Rodrigo de Loredo: “Las licitaciones de Arsat las ganaban siempre las mismas cinco o seis empresas”

29 12 2016

El sábado 24 de diciembre de 2016 se publicó en La Nación una entrevista que le hice a Rodrigo de Loredo, presidente de la empresa estatal de comunicaciones Arsat (fue la tercera charla periodística que tuve con él, la primera también fue para La Nación y está aquí y la segunda fue para TMT Radio y está aquí). Muchas veces quise visitar la sede de esa firma en Benavídez, donde está su centro de operaciones, pero nunca pude. Alguna vez se lo pedí personalmente al anterior presidente Matías Bianchi, cuando pasó por la redacción de La Nación para esta entrevista que le hizo Nora Bär, pero no tuve suerte (no me invitaron). Esta vez agarré el auto, manejé hasta Benavidez -que está en el partido de Tigre- y estuve tres horas conversando con De Loredo sobre el pasado reciente, el presente y el futuro de la empresa, que este año (según el propio directivo) tuvo su primer ejercicio económico positivo, en competencia y sin aportes del Tesoro nacional.

El resumen de ese largo rato de charla -que incluyó un almuerzo en el comedor de la empresa- se publicó en La Nación. Pero como la conversación fue muy jugosa, me permito aquí reproducirla completa para quienes quieran indagar con mayor profundidad sobre el plan federal de Internet, la comercialización del DataCenter, los acuerdos de landing rights, el futuro de la TDA y las posibilidades del Arsat III.

-Me decías que encontrás diferencias entre la gestión de La Cámpora y de De Vido en Arsat

-Sí, en la etapa Cámpora hubo más probidad y profesionalismo, no usaría la palabra transparencia pero sí una prolijidad mayor si se la compara con la etapa [Julio] De Vido. Pero también con la Cámpora se dieron las decisiones más desacertadas. El Arsat que aceleró el paso hacia ser una gran telco, dar telefonía móvil y la última milla en Internet y llegar al consumidor final en lo satelital para ser competencia directa de las privadas, y abandonar el rol de carrier de carrier como regulador del mercado fue más una decisión de La Cámpora. Vos podés hacer una analogía de esto que te digo, a mi juicio que soy un observador de la política, en otras áreas. Creo que es una diferencia entre La Cámpora y el rol del peronismo duro…

-Sí, entiendo. Entre el fanatismo y el choreo. Volviendo a lo importante ¿Qué pasa con el tercer satélite?

-Va de suyo que me interesa la misión del tercer satélite. Es un tema súper relevante para la empresa y ahora ya te voy a contar. Sin embargo, para mi gobernar es siempre darle prioridad a los recursos que uno tiene porque siempre son escasos. Me animo a decir que esta nueva gestión de Arsat está poniendo el foco como prioridad -aunque estamos abordando todos los temas, satélite, TDA, datacenter, etc.- en el plan federal de Internet. Y esto tiene que ver con una visión que tenemos de la empresa como herramienta que promueva transformaciones y se vincule con la sociedad y entendemos que el plan federal de Internet va a generar externalidades que van a impactar de forma muy directa y van a generar una transformación productivo, económico, cultural y educativo muy trascendente.

Nosotros no nos hemos sentado a mirar el pasado aunque tenemos un diagnóstico del mismo y pedimos a la Auditoría General de la Nación (AGN) que revise contratos. Si nos dedicábamos a investigar el pasado podíamos pasar tres años revisando papeles. Pero más allá de eso, podemos decir que Arsat tenía una visión más chauvinista y enfocada en el logro en sí mismo de una gestión como quien construye cosas para sí. Tal vez es medio agresiva la metáfora pero es la del faraón que construye su pirámide en vez de preguntarse cuánto ayudaba al pueblo egipcio esa pirámide.

En ese orden de evaluación de las distintas unidades que tiene una empresa integrada de infraestructura como es Arsat, creemos que el plan federal de Internet pone en todo su esplendor la utilidad de la empresa para su relación con el ciudadano y el impacto directo que puede generar en mejorar la vida de los argentinos.

 

-¿Cuántas localidades había conectadas y cuántas hoy?

-Cuando nosotros llegamos a la empresa, había conectadas 17 localidades y teníamos 6500 kilómetros de la extensión de la fibra en condiciones operativas. En la actualidad, y en función a que el presidente de la Nación tomó este plan como prioridad, por eso el lanzamiento el 17 de mayo y habernos destrabado el fondo de servicio universal, pudimos avanzar agresivamente. Hoy tenemos 17.500 km en condiciones operativas.

-¿Cuánto dinero tendrá Arsat del fondo universal?

-En realidad no es año calendario porque se destrabó en agosto. Este año 2016, $ 1300 millones; el año que viene, $ 1200 millones, y el último año, no recuerdo bien, pero creo que son unos $800 millones.

-¿Y la red actual funciona?

-Sí, se trafica Internet. Hemos conectado 153 localidades, contra las 17 que habíamos recibido. Pretendemos cerrar el año con 180.

-¿Son 180 localidades desparramadas en la geografía o forman parte de un mismo corredor?

-Están desparramadas en el país. Y el plan continúa porque el plan nos obliga a conectar 1200 en dos años, y por eso continúa a razón de 340 localidades por semestre. La empresa, que tiene un recurso humano para eso…

-¿Cuántos empleados tienen?

-514, tenemos un 4% menos de personal que el que había cuando asumimos. Básicamente por haber mantenido la misma dotación de personal, porque tampoco hicimos despidos que fue un tema que se instaló en su momento. Fueron 22 tipos que corrimos de las áreas gerenciales y lo transformaron en despidos de científicos, cosa que no era así.

El plan continúa a razón de 340 localidades conectadas por semestre, está bien secuencializado, con metas. Tenemos una reunión semanal de plan federal de Internet, y en ese sentido -yo que vengo de la política- me llamó la atención el rigor con el cual somos seguidos por Jefatura de Gabinete y por el propio presidente de la Nación porque nosotros hacemos presentaciones cada 15 días…

-Como si fueran un ministerio.

-Junto con el Ministerio de Comunicaciones vamos y hacemos el seguimiento del plan federal de Internet y nos autoimpusimos esa obligación, que me gusta transmitirle a los periodistas. Tenemos que lograr 400 y algo de localidades conectadas a junio del año que viene.

La empresa termina con un EBITDA favorable de 80 millones de pesos, cuando el año pasado terminó con un EBITDA negativo de 250 millones de pesos siendo que era una empresa que recibía aportes del tesoro de forma sistemática y por montos muy elevados.

-¿Cuánto facturó este año Arsat?

-1004 millones de pesos

-¿Y eso es básicamente de venta de capacidad satelital y transporte mayorista?

-Sigue siendo la satelital la unidad que más factura, pero hemos tenido avances en la comercialización de la red de fibra. El resultado económico favorable pese a menos apoyo del tesoro de la nación este año obedece a tres razones. En primer lugar, en ingresos de 697 millones de pesos por ventas totales en 2015, pasamos a 1004 millones de pesos, con un 44%  de aumento. Los gastos totales se mantuvieron sin embargo más o menos en la línea. Ahora eso se desagrega de distintas maneras, en materia de nuestra red de fibra que es donde más aumentamos nuestra comercialización, firmamos un convenio muy elevado con Telefónica por el cual nos alquila 7500 km de nuestra red de fibra, con un cambio de las condiciones de comercialización del estrecho de Magallanes, que fue tremendo.

-¿Esos cuántos kilómetros son?

-El estrecho no se exactamente cuántos km tiene, pero hicimos un cambio en la valorización del precio del tráfico razón por la cual el estrecho nos equivale a un alquiler de 1000 km. Es es el contrato más grande que firmamos pero tenemos más de 200 contratos firmados, algunos de los cuales están en proceso de implementación. Hay más contratos que localidades conectadas porque en algunos casos hay más de un ISP por localidad.

-¿Esto es durante este año?

-La gestión pasada tenía 65 contratos firmados, ahora tenemos 200. Como contratos de importancia en la red de fibra, con nucleadoras de cooperativas y cableras. Colsecor y Red Intercable, cada una de las cuales tiene un compromiso de conectar un mínimo de 50 localidades en el transcurso de un año. Después, firmamos con Level 3 un contrato interesante, y estamos a punto de firmar con Silica Networks. Por eso, el aumento de la facturación de la red de fibra fue muy elevado.

Respecto de la unidad satelital, cuando llegamos, el factor de ocupación de Arsat II era cero. Eso fue un poco discutido por la gestión pasada, porque ellos decían que habían comenzado gestiones. Eso es cierto, pero uno de los contratos más grandes que se firmó -el que se hizo con Red Intercable por 106 mhz, más 36 mhz de reserva- lo terminamos nosotros, por más que lo hayan iniciado ellos. En esos contrato está mi firma, no la de ellos.

-Hay algunos clientes que son medio naturales, serían clientes de Arsat con cualquier gestión, como Colsecor y Red Intercable

-Y todavía nos quedan algunos naturales por cerrar. Tenemos como gran desafío cerrar con Telecom y Fibertel, porque ya están Telefónica y Claro. Con ambos tenemos conversaciones. Lo que es muy importante es que la empresa construyó productos y tarifas aprobadas por su directorio. En la gestión anterior, si bien tenía un pricing organizado, eso no estaba aprobado por el directorio y había mucha variabilidad entre un cliente y otro. Nosotros todos los contratos que hemos firmado, incluso el de Telefónica, terminó siendo el modelo para la próxima telco que quiere cerrar un contrato con nosotros, han sido aprobados por el directorio.

-Hay un tarifario

-Hay un tarifario que cambia por volumen y que tienen un margen de descuento que puede otorgarse. Porque uno de los objetivos que tenemos como empresa es poner a Arsat como una de las empresas más transparentes. Estamos camino a eso, y tenemos muchas ventajas comparativas como empresa de alta sofisticación tecnológica para hacerlo bien. Vamos a presentar un portal de transparencia.

-¿Qué van va publicar?

-Vamos publicar muchas cosas, entre otras cosas nuestros propios tableros de control estratégicos. Todavía tenemos que ver qué información es sensible para el mercado. Pero te estaba contando. En materia satelital, de un factor de ocupación cero pasamos a un factor de ocupación del Arsat II del 38% en la actualidad. Y cerramos el año con el lanzamiento de un plan que va a ser en el área satelital lo principal que tenemos el año que viene. Es un plan que instrumentó el Ministerio de Educación con el de Comunicaciones y el Plan Belgrano y que ejecutará Arsat, en virtud del cual vamos a  conectar al 100% de las escuelas rurales de las 10 provincias del norte argentino durante el año que viene. Eso empezó en diciembre con las primeras 300. Y con este plan de conexión de escuelas rurales del Norte, que paga Comunicaciones por el que nos transfiere $ 110 millones, vamos a llegar a un factor de ocupación del 52%.  De 1008 mhz en banda Ku que tiene disponible el Arsat II, el plan escuelas va a demandar el 15% que es lo que pasa de 38 a 52.

Nosotros en el plan satelital a las escuelas rurales en banda Ku le duplicamos el ancho de banda que le había asignado la gestión pasada, le vamos a dar dos megas, que es el máximo que podemos proveer. Lo hacemos a conciencia, fuimos los primeros en decirle a Educación que toda escuela susceptible de llegar de forma terrestre es más barato.

En materia de ingresos y comercialización estamos con una acción más agresiva. Construimos un nuevo tarifario, que es indefectiblemente más agresivo y competitivo. No nos quedó otra porque el ministerio de Comunicaciones aprobó autorizaciones para operar a seis satélites extranjeros. A mi me preguntan, yo opinio de afuera porque soy una empresa en competencia, y yo respondo que el ministerio debió resolver una mora administrativa de muchos años sobre la cual el gobierno tenía que responder en función a tratados internacionales de reciprocidad. Esto es correcto porque sería poco serio otra cosa si nosotros pretendemos vender capacidad satelital en el mundo -Arsat II tiene pisada de Tierra del Fuego a Canadá- y no damos reciprocidad. Ya tenemos las autorizaciones de landing  -fruto de esta gestión- en Estados Unidos, Canadá y ahora Paraguay.

-¿Antes no había ningún acuerdo?

-No sólo no había ninguno sino que no estaban iniciados. Formalmente no había ningún papel presentado en ninguna de las administraciones. A nuestro juicio es una grave negligencia de la gestión pasada de haber puesto un segundo satélite en el espacio con el lucro cesante que genera por su vida útil de 15 años y no haber ni siquiera iniciado los trámites respectivos. Nosotros tenemos hoy doce ofertas presentadas en Estados Unidos, ocho o diez de las doce son al propio estado norteamericano. Y vivimos compitiendo y por eso estamos confiados en que vamos a vender el segundo satélite en su totalidad en un plazo relativamente breve. El problema que tenemos en Norteamérica es que el valor del mhz está muy bajo por la alta competencia. Además, en los nuevos satélites son en banda Ka y nosotros competimos en banda Ku. Hemos perdido alguna licitación por muy poco, en meses vamos a encajar ofertas en Estados Unidos.

-El ministerio de Comunicaciones es el principal accionista de Arsat, ¿no?

-Sí, es el único accionista. Tiene el 100% de las acciones. Lo que hizo el ministerio es lo que correspondía por la reciprocidad, es lógico si queremos vender afuera, y no deja de ser un contexto más riguroso. Antes era más fácil porque era pescar en una pecera. Pero además, la mayor competencia está haciendo caer el valor del mhz en Argentina, lo cual impacta en las cuentas.

La otra unidad en la que hemos hecho un acuerdo relevante es el datacenter. Tenemos un acuerdo con el Ministerio de Modernización que ha ocupado un porcentaje muy elevado de la capacidad que no estaba comercializada y nos ha permitido tener un ingreso que no había tenido la empresa en esa materia.

-¿Cuánto estaba ocupado el datacenter?

-Yo te lo transmito así. Me preguntan si el datacenter pasó a Modernización. No, eso es imposible legalmente. Porque toda transferencia de activos que hagan al objeto de Arsat requiere una ley del Congreso con dos tercios, lo que a mi juicio sería inconstitucional.

La Cámpora tenía previsto como producto para el datacenter ser un lugar de servicios de icloud y hosting de empresas privadas. A nosotros nos pareció que los 60 millones de dólares que los argentinos invirtieron en ese datacenter deben estar a disposición de un plan de modernización de la administración pública, para ecommerce, expediente electrónico, historias clínicas digitales, etc. Queda un remanente del datacenter que nosotros seguimos comercializando ante privados, pero ante las administraciones estatales, es Modernización quien comercializa.

En materia de ingresos para cerrar el punto, hay un dato que para mi es el que sobresale de los resultados económicos, y tiene que ver con los cobros. A diciembre de 2015, las deudas comerciales se encontraban estancadas en gestión de cobranza y superaban los 530 pesos millones de pesos, más de nueve meses de incobrabilidad tanto con el sector público y con el privado.

-Para qué ibas a cobrar si había fondos del tesoro

-Está todo signado por eso. Si no, por qué tanta desidia en esa gestión. Y porque no había un problema de ingresos. Nuestra situación es más forzada y rigurosa porque tengo que revisar abajo de las piedras. Revisar todo, cobrarle a todo el mundo. Nos debía 9 millones de pesos la provincia de Chubut entre su canal de TV y otros organismos y le hicimos un plan de pagos, que no es el óptimo, pero está empezando a pagar. Logramos cobrar, que es un tema grave que podemos charlar, que es el estado de abandono en el que estaban las 2000 escuelas rurales conectadas en 2012. Nunca se había cobrado el abono, y logramos gestionar que el ministerio de Comunicaciones nos pague el abono de este año. Era un servicio que ni siquiera estaba construido en su formalidad quién lo debía. Debía mucha plata Radio y Televisión Argentina RTA que logramos gestionar con Hernán Lombardi. Nueve meses de deuda flotante es un descalabro financiero. Estos datos son nuestros resultados económicos, los datos de 2015 son los que ya están consolidados en los balances, que auditó una consultora que contrató la gestión anterior y que nosotros mantuvimos: Crowe Horwath. Auditoría que fue presentada en la AGN. Son resultados que están en los papeles.

Estos son números que te estamos dando nosotros, pero es así. Tenemos obras en casi todas las provincias.  La otra decisión que es emblemática es la política de gasto que tuvimos, alguna casi anecdótica pero que muestra una metodología que luego se repite en muchos ámbitos. Empiezo con los anecdóticos que no impactan en los resultados económicos de la empresa pero que son emblemáticos. Por ejemplo, para toda la limpieza y mantenimiento de nuestro predio hicimos un proceso licitatorio y termina ganando una empresa que va a limpiar mayor superficie, va a comprar insumos que antes no se usaban y pasó un precio en términos nominales sin contar inflación de un 20% menos. Incluso la empresa que estaba dando el servicio participó de la licitación, pasó precios menores a los que cobraba y perdió. Esto no cambia la ecuación, pero es una suma de temas. En el comedor hicimos también una licitación y quedó la misma empresa que venía dando el servicio -acá se come bien- pero con un precio 20% en términos nominales menor, por el mismo servicio, la misma empresa.

Hasta ahí datos de color, pero después fuimos al seguro satelital. En seguro satelital, hay tres seguros, uno a quince años, otro a menor tiempo y uno anual. A nosotros nos tocó renovar el anual, que tenía la empresa AON. Esa firma nos acercó una oferta para seguir con ellos, diciendo que era excepcional por ser clientes. Averiguamos por todos lados porque no hay muchos especialistas en este tema. Finalmente arriesgamos a hacer una subasta en el Banco Nación y volvimos a subastar el seguro anual a los cuatro brokers que hay en este servicio, que son AON, Marsh y otras dos. Terminó ganando Marsh y AON, que perdió, pasó un precio 20% menor que el que estaba ofreciendo con carácter excepcional.

Después iniciamos un procedimiento inédito sobre el mantenimiento de la red de fibra, que es el OPEX más caro que tiene una empresa como esta. Es un proceso inédito pero nos demoró mucho. Contratamos una suerte de tutoría de Poder Ciudadano, que instrumentó un sistema de pre-pliego que se comparte entre todos los actores de la industria para que se opine antes de formalizar el pliego si hay datos técnicos que están injustificadamente excluyendo a alguno. Esa era la forma por la cual esta empresa siempre se manejó con cinco o seis empresas para todo, para su construcción de fibra como para su mantenimiento.

Hicimos este pliego y se presentaron ineditamente 35 empresas para el mantenimiento de toda la red. Estamos analizando las ofertas económicas. Inédito para el mantenimiento de la red de fibra. Pero como nos demoramos un año hasta que salió eso, y yo tenía heredado de todas estas empresas, instrumentamos por vía excepcional según nuestro manual de contrataciones, una contratación abreviada de mantenimiento para este año hasta que salga la adjudicación de la licitación. El procedimiento abreviado ya nos dio un 20% más barato por el mantenimiento de la fibra. Ahí ya empieza a tomar otro volumen el valor en la contratación. Acá la inflación funciona al revés. Con mantenimiento y seguro satelital estamos atacando los gastos.

-¿Por cuánto tiempo es la licitación no excepcional?

-Es por base anual, renovable por un año más.

-¿Y el monto total del contrato?

-El monto testigo que figura en el pliego es de 300 millones de pesos.

-O sea que, en general, las nuevas licitaciones tienen en promedio una baja del 20%.

Sí.  En la compra de Internet, otro dato: esta empresa compra el tráfico internacional mayorista que viene de los cables submarinos de Miami. Hicimos un procedimiento abreviado de compra.

-Ahí le comprás a Telefónica y Level 3

-Nos decían que eran sólo esas dos empresas por una serie de variables técnicas, pero yo prefería hacer un procedimiento de convocatoria a todos con un pliego técnico muy concreto. Después, claro, terminaron influyendo las ventajas técnicas que tenían Level 3 y Telefónica, pero se presentaron como 12 a brindarnos Internet. Hasta Datco, que fue la que más barato vino -llega por Brasil no recuerdo de qué manera-. Pero hay todo un pliego técnico que incluía si tenías doble acometida, o perdías puntos si tenías fibra aérea en algún tramo. Terminan imponiéndose Telefónica y Level 3 pero compramos un 30% más barato. Y el procedimiento de competencia nos arrojó mejor precio que negociar directamente.  

Esto va más o menos justificando el resultado económico de la empresa. Y finalmente el aporte de capital, que cayó a cero. El año pasado la gestión anterior tenía aportes del Tesoro nacional por $ 3500 millones de pesos previsto en Capex, pero sólo ejecutaron $ 2900 millones, lo cual también habla de la mala gestión. En cambio, nosotros a los 1300 millones del fondo de servicio universal, ejecutamos 800 millones.  ¿Por qué menor aporte de capital? Primero que al ser una SA, competir y vender, nos dijeron que vendamos más y que sólo tratemos de pedir los recursos justos y necesarios. Nosotros creemos que estamos haciendo un gasto mucho más eficiente de la plata que nos dan de Capex.

Creemos que este es un éxito de gestión -el uso del fondo universal- por más que ha sido polémico en la industria. Muchos dijeron que iba a traer problemas, decían que iban a litigar, que se iban a poner amparos. Creo que esto es parte de la explicación de por qué estos fondos nunca se usaron. Nos demoramos mucho en armar el programa del plan de Internet, pero es un plan que tiene tres auditorías, la AGN, la UBA y la UTN -te diría que es casi un exceso de auditoría que puede burocratizar mucho el tema-. La de la AGN es una auditoría financiera, que revisa que la plata que nos dan para el plan federal de Internet no se use para otra cosa; la de la UBA es una auditoría de precio, y la de UTN es técnica, que mira qué tipo de Internet y velocidad se está dando. La primera meta era conectar 29 nodos y ya la cumplimos, razón por la cual ya podemos pedir el segundo tramo del crédito hasta 1200 millones de pesos del fondo universal.

La gestión económico-financiera de la empresa es una buena noticia en un contexto más dificultoso para Arsat, porque no hay aportes del tesoro y tenemos más competencia.

-¿Qué pasó con el precio del mega mayorista?

-Somos una especie de “dulzuren” [en contraposición a “Amarguren”, como le decían en el peor momento de la crisis de las tarifas al ministro de Energía] del gobierno para comunicar, aunque tenemos la complejidad de ser un carrier no llegamos al cliente final. Se ha desmoronado el precio del mega mayorista en la República Argentina, nosotros lo vamos cotejando. Acá tengo tres ejemplos, Salta, Jujuy y Entre Ríos. Se produce el efecto desde dos perspectivas, sobre todo cuando la fibra de Arsat ya está iluminada y en prestación de servicio. Donde Arsat ya llegó, el mega mayorista está oscilando en el precio que nosotros impusimos, nuestro producto estrella es el de 18 dólares el mega (que abarca transporte y tránsito IP). Es el producto estrella porque es el que procura cumplir el objeto social de la empresa. Donde llegamos, el valor del mega que vendían otros mayoristas -Telecom, Telefónica, Fibertel, Claro, Silica, Level 3, Gigared, etc- cayó sustancialmente. Por ejemplo,en Salta el promedio era de 50/60 dólares el mega hasta que llegamos nosotros y ahora lo venden entre 20/25 y entre 19/20 para sus demandas de menos de 500 mega y más de 500 mega. Después tenés ejemplos muy pintorescos como Pichanal, Salta, tenés 120/150 dólares, y va a caer a esos valores. En Jujuy, la cooperativa de La Quiaca compraba hasta el anteaño pasado el mega a 300 dólares. Hoy está comprando el mega a 150 dólares y en junio, cuando iluminemos en La Quiaca, va a comprar a 18 dólares. La Quiaca compra 8 megas porque no puede comprar más porque se llega con radioenlaces, no hay capacidad. Con esos 8 megas tiene que dar servicio a unos 2000 hogares y unos 20.000 habitantes. El plan federal de Internet le va a permitir a estas localidades comprar los megas que quieran y al valor de 18 dólares, que es un precio que salva la sustentabilidad de la empresa pública.

Por eso nosotros consideramos que la prioridad debe estar en el plan federal de Internet porque es un plan que pone absolutamente en claro los objetivos de conectar a los argentinos y disminuir la pobreza. Un plan absolutamente federal y complementario a las infraestructuras privadas que existen, aunque en algunos tramos no porque la gestión anterior lo diseño así y era caro cambiar ese tendido.

Donde no llega Arsat también está cayendo el valor del mega, no a 18 dólares pero cae. No voy a desconocer que hubo incertidumbre en el comienzo de esta gestión, que algunos tenían una visión -genuina o no, compartida o no- de que la empresa tenía que dividirse en varias partes y venderse al capital privado para que el Estado no se hiciera cargo de una compañía de estas características. Cuando se advirtió que la empresa se hizo de fondos -que están securitizados porque no es plata que sale del Tesoro- y está avanzando, lógicamente las empresas decidieron bajar el precio. ¿Por qué lo pudieron bajar? Por que siempre lo pudieron bajar.

-Ese el caso de Entre Ríos que me ibas a decir

-En Entre Ríos 50/65 dólares y 40/55 dólares, que bajaron a 18/20 dólares.

Había un chauvinismo en Arsat, se construía para sí mismo. Era una empresa que era un botín político de una gestión, si hubiese sido distinto hubieran invitado a todo el arco político al lanzamiento de Arsat, porque fueron logros de la ciencia argentina de muchos años con una gestión que decidió hacerlo. Así como ellos tenían un datacenter más proclive a venderle a los bancos y aparece un gobierno que decían que venía a privatizar y pone ese datacenter al servicio de la modernización de lo público, cuando yo llego las áreas comerciales que heredo con un trabajo muy profesional me construyen el pricing que venían trabajando con los pequeños 65 contratos (nosotros ahora tenemos 200). Y yo los felicité y lo cambié todo porque hacían el pricing como lo hacía una telco. Por ejemplo, ruta 40 -que atraviesa 2900 km desde Santa Catalina hasta Río Gallegos, por 11 provincias- que es emblemática, en muchas localidades Arsat está solo y sin competencia y por eso podría tranquilamente vender a 50. Ellos lo hacían menos violentamente, pero igual dividían el país en tres regiones y pretendían cobrar más caro en donde más ventajas comparativas tenía Arsat. Una decisión política que tomó este directorio es construir una tarifa plana, una sola en todo el país, que son los 18 dólares. ¿Y por qué a ese valor? Por que ese es el valor al que conseguís el mega en un lugar de competencia como la ciudad de Buenos Aires. ¿Dejás plata sobre la mesa? Sí, claro.

-Pero dejás plata del último rincón del país, ¿cuánto más vale esa plata ahí donde está?

-Eso lo vamos a hacer ahora porque vamos a sacar informes de la extractividad que genera la conectividad.

-Además, empobrece, chupa la sangre y da un peor servicio.

-Chupa a sangre. A mi me gusta hablar de los números, porque los periodistas me piden que no discursee. Pero en el plano de las ideas, uno puede hacer una comparación de un plan de banda ancha con las obras de infraestructura vial.

No hay duda de que el plan federal de Internet evita la constante migración de Argentina, es un plan en defensa de los pueblos de generar oportunidades donde están. Hay una nueva revalorización del locus en la economía mundial. La brecha digital se puede plantear en números, en precio de lo que están pagando en el interior y en la velocidad que reciben. El promedio es de 3 a 4 megas en el país, en Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza, es entre 10 y 15, y en el interior del interior es un mega o 500 k.

-¿Qué pasa con el espectro que la ley de sobernía satelital de dio a Arsat?

-Lo que tiene Arsat es un derecho de preferencia de uso sobre un espectro que continúa en litigio, de manera que nosotros no vamos a hacer nada al respecto. Cuando el ministerio de Comunicaciones destrabe judicialmente el tema y resuelva qué hacer con ese remanente de espectro, muy valorado y de gran potencial para 4G,  veremos si es Arsat el instrumentador de la política de lo que se quiere hacer con ese espectro, si se lo quiere licitar o poner a disposición a un nuevo entrante. Pero poco te puedo decir porque sigue en litigio.

-Un litigio que sigue en Mendoza

-Sigue en Mendoza. Sobre la TDA, que me preguntabas, Arsat es la empresa de infraestructura, y tiene una asociación con Radio y Televisión Argentinas (RTA) quien suministra los contenidos. Los objetivos de la TDA son 1) tecnológico, que es ir camino al apagón analógico, 2) brindar un servicio de carácter universal, con calidad y gratuidad, y con objetivos públicos, educativos e informativos, de federalización, había un tercer objetivo escrito que era fomentar los canales locales.

Sobre el primer punto no hay duda que este gobierno no hubiese resuelto de ninguna manera ir camino al apagón analógico con una empresa 100% del Estado con una inversión de más de 1200 millones de dólares, absolutamente oneroso. No hay país en el mundo que haya ido al apagón analógico de esta manera. Va de suyo que nosotros hubiéramos buscado soluciones como las de Brasil y Chile, de cooperación con el sector privado y de fijación de regulaciones y estímulos para que el privado solo vaya migrando a la TV digital. Nosotros nos encontramos con un nivel de despliegue de más de 85 torres en toda la república Argentina con un promedio de usuario de la TDA de 1,2 millón de hogares, pese a que se distribuyeron 1,6 millón de decodificadores. Hicimos la medición a través de una encuesta porque no tenemos forma tecnológica de detectar cuántos decos están prendidos. Y hay una gran cantidad de consumidores de la TDA que lo usan con los TV que tienen decodificador incluido.

-¿Qué consultora hizo la encuesta?

-Business Bureau

-¿Y qué más dice la encuesta, sobre el uso por ejemplo?

-Que involucra fundamentalmente los estratos sociales de menores ingresos. Que hay 1,2 millón de hogares que siguen consuminendo TV analógica. Y que el cable y el satélite tiene una penetración del 80%. Hablar del apagón analógico es hablar de la sustitución de 1,2 hogares que siguen consumiendo TV analógica. Nosotros continuamos con el despliegue, este año vamos a terminar cinco torres: Córdoba 2, Corrientes Capital, Ituzaingó, Paraná 2 y me olvido de alguna. Y el año que viene vamos a desplegar 10 torres más, en procura de alcanzar el apagón analógico. En total, el diseño prevé 130, pero vamos a ir monitoreando.

-¿Si pueden se van a ahorrar alguna torre, lo van hacer?

-Claro, porque lo podés hacer con DTH o en algún lugar tal vez se pueda acordar algo con algún privado. Eso es lo que refiere a la infraestructura tecnológica de la TDA, que fue muy mal calculada, que tiene una cantidad de shelters integrados con transmisores absolutamente onerosos y que no genera atractivo de canales locales. Eso habla de lo poco evaluada que fue la política. La gestión anterior, pese a sus dichos, no procuró la distribución de los decos para ir hacia el apagón analógico. Nosotros hicimos un cruce de datos entre la distribución de los decos y la penetración del cable, que es la variable a tener en cuenta, y donde más decodificadores se distribuyeron proporcionalmente más fue en la provincia de Buenos Aires, primer y segundo cordón. El norte principal de la TDA fue electoral y no el objetivo plasmado en sus fundamentos que era el del apagón analógico. Por eso, las 10 torres nuevas que vamos a poner el año que viene están fundamentalmente en el Norte argentino porque es donde proporcionalmente menos distribuyeron pero donde menos penetración tiene el cable y donde más necesaria es la TDA para avanzar hacia el apagón. Ellos distribuyeron los decodificadores mayoritariamente en la provincia de Buenos Aires por sentido electoral y por favoritismo político en la Patagonia, donde el cable llega casi al 100%. Y en el Norte distribuyeron, pero no en la proporcionalidad que tendía que haber sido si se buscaba ir violentamente al apagón analógico.

En cuanto al segundo tema, el de los contenidos que es central, Lombardi está trabajando en eso. En hacer a la TDA una televisión más plural.

-Pero en la TDA siguen estando C5N y CN23 por invitación del Poder Ejecutivo de la gestión anterior y sin haber participado de ningún concurso…

-Siguen estando. Lo que si veo es que lo que está haciendo Hernán en la TV Pública más temprano que tarde lo va a volcar en toda la grilla de la TDA, tendrá su tiempo porque hay contratos. Él está trabajando en el proceso de concurso de cómo se van a subir canales en la TDA. Porque está absolutamente falto de criterio por qué hay unos canales y otros no.

-Por invitación del Poder Ejecutivo

-Lisa y llanamente. A ver, La Nación con su señal de contenidos o TN tiene el mismo derecho para querer estar en la TDA.

-Ahora Perfil podría decir que tiene más derechos porque participó de un proceso de licitación

-Son dos cosas distintas.

-¿Por qué?

-Porque Perfil obtuvo dos licencias de canal digital. Y hay una diferencia entre ser una señal de contenidos, que no tiene licencia, y tener un canal digital asignado al derecho de uso de espectro. Como señal de contenidos, no tenés ese derecho. Y como canal de contenido está limitado a una geografía determinada, a un radio de incumbencia. Perfil podría comprarnos a nosotros la capacidad de transmisión.

-Sería lo más razonable

-Sería razonable, sí. Nosotros tenemos la TDA, la RTA nos ocupa 16 canales, pero nosotros tenemos shelters con cuatro transmisiones cada uno. En muchas plantas tengo dos shelters. En cada transmisor me entran 4 señales de standard definition, por eso todo un shelter en cada torre me lo ocupa 100% la RTA. Pero en muchos tengo un segundo shelter con el quinto, sexo, séptimo u octavo transmiror, acá se pueden subir los canales que tengan licencia de canal con uso de espectro en ese radio respectivo.

-En esos casos hacen un convenio

-Sí, Arsat vende el servicio. Tengo una tarifa vieja que aún no actualizamos, cuesta dos mangos con cincuenta. ¿Y por qué no la actualicé? Si a precio bajo no genero estímulo a que los canales e suban. Se está cobrando 80.000 pesos para subir un canal a una torre en Santa Fe, y 40.000 si la torre está en una zona de densidad menor. Cada torre tiene una potencia de hasta 40 km.

-Ahora volviendo a Perfil, lo que me decís es una diferencia jurídica, pero en la práctica si yo hago zapping en la grilla no hay diferencia (en un país en el que el 80% de los hogares tienen TV paga)

-Olvidate, claro. Pero te voy a dar un datito. Lo que no tiene ningún sentido es que RTA no haga un concurso para esos canales.Y Lombardi está trabajando en eso.

-Más vale que haya un concurso porque si no sería un papelón. Bajar C5N para subir LN+ sería un papelón

-Y sería repetir lo que hizo el kirchnerismo. Otra diferencia es que cuando tenés una licencia de uso de espectro te asiste el derecho de pedirle al cable que te suba a la grilla

-Pero igual podría haber un planteo de capacidad de transmisión, en el que el cablero te diga que tiene la grilla analógica saturada y que le pida al juez que le diga qué saca para subir lo que le piden. Y lo mismo en la grilla digital. ¿Cuántas señales hay disponibles en el cielo argentino? Cientos. Todas no entran en la grilla, ni en el servicio analógico ni en el digital.

-Y sí, todo va a ser por Internet, TV sobre IP. De hecho nuestros dos principales contratos son con Red Intercable y Colsecor y es una multicast donde transmiten su grilla de 90 canales a través de la red federal de fibra. Y sus afiliados toman de ahí los contenidos.

Otra cosa que te quería contar es que Arsat está trabajando en ser un motor apalancador de inversiones privadas. Estamos procurando apalancar inversiones en torres, y en FTTH que es lo que va a permitir que se multipliquen servicios como Cablevisión Flow.

Hoy Argentina tiene un 2% de penetración de FTTH, y está rezagado en el concierto de los países de la región. No podés comparar con Uruguay que tiene 60% o 70%, porque es excepcional. Pero México tiene 25%, España más del 20%. A nosotros nos parece que es una oportunidad concreta y real de proyectar el crecimiento hasta el 20% para llegar a ratios aceptables para la región. Una red troncal que cruza toda la Argentina se constituye en un verdadero apalancador de eso. Estamos tratando en el marco de la nueva legislación de inversión público-privada que Arsat organice de alguna forma un plan de inversión para que el privado haga la capilaridad. Lo estamos analizando. No estamos pensando ni en privatizar ni en concesionar, sino en avanzar en estos términos.

Y la otra es que Arsat tiene 1447 sitios que fue gestionando para su conectividad de fibra como para sus torres (85 de TDA, tenemos 160 torres menores en las 5 sapem, que son las redes provinciales que se hicieron en conjunto con Arsat) y todo eso arma un conjunto de activos que tiene Arsat que bien organizado queremos poner a disposición del sector privado tanto a las telco como a las torreras.

-O sea que podrían alquiler sitios

-Lo estamos organizando porque querríamos que nos lo puedan alquilar. Hay que destrabar algunas cuestiones. Por ejemplo, no todos nuestros permisos lo prevén. Son permisos cedidos a 20 años en forma gratuita pero no todos tienen autorización para torres, sí se habilitaron para  nodos. Hay un comienzo de gestión muy valioso. Aparte del sitio obtenido por Arsat lo que tenés es la conectividad de fibra, que es la otra parte que necesitás. Nosotros llegamos a los 1200 pueblos con la fibra, con la capacidad de darte lo que quieras. Creemos que podemos ser una oportunidad para quienes quieran invertir en FTTH.

Con la TDA, Lombardi está atacando el segundo de los objetivos. La TDA era un proyecto al servicio de una gestión y un relato, y de una guerra con los medios que signó una década. Y eso se coteja en cómo se distribuyeron los deco y en los contenidos que se privilegiaron.

-¿Qué pasará con el Arsat 3?

-Nosotros hemos ratificado la tercera misión satelital. La hemos estudiado, hicimos algunos cambios en el pilot. Ahora es más flexible porque lo estamos ofreciendo a distintos operadores privados y en la medida en que algunos de ellos quiera modificarlo en función de sus intereses comerciales eso es posible.

-Ahí está lo de la banda Ka

-Efectivamente, nuestros satélites Arsat I y II tienen banda Ku y este satélite tendría banda Ka.

Nosotros ratificamos esta tercera misión porque consideramos que existe una demanda no satisfecha en el mercado y que se va a proyectar. Tenemos un estudio de Euroconsult, que es una consultora muy seria en el mundo satelital, que dice que la región que más va a crecer en porcentaje de banda Ka es América latina, que va a pasar del 1% al 11% de la demanda del mundo para 2024. La región que más demanda banda Ka es Estados Unidos que representa más del 70% de ese consumo, va a seguir consumiendo pero va a disminuir su participación por el crecimiento de América latina y África.

-Banda Ka es la que es más apta para Internet

-La banda Ka  es una banda que permite dar un servicio de banda ancha satelital a domicilio. La banda Ku no te da banda ancha. La Ka ofrece de 15 a 20 megas con un valor promedio de 40 dólares por hogar y compite directamente con la conexión coaxil, adsl o fibra. De los tres satélites, el Arsat III es el satélite cuyo plan de negocio es el más rentable. Es el más comercial de los tres satélites. Yo los corro por el relato… el pilot del tercer satélite es el que permite dar serivio de banda ancha satelital a los sectores más pudientes de la Argentina porque no tiene que ver con generar conexiones en áreas difíciles de ser cubiertas -que se logró con I y II, sector cordillerano, selvático, Patagonia y plataforma marítima y Antártida- sino que procura dar un servicio competitivo y comercial focalizado en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. El tercer satélite no es el satélite que genere desarrollo de I+D porque continúa con la plataforma idéntica al primer y segundo satélite, por lo cual menos riesgo en su construcción tiene pero no hay innovaciones tecnológica al respecto porque es repetir las series del I y del II.

-Ahora no se está haciendo nada sobre el Arsat III, ¿no?

-No.

-¿Y era un proyecto de qué presupuesto?

-US$ 230 millones de dólares. Una vez que vos describiste que el tercer satélite no genera mucha nueva tecnología y no procura dar cobertura a los sectores más vulnerables, sí entendemos que es un proyecto económicamente sustentable, el más comercial de los tres satélites, y que ayuda a esta empresa a tener una flotilla de satélites en esta industria tan concentrada. Una industria en la que los tres principales operadores tienen entre 45 y 50 satélites, Intelsat, CES y Eutelsat.

Nosotros validamos el tercer satélite, con esa explicación de pros y contras. Sí es un satélite que ayuda a la empresa y que contribuye a seguir desarrollando una industria que requiere de seguir haciendo satélites.

Nos hemos autoimpuesto como gobierno lograr lanzar ese tercer satélite sin aportes del tesoro nacional y sin el uso de cupos de créditos blandos que le quite cupo crediticio a obras de infraestructura básica. El crédito internacional blando para obras de infraestructura básica es un bien escaso, y si te presentás con el satélite y encaja, le quitás cupo a obras de agua, gas o infraestructura sanitaria. Y como dirigente político no estoy en desacuerdo con esa decisión.

Al habernos autoimpuesto esa decisión estamos explorando tres alternativas, que son las siguientes: 1) procurar asistencia crediticia a riesgo de la propia empresa, lo que requiere sus cuentas 100% saneadas, balances que den positivo para poder tener las garantías requeridas y eso requiere como previo lograr la comercialización de todo el segundo satélite y de la red de fibra, sanear la empresa definitivamente (este es el primer año que la empresa tiene saldo positivo), 2) invitar a un privado a que invierta en el Capex, que compre el satélite. A mi me da gracia porque se tergiversa y dicen que queremos vender Arsat, y no. No queremos vender el I ni el II, pero si viene un tercero privado y me dice que compra el tres, se lo vendo enterito. Porque me parece que el primer indicio de que estamos generando una industria es que le vendamos algo a alguien, porque no hay industria que le venda sólo al Estado. Y tenemos cartas de confidencialidad firmadas con distintos operadores privados. Y 3) la venta anticipada de capacidad en banda Ka.

Argentina sigue siendo un país donde el 30% de su población habita el 70% del territorio, sigue siendo un desafío llegar a esa gente sin acceso a conexiones terrestres. Y las tres opciones que nos ponemos son esos. Cuánto más fácil hubiera sido gestionar la empresa años anteriores con aportes del tesoro contantes y sonantes, con cielos cerrados y con la construcción de un tercer satélite en contradicción con la propia ley que ellos aprobaron y que preveían que los nuevos desarrollos satelitales no iban a requerir aportes del Tesoro  y se encaminaban este año a poner 700 millones de pesos, si es que lo tenían.

A mi me gusta ponerlo así, que es crudo y real. Yo llegué acá sin ser de la industria, traté de armar un equipo -yo quería ser intendente de Córdoba, y allá todos me preguntan para cuándo-, tenemos menos personal que antes, traje a Henoch [Aguiar], a [Roberto] Pérez y tengo gente de la gestión anterior, otros del ámbito privado, todos profesionales. El contexto es mucho más riguroso que la vez pasada pero estamos tratando de actuar en función genuina.

Así como me tengo que aggionar a que se abran otros cielos y competir con otros privados, me presenté como empresa y denuncié a Hispasat por competencia desleal. Nosotros advertimos por una serie de pruebas que una empresa sin los landing rights autorizados le está proveyendo servicios satelitales a clientes a los que les fuimos a vender esos servicios (Tesacom es el gran comercializador). Es una presentación ante el Ministerio de Comunicaciones que es la autoridad con competencia exclusiva y originaria. El ministerio notificó a la empresa que hará algún descargo. La empresa dice que tiene presentado un pedido de no se cuántos años y hay una mora administrativa. Hispasat vende capacidad satelital en banda Ku.

 

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: