Cristóbal López v. Héctor Magetto, poder contra poder ¿Quién gana?

2 05 2012

¿Quién es más poderoso? ¿Cristóbal López o Héctor Magnetto? ¿Cómo se mide el poder? ¿Se mide por el tamaño y la diversificación de sus propiedades? ¿Se mide por la cantidad de empleados que tienen sus empresas? ¿Se mide por la facturación total? ¿Se mide por su cercanía con el poder de hoy o con el poder de ayer o el de antes de ayer?

En los últimos días leí dos muy buenos perfiles de Cristóbal López, uno en La Nación, de Alfredo Sainz (que le hizo a López una de las pocas entrevistas periodísticas que se le conocen), y otro en Perfil, de Mariano Confalonieri (que además incluye una muy interesante infografía). Los reproduzco a continuación.


Un imperio que bajo el paraguas kirchnerista creció aceleradamente, por Mariano Canfalonieri

A diferencia de Daniel Hadad, el principal negocio de Cristóbal López no es el periodismo ni los medios de comunicación. Aun después de comprar el exitoso multimedios, sus fuentes de ingresos más importantes seguirán siendo el petróleo y los juegos de azar.  Su coincidencia con Hadad es que multiplicó sus ganancias durante los gobiernos kirchneristas.

En pocos años extendió sus casinos, pasó de ser proveedor de petroleros a tener una red de estaciones de servicio, creó constructoras que recibieron obra pública millonaria y se extendió en rubros tan diversos como alimentos, bancos o autopartes La cara visible del imperio es un megagrupo llamado Indalo y que –según la propia compañía– factura unos 11 mil millones de pesos por año. Sin embargo, jamás incluyó en ese holding a Casino Club SA, que explota el polémico rubro del juego.  La explicación oficial es que posee el 30 por ciento de las acciones, con dos socios que ostentan un porcentaje similar.

Pero más allá de las formalidades, el primer casino se inauguró en Comodoro Rivadavia, la ciudad donde vive López.  Casino Club se multiplicó del principio al fin del primer gobierno kirchnerista. En febrero del 2003 –plena campaña presidencial– López pudo inaugurar un casino en la capital de Santa Cruz. Y en diciembre de 2007, Kirchner prorrogó por decreto los tragamonedas del Hipódromo de Palermo hasta el año 2032.  

En el medio, puso un pie en la Ciudad de Buenos Aires –donde el juego se encuentra prohibido– porque compró la mitad del Casino Flotante de Puerto Madero. Y la expansión continuó con Cristina Fernández: en 2009 abrió en Rosario el casino más imponente de la Argentina.  En el año 2003, Cristóbal prestaba servicios –sobre todo transporte– a las petroleras de Comodoro Rivadavia. Pero desde ese momento se convirtió en un empresario del petróleo que maneja todo el ciclo industrial: exploración, explotación y venta de combustible.  

A lo largo de las presidencias de Néstor y Cristina, recibió áreas petroleras en Santa Cruz, se dedicó a la explotación del oro negro, compró una refinería en San Lorenzo y adquirió a Petrobras 340 estaciones de servicio, hoy bautizadas como “Oil Combustibles”.  En pleno auge del kirchnerismo, López incursionó en la construcción de obra pública. La más importante se llama CPC y protagonizó un escándalo con la adjudicación millonaria para construir la represa Chihuido, porque el Estado salió como su garante en su oferta.  En los últimos años, después de estar en el centro de negocios polémicos, Cristóbal comenzó a preocuparse por su imagen pública.  

El holding de Hadad no es el primer grupo mediático que compra:en el año 2011 adquirió un multimedios de Comodoro Rivadavia, integrado por el Diario Patagónico, FM del Mar y Editorial Polar.

Un empresario con linaje pingüino, por Alfredo Sainz

Como si algo le faltara al Madero Center de Puerto Madero para convertirse en el edificio emblemático del poder en la Argentina, ahora alberga al nuevo dueño de Radio 10 y el canal de noticias C5N. Cristóbal López, que ayer confirmó la compra del holding de medios fundado por Daniel Hadad, también es vecino de Cristina Kirchner y de Amado Boudou.

López nació en 1956 en la ciudad Buenos Aires, aunque al poco tiempo ya estaba instalado con sus padres en Comodoro Rivadavia, con lo cual no duda en presentarse como un NyC (nacido y criado) en la Patagonia. En el Sur no sólo conoció a su esposa y cimentó su fortuna, sino que también supo ganarse la confianza de Néstor Kirchner.

Cristóbal asegura que al ex presidente lo conoció en 1988, cuando a través de un cliente de su empresa de servicios petroleros le pidió al entonces gobernador santacruceño que intercediera ante el grupo Perez Companc y le dieran una mano en la adjudicación de una obra. Como era de esperar, la gestión oficial dio sus frutos y a partir de ese momento los caminos de Cristóbal López y de Néstor Kirchner se cruzarían varias veces, y no faltaron las voces que hablaban de una relación comercial entre el empresario exitoso y el político en alza.

Cristóbal López se jacta de su origen humilde. Sus padres llegaron del sur de España a fines de la década del ?50 y se radicaron en Comodoro Rivadavia en momentos en que la ciudad vivía el boom del petróleo. De entrada, los López pusieron una forrajería y un criadero de pollos, y a mediados de los ?70 ya se habían convertido en una de las familias más prósperas de la ciudad chubutense, al punto que en 1976, cuando los dos padres murieron en un accidente de autos, la herencia familiar que se repartieron Cristóbal y su hermana superaba el medio millón de dólares.

Durante su gestión, el negocio familiar siguió creciendo y en 1983 llegó el primer gran salto, cuando se convirtió en proveedor de servicios petroleros de la entonces estatal YPF. A casi treinta años, Cristóbal López sigue ligado al negocio del petróleo, y a través de su empresa Oil Combustibles controla una red de más de 350 estaciones de servicio y la refinería de San Lorenzo, paquete que le compró a Petrobras a cambio de US$ 110 millones.

Junto con el petróleo, la otra gran fuente de ingresos de Cristóbal López es el negocio del juego. En 1992 se quedó con el casino de su ciudad y diez años después puso un pie en Río Gallegos, lo que le permitió aceitar el vínculo que ya tenía con los Kirchner. Hoy su empresa Casino Club opera una docena de casinos en todo el país, incluyendo el Casino flotante porteño.

Los resultados de esta buena relación con el poder se terminaron de comprobar cuando el 5 de diciembre de 2007 se publicó en el Boletín Oficial un decreto que le extendía por quince años la explotación de las máquinas tragamonedas en el hipódromo de Palermo.

El contrato llevaba la firma del entonces presidente Néstor Kirchner, que cinco días después dejaría el mando a manos de su esposa..


Acciones

Information

2 responses

5 05 2012
robespierre

muy buena informacion, por que a este no lo conociamos en detalles [lopez], al otro ya se sabe quien es y que hizo,[magnetto], de todas maneras , ninguno de los dos , serviria a los intereses de la nacion y sus habitantes….y desde hace rato, entre esos tipos y nosotros , hay algo personal, los holdings y los monopolios no se pueden controlar, por ende no son apropiados al comun de la gente….el soberano siempre tiene a mano , la ultima carta…y todas las bastillas caen

28 11 2012
Matt Pracht

Muy buen informe!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: