Contenido y contexto del #QueremosPreguntar

16 05 2012

“Gracias por venir, vayan haciendo fila que les vamos a ir poniendo el pompón en el culo”, bromeó Jorge Lanata ante los más de cien periodistas que participamos el domingo pasado en su programa Periodismo Para Todos del segmento especial #QuremosPreguntar, una suerte de protesta profesional por la falta de conferencias de prensa y las dificultades para acceder a la información pública en Argentina. Reclamo que tuvo una impresionante repercusión entre la gente de a pie (incluidas las redes sociales), lo que reconfirma la potencia de la TV para instalar temas en la agenda pública.

“Gracias por venir –insistió Lanata–. Este es un gremio de mierda, si viene uno no viene el otro y así. Les quiero decir que invitamos a colegas de todos los medios, incluidos los que son afines al gobierno”, siguió el conductor de Periodismo para Todos, el profesional más mencionado como referente del oficio por sus colegas, según una encuesta del Foro de Periodismo Argentino (Fopea) de 2011.

“También les quería contar que los vamos a mostrar a todos y que van a salir sus nombres en pantalla”, se adelantó Lanata, conocedor del ego grande que nos caracteriza a quienes ejercemos este oficio (se reconozca o no se reconozca). Ese ego grande (yo sumo el mío, poniendo aquí mi foto) también explica ausencias y reacciones de muchos colegas, que tal vez no hayan sido invitados. En la previa, hubo muchos saludos entre profesionales de larga trayectoria, y también entre los más jóvenes (digamos, el sub 40).

Estuvo Daniel Santoro, al que acusan de espía ruso porque no pueden decir que haya sido menemista (entre otras cosas, Santoro fue el periodista que reveló el tráfico ilegal de armas a Ecuador y Croacia cuando Carlos Menem aún no era kirchnerista). Muchos colegas se solidarizaron con él por la estrategia goebbeliana de la que es víctima por ser periodista y tener una esposa de origen ruso.


Antes de grabar, Lanata explicó la mecánica que tendría el segmento. Otro punto para el fundador de Página 12: todos los periodistas que fueron ese 13 de mayo (a alrededor de las 20) a grabar el pedido de conferencias de prensa lo hicieron confiando en la racionalidad y seriedad del anfitrión. Nadie sabía mucho sobre qué se haría (por eso, lo del pompón en el culo causó gracia). Explicó, anticipó el tape que daría paso al #QueremosPreguntar, leyó algunas líneas de su monólogo y listo. A grabar.

A algunos les pareció una pelotudez, para otros –como Jorge Asis– una “estudiantina” que muestra “debilidad”, los kirchneristas a sueldo nos llamaron “gerentes de los multimedios” para no ser tan reiterativos con aquello de “esbirros de Magnetto”, a los kirchneristas genuinos probablemente les hayamos dado lástima,y no faltaron los que salieron a felicitarnos a los periodistas que participamos, como si nos hubiésemos convertido en una suerte de Quijotes que luchan contra los molinos del “relato hegemoneizante”. Pero nosotros, los periodistas (sin apellido, ni independientes, ni miltantes, ni especializados ni nada) sólo queremos hacer nuestro trabajo. Y para eso, necesitamos preguntar y acceder a la información. No somos la oposición a un gobierno. O somos la oposición a todos los gobiernos, según se vea. Tampoco somos lo mismo que los medios para los que trabajamos (aunque cuando hago esta aclaración yo siempre agradezco enormemente la entera libertad que siempre he tenido en los medios que me tocó ejercer la profesión).

#QueremosPreguntar tiene muchos padres: un grupo autoconvocado de periodistas (representados en el blog conferenciadeprensa.tumblr.com), el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), institucionalmente también viene reclamando en nombre de los comunicadores y también muchos colegas esparcidos por todo el país que se han ido adhiriendo a las distintas convocatorias. Pero aunque tiene muchos padres este reclamo no tiene dueño. Los funcionarios tienen que responder, están obligados a hacerlo sobre los asuntos públicos. Incluso hay un decreto (de acceso a la información) dictado en 2003 por el ex presidente Néstor Kirchner que fija las reglas para acceder al detalle de los temas públicos no sujetos a secreto de Estado o que incluyan información de privados (es decir, casi todos los asuntos públicos). Ese decreto se cumple actualmente poco y nada. Y un proyecto de ley de acceso a la información está cajoneado en el Congreso, donde tuvo media sanción aparentemente cuando había menos cosas que ocultar.

El fenómeno de las “no conferencias de prensa” –que no nos exime de los monólogos informativos, las cadenas nacionales ni las teleconferencias presidenciales sin preguntas– incluye otras formas de bloqueo informativo, como la absurda e infantil distribución selectiva de gacetillas por parte de ministerios y secretarías o la atención exclusiva o privilegiada de parte de los funcionarios a algunos periodistas “confiables” (es decir, de esos que no hacen “esas” preguntas, digamos estilo Víctor Hugo Morales).

Esta práctica (no responder preguntas) es apenas una de las (in) acciones de la política comunicacional del Gobierno, que incluye otras medidas como el fomento y sostenimiento de medios de comunicación afines mediante la distribución arbitraria de la pauta oficial, la compra de medios por parte de empresarios amigos (¿o socios?), la construcción de un megaaparato comunicacional estatal sin autonomía ni control parlamentario, la aplicación selectiva de la ley de medios a las empresas que no se “encuadren” y el toma y daca tradicional aplicado al sistema mediático (por ejemplo, la inversión en medios de empresas contratistas del Estado, como Electroingeniería; o el “perdón” de las deudas impositivas por parte de la AFIP a grupos de medios que terminan cambiando su línea editorial, algo que tal vez haya ocurrido con el grupo UNO Medios).

Este es el contenido y el contexto del #QueremosPreguntar. Pero si la sociedad no toma conciencia de lo que tener un periodismo profesional significa para la calidad de la vida democrática, no iremos a ningún lado. Aunque los periodistas nos pongamos un pompón en el culo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: