Ley de medios, límites a la publicidad y presentadores en remera

8 10 2010


Para la ley de medios, es lo mismo Metro que Disney Channel. Lo mismo América 24 que Cinecanal. Casi lo mismo Canal 4 de Nogoyá, Entre Ríos, (donde empecé en esto allá por 1993) que, digamos, TN, la cadena de noticias argentina de mayor ayudiencia.

Hay una consigna amplia, casi un refrán popular, que dice que no se debe tratar igual a los que son distintos. Ya los romanos en su esquema jurídico hablaban de aquitas, es decir, de equidad no sólo de justicia.

Toda esta parrafada viene a cuento porque hay un gran revuelo en las señales de contenidos periodísticos en Argentina a partir de la reglamentación de la ley de medios, particularmente por el temor a que los cientos (sí, cientos) de programas periodísticos que existen en el país puedan quedar en una situación de desfinanciamiento. La ley de medios fijó nuevos límites a la emisión de publicidad: 12 minutos para la TV abierta, 8 para las señales de cable de generación propia (la única que pueden tener los sistemas de cable a partir de la nueva norma) y 6 minutos para el resto de las señales. En todos los casos pueden promediarse esos minutos, es decir, puede emitirse más publicidad en horarios centrales y menos en horarios menos relevantes.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios