60 plataformas online con 10.000 películas y 3000 series

15 10 2013

La consultora BB Business Boureau ofreció un seminario sobre “Multiplataformas y estrategias de contenidos online” a sus principales clientes y compartió con sus contactos algunos de los resultados de su investigación BB-Multiscreens. A continuación parte de la minuta que distribuyó luego entre conocidos y clientes de la empresa.

“BB-MULTISCREENS lleva un registro de más de 60 plataformas online en las cuales identifica 10.000 películas y 3.000 series disponibles”, explicó Tomás Gennari, líder del proyecto. Con el objetivo en determinar qué tipo de estrategia es conveniente encarar y cuál es la situación actual de quienes han incursionado en el mundo No Lineal, el Reporte ofrece información acerca de la procedencia, tipo de contenido, edad del contenido, idioma y subtitulados, publicidad en la plataforma, precio, presencia y modelos de Negocio.

Gennari adelantó a la audiencia que ya no se tratan de nuevas “Ventanas”, sino de Plataformas desde donde el usuario multifacético puede acceder a contenidos, cuándo y dónde quiera. Sin embargo, advirtió que más allá que el Negocio aparenta ser prácticamente perfecto, existen ciertas dificultades que impiden que la TV Lineal desaparezca por completo.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Desmonopolización, transparencia y modernidad: tres grandes promesas incumplidas de la ley de medios audiovisuales

17 09 2012

Invitado por las senadoras Norma Morandini, María Eugenia Estensoro y Laura Montero, participé como panelista en la audiencia “Aplicación de la ley de servicios de comunicación audiovisual. A tres años de su sanción”. Compartí el panel con Henoch Aguiar y Guillermo Mastrini. También había confirmado su presencia el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Santiago Aragón, cuya renuncia a ese cargo se publicó hoy en el Boletín Oficial. Por obvias razones no estuvo. Fue un honor estar sentado al lado de dos grandes profesionales, maestros en sus disciplinas, de esos que uno suele leer o escuchar en la vida universitaria, y tiene como referentes. Por todo esto, también era una gran responsabilidad lo que dijera, así que me lo terminé escribiendo. Lo que sigue a continuación es el texto completo de lo que pensaba leer en ese contexto. Por razones de tiempo, lo que leí fue un 70 u 80 por ciento de lo que sigue. A pedido de algunos interesados… ahí va.

Anoche, mi hijo mayor –que tiene 6 años y es muy futbolero- se quedó sin TV porque no cumplió con alguna indicación de su madre. Mi hijo mira todos los partidos que puede, y anoche se complicó. Pero TV no es PC. Y preguntó si podía usar la computadora. Se le dijo que sí porque después de todo aquella pequeña falta no era para tanto. Los siguientes pasos: Google, Roja Directa y, en pocos segundos, gracias a una conexión normal de 5 megas, allí estaba mirando en la PC los partidos en vivo. Como todo chico de esa edad con acceso a la web, prefiere ver TV en Internet. Y de hecho, contra lo que muchos aquí podrían llegar a pesar, mi hijo es fanático de José Zamba, el personaje principal de Paka-Paka. No dejó un solo capítulo sin ver –algunos más de una vez- .

Doy clases en la universidad, y cada comienzo de cuatrimestre hago una encuesta rápida entre los estudiantes, de 18 a 20 años aproximadamente, sobre qué ven y cómo ven. En los últimos años, ya contabilicé algunos primeros casos de alumnos universitarios que no tienen televisor en su casa, que ven TV por Internet. Y sobre películas y series: 11 millones de usuarios únicos mensuales llegó a tener Cuevana, el sitio de cine y series sobre el que los tribunales argentinos no han sabido todavía qué decir.

Estas anécdotas, me parece, vienen a cuento para poner en contexto de qué estamos hablando cuando hablamos de medios y de comunicación en estos tiempos, donde la convergencia tecnológica y las profundas transformaciones en el cambio de hábitos de las audiencias desdibujó completamente las fronteras entre la radio, la televisión y la prensa escrita, pero también está borrando los límites que nos permitían distinguir la radiodifusión de las telecomunicaciones, e incluso más, lo que distinguía a los fabricantes de dispositivos de los productores y distribuidores de contenidos. Hoy podemos decir que grandes conglomerados globales como Time Warner o Disney compiten por la audiencia con AT&T, pero también con Google, Microsoft, Sony o Apple.

Este es el verdadero contexto: convergente, miltimedial, global, hiperconectado, hipersocial y con una audiencia activa, que no sólo consume contenidos de manera pasiva sino que produce sus propios mensajes, o reinterpreta y reelabora los que recibe.

La ley de medios, a la que se intentó dotar de un carácter refundacional del país, prácticamente como si fuera una segunda Constitución, se debatió de espaldas a esas realidades. No obstante, es justo reconocer que esta norma trajo al marco regulatorio de la comunicación mediada algunas novedades positivas. En general, un conjunto de buenas intenciones que fueron el resultado de años de búsqueda, investigación y militancia de múltiples actores de la comunicación.

A tres años de su sanción, la ley de medios no cumplió ninguna de aquellas promesas. Quince minutos no alcanzan para un análisis extenso, por lo que sólo me voy a centrar en algunos aspectos:
– La promesa de la desmonopolización
– La promesa de la transparencia
– La promesa de la modernidad

Lee el resto de esta entrada »





Fuerte desembarco de las cooperativas en el negocio de la televisión paga argentina

8 11 2010

Mientras hasta el propio gobierno otea el horizonte para ver cómo avanza con la aplicación de la nueva ley de medios, otros actores se lanzaron rápida y decididamente a conquistar los espacios prometidos. Pero ninguno de los potenciales nuevos jugadores creados o potenciados por la norma que regula la comunicación audiovisual en el país se ha mostrado tan activo como las cooperativas. Esto plantea nuevos debates: habrá más competencia en muchas plazas, pero en algunos lugares la pelea será con pymes, que en muchos casos fueron pioneras en la prestación del servicio

Via Twitter (pueden seguirme en @jcrettaz), un funcionario del Gobierno me explicó que no es a partir de esta nueva ley de medios que las cooperativas pueden acceder a licencias sino que ya habían abierto ese camino con una reforma del artículo 45 de la antigüa ley de radiodifusión.

“Con gran apoyo de las cooperativas trabajamos el tema y logramos aprobarlo con una apreciable mayoría. Luego en Senadores hicieron alguna modificacion que desnaturalizó en parte la propuesta original. Pero hubo gran satisfacción de todas las empresas de capital social pues luego de 30 años, se les permitía acceder a ser titulares de licencias de radiodifusión. En verdad no se hizo mucha promoción de este logro (en aquella época otros eran los temas sensibles) y hasta funcionarios del gobierno y del área de comunicación afirman, que recién con la sanción de las 26522, las organizaciones sin fines de lucro, pueden entrar al espectro”, me contó amablemente el hombre.

En Argentina existen alrededor de 300 cooperativas de telecomunicaciones (y otras cientos de cooperativas eléctricas que podrían volcarse a este sector). No hay cifras oficiales (como es habitual en Argentina), pero se estima que esas empresas tienen actualmente entre 600.000 y 700.000 clientes.

Además, hay unas 120 cooperativas que ya ofrecen televisión paga y se enrolan bajo el paraguas de Colsecor, una experiencia que está sirviendo de modelo para las que avanzan ahora hacia el negocio de la televisión paga.

Como sea, estos días escribí un par de notas al respecto en La Nación, cuyos párrafos salientes y links comparto a continuación.

Lee el resto de esta entrada »