Cayó 60% la exportación de avisos publicitarios

15 08 2012

Argentina ya no es la meca sudamericana del cine publicitario global. Las marcas de todo el mundo no hacen cola para venir a estas tierras a filmar sus avisos en distintas lenguas ni demandan tanta creatividad, técnicos, servicios y locaciones como venían haciéndolo sistemáticamente en los últimos diez años, gracias a la devaluación y a la calidad del capital humano local. Ese boom se desinfló abruptamente este año.

Así lo confirman cifras de la Cámara Argentina de Cine Publicitario (CACP) a las que accedió La Nación. Medida en horas de filmación (la unidad de inversión que utiliza la industria), la caída promedia el 60% y en cantidad de producciones exportadas, el 40%. “Entre noviembre de 2011 y mayo de 2012 se rodaron para exportación 281 jornadas menos que en el mismo período de 2010 y 2011 lo que implicó una caída de la facturación de 36 millones de dólares. En el mismo período, noviembre 2011-mayo 2012, se perdieron 2837 puestos de trabajo”, señaló la cámara.

En rigor, la exportación de avisos publicitarios comenzó a decaer al ritmo de la apreciación del tipo de cambio, sobre todo por la presión inflacionaria que elevó el nivel salarial y generó una inédita conflictividad gremial en el sector. En 2010, la exportación de avisos publicitarios facturó US$ 192 millones, y en 2011, US$ 189 millones. Actualmente, unas 60 productoras audiovisuales trabajan para el mercado externo, de las cuales 38 forman parte de la CACP.

La producción de avisos publicitarios para exportación se realiza principalmente en el verano austral, en contratemporada de los mercados demandantes, básicamente América del Norte y Europa. Si se comparan esos meses de 2011 y de este año, el número de jornadas de filmación se desplomó período a período; en enero, de 110 a 29; en febrero, de 110 a 53; en marzo 66 a 51; en abril, de 44 a 16; y en mayo, de 40 a 17. Y en cantidad de producciones exportadas la evolución fue similar: en enero, pasó de 37, en 2011, a 11, este año; en febrero, de 40 a 19; en marzo, de 24 a 16; en abril, de 17 a 10; y en mayo, de 16 a 9.

“La producción nacional cayó en cantidad y en calidad porque hay menos dinero para producir. Los tiempos de producción tuvieron que apretarse y lo que antes se filmaba en dos días ahora se tiene que hacer en uno. Esta merma no sólo impacta en las productoras que trabajan en el exterior sino también en todas las hacen mercado nacional porque se reparte el mismo trabajo entre más actores. Hay una caída fortísima que se acentúa año tras año. En 2005 se hicieron 439 producciones pata el exterior, el año pasado sólo se concretaron 215, es decir que se redujo más la mitad”, afirmó Jacqueline Lijtensten, gerente general de la CACP.

“El mismo cliente que hace dos años hacía un comercial en Argentina por cierto valor hoy encuentra que es 40% más caro, por eso se va a Chile o a Uruguay, donde además de más barato casi no hay complicaciones sindicales”, afirmó la ejecutiva.

En la industria no sólo reclaman por el atraso cambiario. También sostienen que creció fuertemente la presión sindical. De hecho, en marzo pasado el Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA) realizó por primera vez un paro total de actividades en medio de un rodaje, y la Asociación Argentina de Actores (AAA) también logró mejoras en las condiciones de trabajo que ahora impactan e los costos. “En Argentina, un papel protagónico en publicidad se paga 3200 pesos por jornada, pero eso tiene múltiples agregados: derecho de imagen, que cuando es para el mundo entero incrementa 800% esa cifra; si hay distintas versiones, exclusividad, ensayo previo, prueba de vestuario, post casting o si el aviso sale al aire más tarde de lo previsto, se cobran distintos tipos de adicionales”, explicó Lijtensten.

“Además, hay regulaciones que podrían aliviar la situación, por ejemplo si se facilitara la importación temporaria de los productos que se usan en la realización del comercial que ahora demandan mucho tiempo y dinero. Un socio de la cámara se tuvo que ir a filmar a Chile porque no pudo ingresar el producto. Y en Uruguay, por ejemplo, la actividad está exenta de IVA; acá hay que pagarlo, gestionar el reintegro y esperar a que lo devuelvan”, detalló la ejecutiva.

“Los plazos de pago están más complicados. Se está pagan pagando un anticipo del 50% del presupuesto en el arranque y 60% al finalizar. Las productoras están saliendo a financiarse como pueden. La ley de medios podría ayudar si se cumpliera la exigencia de que los comerciales emitidos deben ser de producción nacional, pero nadie controla”, se quejó finalmente Lijtensten.

[Una versión acotada de esta nota se publicó en La Nación el 14 de julio de 2012]


Acciones

Information

One response

1 06 2014
Gossip

Gossip

Cayó 60% la exportación de avisos publicitarios | Latin American Media & Entertainment Observatory

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: