cientos de radios funcionando. Sumado a esto un costo menor que el de la televisión.
A diferencia de lo que pasó en la TV, Lo que no está definido todavía es cómo y con que sistema se va a dar el salto a la radio digital permitiendo el acceso de nuevos actores (fundamentalmente sin fines de lucro) sin afectar la gratuidad del servicio y sin que haya que pagar licencias tecnológicas como en el caso de la norma IBOC.
Creo que las necesidades actuales pasan entonces por discutir “planes de negocios” viables para las radios comerciales y “planes de sustentabilidad” para las radios sin fines de lucro mientras se empieza un debate urgente sobre el proceso de digitalización.
Lee el resto de esta entrada »