#Infografia Precio y velocidad del acceso a Internet en América latina, país por país

24 09 2013

[Esta nota se publicó en La Nación el viernes 20 de septiembre de 2013]

A diferencia de lo que ocurre en el resto de América latina, en la Argentina los precios del acceso a Internet no bajan y se mantienen en el tope entre los más caros de la región. Pero si se consideran sólo los precios de los planes más baratos (los que afectan a los hogares de menos recursos), los valores aumentan. En cambio, en calidad de conexiones el país sigue retrasándose y ya integra el pelotón de los últimos. Así lo confirma la cuarta edición del informe “El precio de la conectividad en América latina y el Caribe”, a cargo del especialista Hernán Galperín, investigador de la Universidad de San Andrés (Udesa) y del Conicet.

“Si se compara en dólares corrientes el gasto mínimo que debe realizar un hogar para abonarse al servicio de acceso a Internet de banda ancha fija, la Argentina es el segundo país entre los más caros de América latina, sólo superado por México”, señala el trabajo.

En la Argentina, el plan más barato de Internet fija en el segundo trimestre del año promedió los US$ 25,8, muy por encima del promedio regional: US$ 18,7.

Si el análisis de precios se hace usando el tipo de cambio ajustado por el criterio de paridad de poder de compra (PPP, en inglés), que elimina posibles distorsiones en los valores nominales de las monedas, la Argentina pasa a ser el país más caro de toda América latina.

Así medido, ese abono sube hasta US$ 56,6, contra los US$ 31,7 del promedio regional. Brasil, Uruguay, Colombia y Chile, entre otros países, se ubican por debajo de ese promedio.

Precios y calidad de Internet en America latina

“En promedio, el gasto mínimo que enfrentan los hogares latinoamericanos para conectarse a banda ancha se redujo a una tasa anual de 4% entre 2010 y 2013 [-11% en total], mientras que en la Argentina este costo, medido en dólares corrientes, se incrementó en el mismo período al 4% anual [13% en total]”, indica el trabajo. Si se considera la baja del precio por la mejora en la calidad -se da más velocidad de descarga sin modificar la tarifa-, la caída del precio que se registra en la Argentina es mucho menor que en otros mercados de la región. Mientras que aquí en cuatro años el valor del mega se redujo el 47%; en Uruguay, Brasil y Ecuador, esa merma superó el 80%. Para Galperín, “con estos niveles de precio, es poco probable que se logre conectar a la mitad de los hogares que aún no tienen acceso a Internet”.

En banda ancha móvil para PC o dispositivos similares mediante modem USB el panorama tampoco es favorable al país. “Si se consideran los abonos mensuales pospagos que permiten al menos 1 giga de descarga de datos, la Argentina se ubica segunda entre los mercados más caros, por detrás de Ecuador y 62% sobre el promedio general”, precisó el estudio.

En la Argentina, según la última edición del Barómetro Cisco de la Banda Ancha, sólo hay 26.000 conexiones fijas de 10 megas o más; 533.000 están entre los 5 y los 10 megas; 2,5 millones, entre 2 y 5 megas, y 2,7 millones, entre 0,512 y 2 megas, y 138.000 de menos de 0,512. En total, unos 7,1 millones.

Otro estudio, encargado por la empresa Ericsson -desarrollador de infraestructura de conectividad-, y difundido ayer, cuantificó el impacto de la velocidad de la banda ancha en el ingreso familiar, tanto en mercados desarrollados como en países emergentes. Según ese análisis, el incremento de la velocidad de 4 a 8 megas aumenta los ingresos hasta en US$ 120 al mes en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en tanto que un 0,54 mega incrementa US$ 46 por mes los ingresos familiares en países como Brasil, la India y China. La mejor performance económica se debe al aumento de la productividad y el acceso a la educación.

Por otro lado, según datos de la Unión Europea (UE), por cada 10% en la penetración del servicio de Internet, el producto bruto interno se expande entre 1 y 1,5%. De acuerdo con Galperín, “mientras en otros países de la región existen alternativas de conectividad básica para los hogares de menores ingresos, en la Argentina, los principales operadores tienen muy poco interés en atender ese segmento”.

En la investigación de la Udesa, “los precios fueron relevados utilizando la metodología recomendada por la OCDE, en la que se computan los precios finales, incluidos impuestos, y las promociones se consideran al tomar el precio promedio de los primeros 24 meses de servicio. La muestra de operadores incluye a todos los prestadores de acceso a Internet [ISP] en el segmento residencial con una cuota de mercado superior al 10% en cada país”, se explica en el documento.

Los precios de los abonos en la Argentina mejoran cuando se trata de servicios de calidad media, es decir, superiores a los 2,5 megas de velocidad de descarga (los que contratan los sectores socioeconómicos medios y altos). En ese recorte, el precio promedio de la región se ubica en US$ 73,6 y el de Argentina está en US$ 62,9. Sin embargo, ese valor duplica el costo de servicios equivalentes en Brasil o en Uruguay.

En acceso a banda ancha móvil, “la performance de la Argentina es mejor en el segmento prepago orientado a la conectividad mediante smartphones . A modo de ejemplo, si se consideran los planes de conectividad por un día que permiten por lo menos 50 megas de descarga de datos, el precio en la Argentina (0,96 dólares) se encuentra muy cerca del promedio regional de 1,14 dólares, aunque lejos de mercados como Brasil donde es posible conectarse por un día por apenas 0,24 dólares.

Pero los precios no son el único problema de la conectividad en la Argentina: “La falta de inversiones en infraestructura de acceso fijo en la Argentina se ve reflejada en la limitada oferta de planes de muy alta velocidad en el mercado residencial”, sostiene el trabajo. En efecto, la velocidad máxima de conexión ofrecida en el país, 30 megas, está por debajo del promedio regional, 54 megas. Brasil lidera con más de 200 megas, seguido de Chile y Uruguay, con 120 megas, y México, con 100 megas.

Para Galperín, “esto refleja claramente el déficit de inversión que existe en infraestructura de banda ancha fija en Argentina. Hasta hace unos años Argentina estaba entre los líderes regionales en infraestructura de aceso a Internet. Hoy estamos quedando rezagados”.

*-*-*
La situación en Argentina: qué hacen operadores, consumidores y autoridades

1) Operadores: desaceleran ventas y retiran productos
“Vamos por mal camino”, dijo a LA NACION hace unos días un directivo de una empresa de telecomunicaciones que durante años evitó hablar con medios. Por lo bajo, las telefónicas vienen reclamando la licitación o subasta de espectro para sus redes 3G y definiciones sobre 4G-LTE, la siguiente generación de comunicaciones móviles que permitirán velocidades de conectividad mayores. En paralelo, afirman tener dificultades para importar equipos que podrían mejorar la prestación de conexiones fijas. En ambos casos, el destinatario es el Gobierno.

En los últimos meses, las empresas dejaron de promocionar los planes de más alta velocidad, cuya prestación efectiva depende de las zonas donde se encuentren los clientes.

Las empresas móviles destacan sus planes de Internet por $ 1, que alcanzaron gran masividad. “Personal puso foco en optimizar su red desacelerando las ventas desde 2012 para priorizar la navegación desde los teléfonos inteligentes, de manera que los clientes tengan una experiencia de usuario de mayor calidad”, dijeron desde la empresa. Telefónica afirma que en las más de dos décadas que lleva en el país desplegó una red que permite al 97% por ciento de las líneas fijas acceder a la banda ancha.

“Cablevisión hizo enormes inversiones y lidera en velocidad. Enfrente están las telefónicas con tecnología DSL, que tiene un limitante a la hora de distribuir anchos de banda altos”, dijo Carlos Moltini, gerente general de la empresa del Grupo Clarín.

Algunas cooperativas -las más desarrolladas- defienden sus precios. “Es muy difícil en un contexto inflacionario y con distorsión de precios establecer comparaciones con otros países solo en términos del dólar. Los incrementos fueron menores que la inflación”, afirmó Darío Oliver, de Telpin y presidente de una de las cámaras cooperativas.

2) Asociaciones de consumidores: piden mejor atención al cliente y más control

Los servicios de telefonía móvil aparecen desde hace varios años al tope de los reclamos de los clientes. Las empresas sostienen que esos guarismos tienen que ver con la penetración del servicio, cuyo número de líneas supera a la población (aunque claro, no todas están activas). En movilidad los reclamos tienen que ver con la calidad del servicio. En las conexiones fijas de banda ancha se relacionan más con las condiciones contractuales (como los precios que se cobran una vez vencidas las promociones o los trámites engorrosos para desconectarse).

“En nuestro informe de reclamos recibidos correspondiente al primer semestre del año en curso, sólo el 2% estuvo vinculado a servicio de Internet”, afirmó Fernando Blanco Muiño, presidente de la Unión de Consumidores Argentinos, entidad perseguida por la Secretaría de Comercio Interior, por su posicionamiento en el caso de Cablevisión-Fibertel, empresa a la que el Gobierno le quitó la licencia para dar el servicio de Internet y que aún debe resolverse en la Justicia.

“Lo que más nos preocupa es la imposibilidad de control sobre la efectiva prestación del servicio contratado. El usuario no puede ratificar si la velocidad es la que realmente recibe, por ejemplo”, agregó Blanco Muiño. En ese sentido, Consumidores Libres, entidad presidida por el ex diputado socialista Héctor Polino -también censurada por Comercio Interior-, destacó en su momento un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) en el que se cuestionaba el papel de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) por “los deficientes controles” realizados sobre las empresas. En aquella auditoría, de 2012, la AGN sostenía que la CNC resolvía las denuncias de usuarios sobre “informaciones suministradas por la empresa prestadora y no por datos que haya obtenido directamente”.

3) Las autoridades regulatorias: suspenden aumentos y revisan los reglamentos
Mientras demora decisiones sobre el uso de espectro para 3G sin utilizar y sin novedades acerca de Libre.ar, la operadora móvil estatal que la propia presidenta Cristina Kirchner anunció en septiembre de 2012, el secretario de Comunicaciones e integrante de la agrupación kirchnerista La Cámpora, Norberto Berner, avanza en la redacción de nuevos reglamentos. El organismo que él preside ya publicó el reglamento de calidad y trabaja en el reglamento de los usuarios de servicios de comunicaciones móviles, que fijará los derechos de los clientes y regulará aspectos ahora no contemplados. Con esa meta, el Gobierno publicó un anteproyecto de reglamento que será debatido en “foros de participación” que se realizarán en universidades.

En paralelo, el Gobierno les exigió a las telefónicas que frenen los aumentos en los precios de servicios móviles que tenían previstos para los próximos meses. A diferencia de las tarifas de la telefonía fija, congeladas desde principios de los 90, las empresas de móviles pueden aumentar los precios si lo comunican al Estado con cierta anticipación.

La Argentina es el único país de la región que aún no anunció qué hará con la tecnología LTE-4G, la siguiente generación de comunicaciones móviles. Fuera de México, el mercado argentino también tiene la particularidad de restringir mediante regulaciones el desarrollo del triple y cuádruple play al impedir a las telefónicas ingresar en la distribución de TV por cable y limitar a los cables a sólo 24 localidades mediante la ley de medios. Tampoco avanza según los plazos previstos el proyecto de red federal de fibra óptica: el único tramo iluminado es la vinculación submarina entre el continente y Tierra del Fuego a través del estrecho de Magallanes.


Acciones

Information

One response

3 08 2014
NotengoInternet

Los precios con respecto a Ecuador, son errados .. Recomendaría hacer una actualización a esta infografia con los datos exactos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: