Héctor Cavallero: “Si no se promueven nuevos músicos argentinos, nos vamos a quedar sin artistas”

22 03 2010

Este será un post largo. El lunes 8 de marzo comenzaron las clases en la licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento de la Facultad de Comunicación y Diseño de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Como todos los años, el acto inaugural consiste en la charla de un especialista en algún campo de este basto mundo de la cultura y los negocios.

Este año le tocó a Héctor Cavallero, un experimentado y frontal productor de espectáculos y entretenimiento con mucha historia en el sector (entre otros pergaminos tiene el de haber traído a Michael Jackson a Buenos Aires en 1993). Llegó, se paró en el medio del escenario del auditorio y empezó: “No soy un catedrático, simplemente un hombre con una experiencia larga en el mundo del espectáculo. Ustedes son vocacionales de esto sino no estarían estudiando esta carrera, cosa que no existía ni había datos de que pudiera existir en mi época, por eso los que empezamos hace muchos años tuvimos que aprender solos”. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Acercamiento neófito al derecho del entretenimiento y los medios

30 10 2009

Serás lo que debas ser o… serás abogado, dice el dicho popular que tergiversa el legado de José de San Martín. Pero hay algo de verdad en eso, y lo digo yo (sí, yo, como Luis XIV), que tengo aprobadas tres materias de Abogacía (y nunca descarto del todo terminar la carrera). En el ámbito del entretenimiento y los medios, el conjunto de leyes que regulan las relaciones entre los actores (sujetos de derecho, se entiende) y establece derechos y obligaciones, es un capítulo farragoso, con muchos claros incompletos y bastantes contradicciones (sí, los abogados se van a enojar con esto que digo).

Pero además, se trata de normas sancionadas en muchos casos durante gobiernos militares o, sin ser militares, ilegítimos. ¿Cómo era toda essha perorata sobre las leyes de la dictadura? El statu quo está tan firme, y el lobby de actores, músicos, compositores, directores, etc. es tan fuerte que difícilmente se modifiquen esas leyes, emanadas de los puños de sangrientos dictadores o gobernantes frauduletos. Y digo esto con el sólo objetivo de provocar. Lee el resto de esta entrada »