La inclusión global en #Internet podría sacar a 500 millones de personas de la pobreza y agregar US$ 6700 millones al PIB global

24 05 2016

La consultora PwC distribuyó la siguiente gacetilla con datos de Connecting the World: Ten mechanisms for global inclusion, un informe encargado por Facebook sobre el impacto de la universalización del acceso a Internet.

 

Buenos Aires, 23 de mayo de 2016 – La inclusión global en Internet podría colocar al 7% de la población del mundo – 500 millones de personas – por encima de los niveles de pobreza absoluta, y añadir US$ $6700 mil millones a la producción económica mundial, según el nuevo estudio realizado por Strategy &, negocio de consultoría de estrategia de PwC, miembro de la red global de compañías de PwC.

El estudio, encargado por Facebook, abarcó 120 países durante un período de 10 años y describe cómo podrían eliminarse las barreras para acceder a Internet y cómo Internet podría cambiar a medida que más personas de mercados en desarrollo comiencen a estar en línea. A pesar de la revolución digital en curso, todavía hay 4 mil millones de personas desconectadas de una economía moderna, que se beneficiaría en US$ 6700 mil millones con su inclusión.

En Argentina, el 30% de los argentinos no acceden a Internet de banda ancha, por lo que el presidente Mauricio Macri anunció recientemente el Plan Federal de Internet, que llegaría en dos años a conectar hogares por un total de 29 millones de personas.  La meta de este plan es beneficiar a poblaciones que hoy no tienen conexión, o la tienen pero a altos costos y con mala calidad. El Presidente anunció también que próximamente se lanzará el Plan País Digital, que en una primera etapa garantizará Wi-Fi público y gratis en más de 1000 municipios de todo el país, los dos pasos importantes en el proceso de inclusión global.

De acuerdo con el informe “Connecting the World”, la inclusión global en Internet significaría que podría haber cinco usuarios de Internet de mercados en desarrollo por cada uno de los mercados desarrollados, en comparación con la proporción actual de dos a uno.

Tener al mundo online crearía enormes beneficios para los países en desarrollo y para las empresas en los próximos cinco años, incluyendo:

  • Mejoras sociales y económicas para más de 4 mil millones de personas.
  • Una producción económica mundial adicional de US$ 6700 mil millones
  • Una oportunidad de crecimiento para los operadores de telecomunicaciones de US$ 400.000 millones.
  • Una oportunidad de crecimiento para los proveedores de contenidos de US$ 200.000 millones.

“Uno de los principales, sino el mayor desafío de hoy, es lograr que el acceso a Internet sea verdaderamente universal, que es la base fundamental para el desarrollo”, dice Ariel Fleichman, socio de PwC Strategy&.

“Para lograr que la población en los países en desarrollo participe plenamente en la economía moderna y se beneficie del impacto transformador de Internet, tenemos que hacer que el acceso a Internet sea más fácil y más barato, proporcionar a las personas razones de peso para estar en línea y apoyarlos a medida que descubren Internet y lo utilicen por primera vez”.

La desaceleración del crecimiento de internet se debe al surgimiento de barreras, entre ellas costos de cobertura, velocidad, capacidad de la infraestructura existente y su necesidad de actualización e implementación de nuevas infraestructuras donde hoy no existe. El estudio revela que los precios de acceso a Internet deberían caer cerca de un 70% para que sea accesible a un 80% de la población, se debe trabajar en áreas clave como  conectividad, contenidos y servicio para traer a más personas en línea:

  • La sustitución de las actuales redes 2G con 3G o 4G / LTE podría traer una reducción del 60-70% en el costo por MB para atender a los mercados en desarrollo, haciéndolos rentables para los operadores de servicios de Internet y poniendo internet a disposición de más de 2 mil millones de personas.
  • Proveer el contenido a través de una serie de redes locales de alta velocidadlo haría más accesible a otros 300 millones de personas.
  • La distribución del contenido offline, mediante el intercambio de datos nacionales y regionales mejoraría el acceso y la asequibilidad a otros 170 millones de personas.
  • Contenidos educativos, servicios sociales u oportunidades de negocios ofrecidos por los gobiernos podrían crear incentivos para que más de 200 millones de personas se conecten.
  • Accesos subsidiados, por ejemplo centros de aprendizaje, podrían aportar otros 500 millones de personas a nivel mundial.

 

“El Mercado de Conectividad debe proveer acceso a los usuarios finales, ser asequible y de alta calidad.  El Mercado de Contenidos crea motivos relevantes para incentivar a los usuarios a conectarse.  El Mercado de Retail cumple dos funciones.  Primero, pone los productos y servicios de internet al alcance de los usuarios, vendiendo paquetes de datos, equipos, servicios.  Segundo, promueve el conocimiento de internet y sus beneficios” explica Ariel Fleichman, socio de Strategy& Argentina.

“La Internet inclusiva del futuro será diferente de la Internet actual” continúa el reporte de Strategy&. “Será lingüística, cultural y económicamente más adaptada a las necesidades de los que ahora no están conectados y será el canal primario para la prestación de servicios críticos a los más marginados en la economía de hoy. Las razones para conectarse se inclinarán hacia la productividad, la micro empresa y la educación, y habrá crecimiento en el comercio electrónico sin intermediarios a los consumidores más pobres”.

 

10 mecanismos para la inclusión global

En el Mercado de Conectividad

  1. Cambiar el espectro lejos del 2G: Internet se vuelve más asequible.
  2. Mejor distribución de contenidos en línea: posibilidad de descargar contenido en caché local y consumir fuera de línea.
  3. Más infraestructura nacional e internacional para Internet: precios de acceso a Internet más baratos

En el Mercado de Contenidos

  1. Contenido educativo relevante: Proporciona una razón de peso para estar en línea
  2. Servicios sociales en línea: Permite a los ciudadanos participar con el gobierno con mayor facilidad y los hacen menos vulnerables a la corrupción (procesos más transparente)
  3. Contenido de las oportunidades de negocios: El usuario se conecta para hacer negocios, ser más productivo y tener mayor acceso al mercado.

En el Mercado de Retail

  1. Modelo de ventas High-touch: Proveer la información, ventas comunitarias y validación que los consumidores con menos recursos desean antes de adoptar nuevos productos o servicios.
  2. Acceso subsidiados: Accesos más económicos para sectores de bajos recursos.
  3. Proposiciones de valor más simples: Reduce el riesgo financiar de nuevos usuarios.

Para el último medio millón

  1. Tecnologías disruptivas: Las innovaciones tecnológicas alcanzarán a los sectores más pobres y remotos.

 

Alcanzar la población más remota y con menores recursos del mundo requerirá el uso de tecnologías innovadoras y disruptivas. “Tenemos que encontrar nuevos enfoques en los mercados de Conectividad, Contenido y Retail si se quiere aprovechar el poder de Internet para el desarrollo humano y la reducción de la pobreza”, dice Andrew Bocking, director de producto de Internet.org en Facebook.

 





#TV Los argentinos, entre los cinco principales consumidores de noticias extranjeras del mundo

12 05 2016

Días atrás, recibí la siguiente gacetilla de PwC. Me pareció interesante y la comparto. No menos interesante me parece el hecho de que quien financió el estudio es el canal estatal ruso Russia Today, interesado en influir en la agenda de las audiencias globales (más que otros, a mi criterio).

PwC ha publicado recientemente el informe “The rise of cross-border news”, el cual analiza el impacto y crecimiento de las noticias cross-border, es decir, aquellas que se consumen fuera del país de origen. El estudio, resultado de una encuesta a más de 5000 televidentes alrededor del mundo -Argentina incluida-, destaca a la disponibilidad, curiosidad y movilidad como el motor del crecimiento de las noticias transfronterizas.

Con el 77% de respuestas positivas, Argentina se ubica entre los cinco países con más consumo de noticias transfronterizas por mes, junto con España, México, India y Egipto. Respecto del medio por el cual se consumen estas noticias, Argentina, España, México y Egipto optan por hacerlo mediante la web, mientras que India, que tiene el mayor porcentaje de consumo de noticias transfronterizas, todavía tiene a la televisión como el formato más dominante. Con respecto al contenido, el 53% de los argentinos consultados afirmó utilizar estos canales de información para acceder a noticias del país emitidas desde el  exterior.

“El uso de noticias transfronterizas tiene una alta prevalencia en todos los mercados, pero en especial en los emergentes. Los principales proveedores de noticias transfronterizas pertenecen a Estados Unidos y al Reino Unido, pero los que más rápido crecimiento presentan son los países de Medio Oriente, Asia y Rusia” sostiene Carolina Ares, gerente senior de Marketing y Comunicaciones de PwC Argentina. Y agrega: “Los consumidores de noticias transfronterizas son por lo general más jóvenes, más urbanos y de mayor poder adquisitivo. El auge se debe en parte a la movilidad, disponibilidad y a una búsqueda de perspectivas diversas sobre acontecimientos importantes. Hoy la gente está más conectada con el mundo y el hecho de contar con noticias de distintos perfiles y poder compartirlas hace que el aumento de noticias transfronterizas sea imparable”.

El objetivo del reporte es conocer el consumo de noticias y evaluar futuras tendencias mediante la aplicación de proyecciones de PwC a los datos de encuesta. Para la misma, se verificaron y pusieron a prueba las conclusiones en entrevistas con ejecutivos senior de medios de comunicación en cinco organizaciones globales de noticias: CNN, BBC Global News, Guardian Media Group, teleSUR y Vice Media. Para la elaboración del informe se contó además con la colaboración de la cadena de noticias RT, que validó los datos obtenidos.





Respuesta al ministro entrerriano @PedroaBaez sobre la TV digital oficial #TDT #Argentina

31 05 2014

El 29 de mayo pasado publiqué en el diario La Nación una nota periodística sobre las conclusiones de los duros informes de la Auditoría General de la Nación (AGN) sobre dos planes en los que el gobierno nacional lleva gastados -según cifras oficiales- $ 15.000 millones desde 2009: la TV digital terrestre y el despliegue de fibra óptica para telecomunicaciones. A propósito de esa información, los colegas Daniel Enz y Jorge Riani me entrevistaron en FM Radio de la Plaza, de Paraná.

Tras esa intervención, en la que cité algunos de los cuestionamientos hechos por la AGN a esos planes y algunas particularidades del despliegue de la TV digital estatal en Entre Ríos, el enorme y costoso aparato de propaganda montado con recursos públicos al servicio del gobernador Sergio Urribarri se volcó en mi contra con bastante fuerza. El ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez y el secretario de Telecomunicaciones, Sergio Del Canto, entre otros funcionarios cuestionaron la veracidad de mis dichos y me acusaron de “desinformar maliciosamente” y de ser “empleado de La Nación”.

Además, algunos cibermilitantes me provocaron en la red social Twitter, esperando tal vez una respuesta destemplada, y -entre otros- los diarios ligados a Urribarri a través de su empresario fetiche, el rosarino Ramiro Nieto, difundieron ampliamente esa posición oficial. Nieto, a través de su productora VTS y otras empresas, recibe abundante publicidad oficial de la provincia (montos que el gobierno entrerriano no difunde), tiene un contrato anual de $ 1,9 millones para transmitir los actos del gobernador y recibió entre el 1° de enero de 2012 y el 30 de julio de 2013, $ 4,6 millones en publicidad oficial nacional (según cifras que pueden contrastarse aquí o, mejor, aquí; todo eso sin contar que es un importante proveedor de producción televisiva para el programa Fútbol para Todos.

En este texto me defiendo de las acusaciones de Báez, quien -en el apuro- pone en mi boca cuestionamientos señalados por la AGN, uno de los órganos de control del Estado creados por la Constitución Nacional. Por ejemplo, es esa auditoría y no yo quien sostiene -tras un análisis técnico de la información oficial- que no se sabe a quiénes fueron otorgados los decodificadores repartidos y si efectivamente fueron repartidos los 1,4 millones de dispositivos comprados por el Estado nacional a empresas como Cometrans (de los hermanos Cirigliano, ex operadores del siniestrado tren Sarmiento y del tren Mitre).

El funcionario me fustiga por el lugar donde me desempeño como periodista, desconociendo que también me emplean en relación de dependencia dos instituciones universitarias, en las que enseño e investigo. Y que en el pasado trabajé como periodista en otros medios (incluidos FM Nogoyá y Canal 4 Nogoyá Televisora Color, donde comencé mi formación). Sí, yo también soy entrerriano.

Tiene razón Báez cuando corrige mi referencia al despliegue de la TV digital en Entre Ríos, donde hay tres plantas transmisoras (Paraná, Gualeguaychú y Concordia) y no dos como señalé. Ante una pregunta concreta de mis colegas Enz y Riani, recurrí a la memoria y me falló. En el país, según reveló días atrás del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, existen más de 80 plantas transmisoras instaladas de la TDT, número que pronto superará las 100.

Báez es un optimista de la TV digital, que viola sistemáticamente varios artículos de la ley de medios con la coartada de ser una tecnología experimental (no lo es desde hace años en varios países europeos), y destaca el reparto de los receptores satelitales y las antenas instaladas en 1300 escuelas, como si las señales que allí se emiten (algunas de ellas de propiedad privada, como CN23 del grupo Garfunkel-Szpolski; C5N, de Cristóbal López; y 360 TV, de los dueños de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta) fueran claves en la formación de los niños y jóvenes.

Urribarri, como ha hecho saber a través de Báez, está en todo su derecho de creer que “la TDA es una de las políticas de mayor inclusión social y democratización del acceso a los bienes culturales que lleva adelante nuestro gobierno nacional”. La violación de la ley de medios y el deliberado sesgo que se da a la oferta televisiva de la TV digital gubernamental permiten asegurar que ocurre más bien lo contrario: lo que busca ese sistema no es democratizar sino desinformar. Pero además, Urribarri-Báez ignoran (o niegan) datos objetivos que permiten sostener que el sistema (en el que desde 2009 y hasta fin de este año se habrán invertido $ 6749 millones, según el ministro De Vido) no tuvo el éxito esperado.

Aún después de lanzada la TV digital, en 2009, la penetración de la TV por cable (que en Entre Ríos tiene una fuerte presencia de pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas aún en manos de sus pioneros) siguió creciendo y llegó en la provincia al 68,7% de los hogares con TV en 2013 (en 2012, ese porcentaje había sido de 65%).Si en Argentina hubiera verdadera competencia, con productos de menor precio (como ocurre en otros países de la región), ese porcentaje sería mayor. En el promedio nacional, más del 80% de los hogares tienen TV paga (incluso buena parte de las familias de menores recursos). Esa situación no ha cambiado.

En donde la TV por cable parece haber empezado a retroceder (de la mano de lo que en la industria se conoce como cord cutters, en general jóvenes que se desconectan del servicio y privilegian su abono a la banda ancha) no crece la TV abierta (cuyos niveles de audiencia caen indefectiblemente) sino las plataformas de video a demanda como Netflix y otros servicios de streaming de video. Lamentablemente, la calidad de la banda ancha en Entre Ríos impide en la mayor parte del territorio la libertad de poder elegir ese tipo de contenidos y esa modalidad de consumo.

Investigaciones ad hoc de varias universidades nacionales han confirmado que la mayor parte de los decodificadores repartidos (sean los que fueren y los tenga quien sea) no se usan (lamentablemente, las universidades que cuentan con esos datos han preferido no revelarlos). En la misma línea, un trabajo de la filial local de la consultora francesa Dataxis reveló que sólo en 100.000 hogares argentinos la TV digital es la pantalla principal. Báez es optimista y piensa que la transmisión del Mundial de Brasil podría mejorar esa performance. Como ya he dicho, está en su derecho.

Báez, que además representa a Entre Ríos en el Consejo Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, CFSCA, órgano creado por la ley de medios, comete un grave lapsus en su réplica: sostiene que en la TV digital se pueden encontrar “señales de licencias privadas que aparecen en el sistema pago, pero que en este caso llegan al televidente sin costo alguno”. Las señales privadas transmitidas por la plataforma estatal no tienen licencia ni pasaron por concurso alguno tal como exige la ley de medios, que Báez debería defender desde el CFSCA). También modifica la historia al sostener que el canal Encuentro “ha sido resistido” por el grupo Clarín para incorporarla a la grilla de Cablevisión. Esa señal fue creada e incluida en la grilla de esa cableoperadora en 2005, cuando el CEO del conglomerado de medios, Héctor Magnetto, y el entonces presidente Néstor Kirchner, tenían una relación espléndida. Tan bueno era ese diálogo que muchas veces tuvo como escenario la residencia presidencial de Olivos en comidas a las que también asistieron la ahora presidenta Cristina Kirchner y su entonces jefe de gabinete, Alberto Fernández.

Deliberadamente o por descuido, Báez también pone en mi boca expresiones de la AGN en relación al despliegue de la red federal de fibra óptica, que comenzó a construirse en 2010 y aún no tiene ningún tramo iluminado (con excepción del salto continente-Tierra del Fuego operado por la empresa Telefónica). En total, este año la inversión en este proyecto sumará $ 9896 millones en poco más de cuatro años.

Como es ya evidente hasta para quienes apoyaron activamente la sanción de la ley de medios en 2009, no es cierto que la comunicación audiovisual se haya democratizado, tal como afirma Báez. Con excepción de los grupos de medios surgidos en estos años al ritmo de la pauta oficial y otros subsidios públicos, y en buena medida al margen de la ley de medios, no hay nuevas voces. Es más, tal como hemos publicado en La Nación y ha verificado la organización no gubernamental Chequeado, son mayoritariamente gubernamentales las radios y canales de TV creados con el nuevo marco jurídico.

Para Báez, “que argentinos para los que pagar un abono de televisión por cable resulta un lujo, como los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, los jubilados, pensionados y ciudadanos de menores ingresos, puedan acceder a un servicio de calidad y gratuito, es algo que molesta los intereses concentrados de la economía, y encuentran en los medios hegemónicos voceros que se prestan para desacreditar políticas justas como la de la Televisión Digital Abierta”. Pedro, ¡fue la Presidenta la que destacó que las villas están llenas de antenas de DirecTV! 
PD: Hace menos de un mes, el gigante estadounidense de las telecomunicaciones AT&T ofreció US$ 48.500 millones por la operación continental de DirecTV. La fusión AT&T-DirecTV da origen a la mayor empresa de telecomunicaciones y medios audiovisuales del continente… ¿Quién es ahora el más hegemónico?





Los “21 puntos”, corazón partido de la #leydemedios de los que ya pocos se acuerdan

9 11 2013

El corazón de la ley de medios audiovisuales, que dio lugar a una de sus cualidades casi míticas, está en los “21 puntos para una radiodifusión democrática” elaborados por la Coalición por una Radiodifusión Democrática, un grupo grueso de universidades, entidades y personalidades de la comunicación (de la “emisión” más que de la “recepción”, aunque suene extraño hacer ese tipo de distinciones en esta época).

Representantes de esa coalición –que fue perdiendo integrantes a medida que fue siendo cooptada por el kirchnerismo- fueron recibidos por la presidenta Cristina Kirchner y visitaron con frecuencia a los distintos presidentes de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), incluido Martín Sabbatella.

Sabbatella –entre otros funcionarios oficiales, a los que hay que sumar al jefe de gabinete Juan Abal Medina– suele recordar que la ley de medios se originó en aquellos 21 puntos, sin aclarar cuánto de ese ADN hay en la ley de medios y en su aplicación. 

Un repaso por los 21 puntos mentados demuestra que al menos la mitad de ellos no están presentes en la ley o son violados sistemáticamente. ¿Qué no?, repasemos uno por uno (resumo los puntos para poder abarcarlos, quien quiera leerlos en versión completa, puede ir aquí).

1.- Derecho a la comunicación (SE CUMPLE. Digamos que está en el texto de la ley y eso ya es bastante, pero a juzgar por las restricciones al acceso a la información del Estado desde 2007 hasta el presente, es letra muerta y algo vieja en tiempos de Internet)

2.- Radiodifusión no es simple negocio comercial sino servicio esencial  (SE CUMPLE. Digamos que se cumple porque está en el contenido de la ley, pero habría que plantear algunos grandes asteriscos de esos que aclaran al pie con letra chiquita: Diego Gvirtz, Sergio Szpolski-Matías Garfunkel, productora la Corte, Gerardo Ferreyra-Osvaldo Acosta Electroingeniería-360 TV, etc.)

3.- Estará prohibida por ley la asignación arbitraria o discriminatoria de publicidad oficial (NO SE CUMPLE, no está en la ley, no hay una ley específica, hay varios fallos judiciales, algunos de la propia Corte, que el Poder Ejecutivo incumple).

4.- Frecuencias radioeléctricas no deben transferirse, venderse ni subastarse.  (NO SE CUMPLE. Sabbatella interpreta que donde la ley dice que se pueden transferir licencias “al solo efecto de la adecuación”, significa que en este proceso se pueden vender todos los medios que se quiera, no sólo aquellos que sean necesarios transferir para no exceder los topes máximos permitidos respecto del número de licencias: casos Daniel Hadad-Cristóbal López y Nemesio, entre otros).

5.- Promoción de la diversidad y el pluralismo (…) Igualdad de género e igualdad de oportunidades para el acceso y participación de todos los sectores de la sociedad a la titularidad y gestión de los servicios de radiodifusión. (SE CUMPLE A MEDIAS. La radio y la TV estatales pueden ser plurales en términos religiosos, de minorías étnicas o colectivos sociales, pero no tiene ni el más mínimo atisbo de pluralismo político, lo que viola aspectos concretos de la ley de medios. Sin fuentes de financiamiento genuinos no hay posibilidad de que algunos sectores sociales puedan acceder a medios. Y aún cuando accedan, ¿qué les asegura audiencia? En este punto vuelve a confirmarse la visión acotada que tuvo también el corazón de la ley)

6.- Políticas efectivas para evitar la concentración de la propiedad  (SE CUMPLE. Aunque, claro, el modo en que propone afectará –en mi modesto parecer el desarrollo digital de la Argentina, algo que ya he explicado en otro post–)

7.- Se deberá garantizar la indemnidad intelectual y estética de los trabajadores (NO SE CUMPLE. Por favor, sobre este punto consultar a Juan Miceli -al que por esto, le pasó esto– o Marcelo Longobardi, que por esto, le pasó esto).

8.- En los casos de una integración vertical u horizontal de actividades ligadas, o no, a la comunicación social, se deberán establecer regulaciones que promuevan el pluralismo, respeten las incumbencias profesionales y derechos intelectuales de los artistas y demás trabajadores de la comunicación y el espectáculo (SE CUMPLE Aunque el debate quizá sea otro. ¿Qué incumbencias profesionales requieren los medios y las industrias culturales del presente y del futuro inmediato? ¿Qué son los derechos intelectuales en este tiempo? ¿Cómo deben regularse?)

9.- Deberá mantenerse un registro público y abierto de licencias.  (NO SE CUMPLE. El Afsca es un organismo opaco. No son públicos esos registros si por publicidad se entiende que estén en Internet y sean fáciles de consultar para cualquier ciudadano. Pero tampoco existen si uno presenta un pedido de acceso a la información pública en los términos del aquel olvidado decreto firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner en 2003; yo participé de un pedido de ese tipo y la Afsca nos mandó a recorrer oficinas y visitar páginas web de, por lo menos, 15.000 medios de comunicación audiovisual que, según Gabriel Mariotto, hay en Argentina).

10.- No podrán ser titulares de licencias  funcionarios públicos. (NO SE CUMPLE. El país se llenó de esposas, hermanos, hijos, sobrinos, amigos de la infancia, etc. de funcionarios públicos que encabezan medios o grupos de medios de comunicación. Algunos de esos funcionarios transfirieron esos medios de manera reciente: por ejemplo, Guillermo Jenefes, ex senador que fue clave para la habilitación del tratamiento de la ley de medios en 2009, actual vicegobernador de Jujuy, dueño de Radio Visión Jujuy (un grupo provincial de medios), que se “adecuó” a la norma en los mismos términos en los que proponen hacerlo Ick (Santiago del Estero), Manzano-Vila y Clarín. De lado opositor, el diputado Francisco de Narváez conserva un tercio relevante del grupo América, en sociedad con Manzano-Vila, lo que incluye el canal de TV, una señal de noticias y la radio La Red. José Luis Manzano y Alberto Pierri, son ex funcionarios clave del gobierno de Carlos Menem devenidos luego en importantísimos empresarios de medios. Pero no son los únicos. Y no estamos contando aquí los medios comprados por amigos o a instancias de los gobernadores. La lista sería interminable).

11.- Existen tres tipos de prestadores: públicos, comerciales y comunitarios (NO SE CUMPLE. Como decía una tía abuela muy querida, “ni noticia” del 33% del espectro –otro tema para discutir porque el espectro es necesario también para la Internet móvil de alta velocidad, fundamental para que se escuchen y vean muchos más y mejores medios de los que el broadcasting permite-. Las licencias otorgadas a radiodifusores comunitarios son un puñado (muchas de ellas habían sido pedidas antes de la sanción de la ley) y el mayor problema (sobre el que la ley no dice nada) está en la ausencia de fuentes genuinas de financiamiento, lo que vuelve a esos medios dependientes del Estado, es decir –en Argentina- del gobierno de turno.)

12.- Los medios estatales deberán ser públicos y no gubernamentales. (NO SE CUMPLE, y se observa al kirchnerismo muy orgulloso de ello. La Corte Suprema, de manera superficial y meramente declarativa, adhirió a este aspecto olvidado de los “21 puntos” en su fallo de ratificación de la constitucionalidad de la ley audiovisual. Claro, para el presidente de la Afsca, Martín Sabbatella, la cosa es distinta: “Canal 7 es plural”).

13.- Los planes técnicos deberán reservar al menos el 33% de frecuencias para entidades sin fines de lucro. (NO SE CUMPLE porque ni siquiera hay “planes técnicos”. Hace unos días escuché a Graciana Peñafort destacar que sí hay plan técnico para la Televisión Digital Terrestre estatal, pero eso no está dentro de la ley de medios sino completamente fuera y si se le aplicara la ley el Estado no podría hacer lo que está haciendo: invitando a privados por decreto a transmitir sin licencia y sin haber participado de concursos por frecuencias a emitir por esa plataforma a más del 80% de la población cuando la ley sólo les permitiría llegar hasta el 35% -otro tope absurdo-).

14.- La ley establecerá cuotas que garanticen la difusión sonora y audiovisual de contenidos de producción local, nacional y propia. (SE CUMPLE A MEDIAS y Afsca permite que así sea al haber autorizado el uso de producciones estatales para cubrir el cupo de “producción local independiente” que exige la ley de medios).

15.- La explotación de los servicios de radiodifusión es indelegable y debe ser prestada por el propio titular de la licencia. (NO SE CUMPLE. Emisoras muy importantes, interesantes y destacadas alquilan las frecuencias por donde emiten –por ejemplo, Vorterix-; otras alquilan sus horarios marginales –por ejemplo, allí donde aparecen los pastores brasileños en la trasnoche-; otras alquilan espacios –lo cual está muy bien para la pluralidad de voces pero está prohibid por ley- a productoras que elaboran y comercializan sus propios programas).

16.- Las repetidoras y cadenas deben ser una excepción a la regla. (SE CUMPLE, ponele)

17. La publicidad sonora y audiovisual será de total producción nacional y deberá siempre diferenciarse de los contenidos de la programación. (SE CUMPLE. Fue la primera –y casi única- prueba de la existencia de la ley de medios: Comienzo de espacio publicitario-Fin de espacio publicitario. Pero dentro del espacio de contenidos hay innumerable cantidad de PNT –publicidad no tradicional- y sería gravísimo para la sustentabilidad de muchos medios que se prohíban, tal como se desprende de la ley. En cuanto a la publicidad de producción nacional (de lo que las “señales internacionales” están exceptuadas, aunque se produzcan y emitan desde Buenos Aires), algunas consecuencias podría tener en el Mercosur.)

18. Los sistemas de distribución de señales deberán incluir en su grilla de canales las emisoras de TV de aire de la localidad, el canal público nacional y un canal con producción informativa local y propia. (NO SE CUMPLE. Mis amigos de DirecTV se van a volver a enojar -ya se enojaron conmigo varias veces-, pero ellos son grandes incumplidores de la letra del artículo con el ok de Afsca, que centra su reclamo por el mismo asunto contra Cablevisión.  Además de obligar a tener un canal de generación propia, la ley prohíbe tener más de uno, lo que está dando lugar a situaciones absurdas como la que ocurre en Tucumán).

19. La autoridad de aplicación deberá respetar en su constitución el sistema federal y estará integrada además por organizaciones de la sociedad civil. (SE CUMPLE, ponele. Aunque por “organizaciones de la sociedad civil” suele considerarse en estos tiempos a sólo una parte de esas entidades, las que son ideológicamente afines).

20.- Se creará la figura de la “Defensoría del público” (SE CUMPLE)

21. En la nueva ley se deberá contemplar la normalización de los servicios de radiodifusión  (NO SE CUMPLE ni hay ninguna novedad al respecto. Mientras tanto, en Buenos Aires, hay frecuencias en las que emiten hasta 20 radios).





La libertad de expresión en Internet empieza por… tener Internet

11 09 2013

Esto fue lo que dije (o tenía previsto decir) el 11 de septiembre de 2013 en el panel “Libertad de expresión en Internet: casos de actualidad”, que tuve el honor de compartir con la diputada nacional Paula Bertol; la presenta de Vía Libre y docente universitaria, Beatriz Busaniche; y el periodista de Canal 26, Eduardo Serenellini, con la moderación del periodista de Todo Noticias y Canal 13 y docente universitario Santiago do Rego, en las “V Jornadas Nacionales sobre Imagen, Comunicación y Redes Sociales” en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Muchas gracias Fernando Tomeo por la invitación.

UBA 11 septiembre

I.- Introducción
En las elecciones legislativas del 28 de junio de 2009, en La Nación usamos -tal vez por primera vez- las redes sociales para una cobertura informativa de un acontecimiento en curso. Fue el primer contacto de muchos periodistas del diario con Twitter. Varias decenas de periodistas, con teléfonos inteligentes, recorrieron escuelas y sedes partidarias y reportaron desde allí distintos tipos de información. Fue un intento también de colaborar en la transparencia de la elección, que en el interior del conurbano profundo siempre despierta dudas.
Leer el resto de esta entrada »





Los cinco megamillonarios de la pauta oficial: Veintitrés, Telefé, Uno Medios, Página/12 y Canal 9

2 09 2013

[Esta nota se publicó en el diario La Nación el 2 de septiembre de 2013]

Los grupos Veintitrés, Telefé, Uno Medios, Página/12 y Albavisión (Canal 9) fueron, por lejos, las cinco empresas de medios más beneficiadas en el reparto de la pauta del gobierno nacional entre el segundo semestre de 2009 y el primer semestre de 2012, según los datos disponibles en la página web de la Jefatura de Gabinete ( http://www.jgm.gob.ar ).
Entre los cinco recibieron el 41% de los $ 1833,6 millones invertidos en este concepto en ese período. Son, además, los únicos en recibir cada uno más de $ 100 millones. Tres de esas compañías son dueñas de señales de TV abierta y una tiene inversiones en el cable, dos actividades cuya viabilidad económica fue uno de los ejes de las audiencias sobre la ley de medios convocadas por la Corte Suprema la semana pasada.
Como viene sucediendo desde hace años, las campañas publicitarias del Gobierno en esta etapa favorecieron a medios que, a excepción de Telefé y algunos del Grupo Uno, tienen muy bajos niveles de audiencia o circulación . Otra característica común es que se trata de empresas de comunicación cuya línea editorial está alineada políticamente con la Casa Rosada. El reparto arbitrario de la pauta oficial ha sido denunciado varias veces y condenado por la Justicia.

Final

* El grupo Veintitrés, de los kirchneristas Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, le facturó al Estado en concepto de pauta $ 243,4 millones y fue el único en superar largamente los 200 millones. Los diarios Tiempo Argentino y El Argentino, Radio América y la señal de noticias CN23, entre otros medios de ese conglomerado, recibieron unos 223.000 pesos por día.

* Telefé, grupo de nueve canales de TV abierta propiedad de Telefónica de España, ingresó $ 136,7 millones en el mismo período, pero tuvo en 2011 un salto notorio en el monto percibido. Telefé tiene aún pendiente de aprobación su plan de “adecuación” a la ley de medios. Según afirmó el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, a mediados de noviembre de 2012, el grupo Telefé llega al 45,5% del país, pero la empresa entiende que su cobertura es apenas del 36% de la población y para reducir el 1% excedente propone vender sus canales de Neuquén y Bahía Blanca. Afsca no cuestiona que las licencias sean controladas por una empresa que también opera en la Argentina servicios públicos, actividad incompatible con la radiodifusión, según la ley de medios.

* Uno Medios, sociedad del ex ministro menemista José Luis Manzano con el empresario Daniel Vila, controlante de América TV y una extensa red de diarios y radios, además del segundo cableoperador del país, Supercanal, recibió en los tres años relevados $ 131,1 millones. El grupo Manzano-Vila también tiene pendiente de aprobación su plan de adecuación a la ley de medios, que, entre otras cosas, contempla el reparto de las licencias entre los actuales accionistas, sus familiares y amigos para evitar que en conjunto superen los topes máximos permitidos.

* Remigio González González, empresario mexicano dueño de Canal 9, FM Aspen y al menos dos canales de televisión digital terrestre, percibió $ 128,3 millones. González González vive en Estados Unidos y es dueño de Albavisión, una muy extensa red de radios y canales de TV abierta en Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Ecuador, Bolivia y Chile.

* Editorial La Página, editora del diario Página 12 y dirigida por el empresario Fernando Sokolowicz (también beneficiario de créditos oficiales para la producción cinematográfica), recibió $ 118 millones por la pauta oficial publicada en ese periódico.
Con $ 89,8 millones, el sexto en la lista de las empresas de medios que más dinero embolsaron está el Grupo Clarín (controlante de Cablevisión, Canal 13 y otras tres señales de TV abierta, Radio Mitre y otras seis emisoras, y una editorial de diarios y revistas, entre otros medios), aunque desde 2011 prácticamente no recibe publicidad oficial. Varios fallos judiciales (en causas iniciadas por Editorial Perfil y el diario Río Negro, entre otros) condenaron en los últimos años al Estado por usar la pauta oficial para castigar o premiar a los medios en función de sus líneas editoriales.

En el segundo semestre de 2009, la Jefatura de Gabinete -encargada de las decisiones sobre pauta oficial- dejó de identificar en qué medios o programas se difunden los spots publicitarios y desde entonces sólo indica la razón social o el nombre de quien emitió la factura. De entre las empresas que percibieron más de 100.000 pesos en tres años, LA NACION identificó la integración de cada sociedad según información publicada en la segunda sección del Boletín Oficial. Luego, sumó los montos correspondientes a compañías de un mismo grupo empresario. Por ejemplo, Szpolski-Garfunkel acumuló por las sociedades Balkbrug, Soluciones Logísticas, Comunidad Virtual, Desup, Periomundo, Manucorpo y Milke; grupo Telefé lo hizo sólo por Televisión Federal, y Página 12, sólo por Editorial La Página; Grupo Manzano-Vila lo hizo por Editorial La Capital, Supercanal, Cable Televisora Color, Uno Medios, América y Red Celeste y Blanca (estas últimas empresas tienen como accionista minoritario a la familia del diputado nacional Francisco de Narváez). En tanto, el grupo Albavisión, de González-González, suma por Telearte, RQP e IMC Radios.

Sólo 26 grupos de medios recibieron más de $ 10 millones en los 36 meses que incluye el relevamiento; esas empresas concentraron el 72% del dinero repartido.
Detrás de los seis primeros, y con $ 71,1 millones facturados, sigue el grupo de medios actualmente en manos de Cristóbal López, pero que hasta abril de 2012 fue controlado por Daniel Hadad. Grupo Crónica, de Raúl y Alejandro Olmos, percibió $ 70,8 millones. Luego, en orden decreciente en dinero recibido, siguen: Diario Popular (familia Fascetto), $ 54,6 millones; Grupo Ámbito Financiero (del rosarino Orlando Vignatti), $ 31,3 millones; los medios ahora en venta de Raúl Moneta, $ 24,2 millones; la estatal Radio y Televisión Argentina RTA, $ 23,4 millones; SA La Nación, $ 21,5 millones; Luis Cetrá (Radio Rivadavia y diario universitario La U), $ 20,7 millones; Grupo Publiexpress (Eduardo Lerner), $ 18,5 millones; Grupo Telecentro (Alberto Pierri), $ 18,2 millones; Grupo Alonso, de Mendoza, $ 18,1 millones, y el ex chofer de Néstor Kirchner, Rudy Ulloa, $ 15,2 millones.

Por debajo de los $ 15 millones acumulados en tres años aparecen: Grupo Gollan, de Rosario, $ 14,3 millones; Grupo De Narváez (por el diario El Cronista), $ 13,7 millones; el grupo mexicano Televisa, $ 12,8 millones; grupo Electroingeniería, dueño Radio del Plata y 360 TV y ganador de la licitación para la construcción de dos represas en Santa Cruz, $ 12,8 millones; La Mañana de Córdoba, atribuida por la Justicia a Ricardo Jaime, $ 12 millones; empresas deportivas de Marcelo Tinelli (Ideas Sports y Pro IDS), $ 11,6 millones, y Pinta Baires, la empresa publicitaria de los hijos del dirigente kirchnerista Dante Gullo, $ 10,9 millones.

Publicidad del Estado nacional 2009-2012

En la pauta oficial distribuida entre el segundo semestre de 2009 y el primer semestre de 2012, únicos datos oficiales publicados, el gobierno nacional repartió millones. Más de 50 empresas e individuos recibieron más de $ 3 millones en los tres años: entre ellos, medios tradicionales y de amplia audiencia, como los diarios Río Negro, de General Roca (Rajneri); La Nueva Provincia, de Bahía Blanca (Massot); El Tribuno, de Salta (Romero); La Capital, de Mar del Plata (Florencio Aldrey Iglesias); El Día, de La Plata (Kraiselburd); El Litoral, de Corrientes (Romero Feris); Editorial Perfil (Jorge Fontevecchia), y el grupo español Prisa (dueño en la Argentina de Radio Continental).

También aparecen los medios de la Fundación Octubre vinculada al sindicato de encargados de edificios que conduce el kirchnerista Víctor Santa María (AM 750, revista Caras y Caretas y semanario Diario Z), que sumó $ 8,2 millones; la productora WSM, propiedad de José María Núñez Carmona y Juan Carlos López (amigos del vicepresidente Amado Boudou), con $ 7,1 millones; Ideas + Ideas, la empresa que compartían Jorge Rial con su ahora ex esposa Silvia G. D’Auro, $ 5,9 millones; el grupo Jenefes, propiedad del ex senador y actual vicegobernador kirchnerista de Jujuy Guillermo Jenefes, $ 5 millones; Mauro Viale, $ 4,7 millones; la radio La Voz de las Madres, que conduce Hebe de Bonafini, $ 4,2 millones; el periodista de la señal de noticias C5N Roberto Daniel Navarro, $ 3,5 millones; Carlos Hugo Gianni y Marcos Artemio Marconi (de la agencia Turicentro, encargada de los viajes presidenciales), $ 2,4 millones, y la escuela de periodismo deportivo de Marcelo Araujo y Fernando Niembro, $ 1,3 millones.

A la lista se suman algunas entidades sin fines de lucro, como la Fundación Leo Messi, $ 1,9 millones; la Asociación de Clubes de Básquetbol, $ 1,8 millones; la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), $ 1,8 millones; la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA), $ 2,6 millones, y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), $ 1,3 millones.

El reparto de la publicidad oficial está a cargo del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Las últimas cifras oficiales sobre esa distribución datan de 2012 y pueden verse en la página web del organismo. Durante todo 2011, el Estado nacional invirtió $ 771.157.683 (18% más que en 2010). Según un reciente informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), en el que ese organismo cuestionó la falta “de parámetros objetivos y precisos para su distribución”, la pauta oficial nacional fue en 2010 de $ 654.360.501 (un 20% menos que en el período anterior); en 2009, de $ 821.692.100 (75% más que el año anterior); en 2008, de $ 468.855.776 (23% más), y en 2007, de $ 381.365.668.





Los 25 principales canales de TV abierta de América Latina facturaron US$ 15.800 millones en publicidad

21 06 2013

Según un estudio de la consultora Dataxis, los ingresos por publicidad generados por los 25 principales canales de TV abierta en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú totalizaron US$ 15.800 millones en 2012. “Los canales brasileños se quedaron, una vez más, con el mayor porcentaje de esos ingresos: más del 61% del total. Las televisoras de los otros dos grandes mercados de América latina, México y Argentina, obtuvieron respectivamente el 18,1% y el 10,9% de la torta publicitaria de TV abierta regional”.

Multidistribución de TV

El estudio comercializado por Dataxis confirma además que esas emisoras ya están emitiendo una versión de televisión digital terrestre (TDT) en simultáneo a sus transmisiones analógicas. “Presionados por organismos reguladores que buscan despejar el espectro radioeléctrico para desplegar nuevos servicios de banda ancha inalámbrica y por audiencias que exigen acceso ilimitado a contenidos audiovisuales desde cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier dispositivo, los canales de aire de América Latina están inmersos en un proceso de transformación profunda de sus estrategias de distribución.

Leer el resto de esta entrada »