Martín Becerra: “La ley de medios no está preparada para la convergencia digital”

28 03 2011

Martín Becerra es especialista en economía de los medios y las industrias culturales. Nos hemos referido varias veces a su trabajo en este blog. Hace quince días, lo entrevistó Adriana Amado en el sitio plazademayo.com
Becerra fue un académico militante de la ley de servicios de comunicación audiovisual, pero es un fuerte crítico de su instrumentación (alguna vez lo incluí aquí en el «club de las viudas» de esa ley, al que me referí aquí y aquí).
Algunas frases interesantes, destacadas por plazademayo.com, “Implementar la ley de medios resulta más complicado de lo que muchos han soñado”, “Los canales Hadad y de Szpolski no tienen licencia, pero tienen una señal de televisión digital”, “Hay sectores que lo que intentan disciplinar a los medios para que opinen a favor suyo”, “Ni el gobierno ni el Grupo Clarín se han sincerado sobre los motivos de su ruptura”, “El gobierno tiene alianza muy fuerte con el oligopolio telefónico”, “la ley mira mucho hacia atrás, mucho hacia los medios analógicos y no tomara tanto en cuenta la convergencia digital y a los medios digitales”, “La televisión digital está afuera de la ley de medios”. Por varias de estas razones, Becerra también advierte que la ley -muy lejos de constituirse en las tablas de una legislación refundadora– necesita cambios y otras normas complementarias.
A continuación, algunos recortes míos. La desgrabación completa está aquí.


Lee el resto de esta entrada »





El regreso de un clásico: TV abierta vs. TV paga ¿Quién ganará esta vez?

10 11 2010

Parecía una discusión saldada en favor de la televisión paga, que digitalización mediante ofrece cada día más y mejores servicios, aunque no necesariamente más baratos, como debería ser.

En Argentina, tras varias décadas de rápido desarrollo, la televisión abierta se estancó en 45 míseros canales en todo el país. Tras el regreso de la democracia en 1983, varias provincias lanzaron sus propias señales abiertas, y muchas de ellas, las privatizaron en los años 90.

La mayoría de esos canales, además, terminaron siendo repetidoras de los contenidos porteños. Incluso en plazas donde podría haber habido más producción local, como Rosario, la comodidad pudo más. En Córdoba y Mendoza se hicieron mayores esfuerzos por tener contenidos locales. Y eso fue todo. Un territorio inmenso como la Argentina debería haber tenido mucha más televisión abierta. Tengo una teoría conspirativa que explica esta situación: el miedo de los distintos gobiernos a fomentar la comunicación, sobre todo aquella que no pueden controlar.

Lee el resto de esta entrada »