TV para conversar: el futuro social de la televisión (¿una o dos pantallas?)

16 11 2011

La TV nació familiar, copó la sala de estar y la convirtió en “sala de ver”, poco antes de instalarse en el comedor. A fines de los 80, con televisores a precios más accesibles y contenidos crecientemente segmentados, entró en cada habitación del hogar y se volvió individual. Ahora, la TV es social: se mira con amigos e incluso con multitud de desconocidos mediante las redes sociales. La caja boba es el centro de una conversación masiva que se expresa gracias a una segunda pantalla: la PC, el celular o la tablet.

No hay datos de consumo simultáneo de TV e Internet en Argentina, pero cada usuario local de la web está conectado en promedio 27,4 horas. Al mismo tiempo, la televisión sigue siendo el medio por excelencia, con un consumo promedio de seis horas diarias, 3 de las cuales corresponden a TV paga. En Estados Unidos, el 60% de los televidentes usa TV e Internet simultáneamente, y 30% de ellos postea comentarios sobre shows en la Red. En el Reino Unido, el 72% de los menores de 25 años comenta en tiempo real lo que está viendo en televisión, la mayoría lo hace por medio de dispositivos móviles.

Independientemente de la intención de sus productores, ficciones como El Puntero (Canal 13) o El Elegido (Telefe) son furor en Twitter: sus seguidores las festejan o desfenestran, “dialogan” con los personajes y les proponen soluciones a sus dilemas, critican las escenas, debaten con el guionista o felicitan a los protagonistas directamente. Después de todo, ¿Quién no está Facebook? En Argentina, unos 14 millones de personas tienen cuentas activas en esa red social.

Allí, precisamente, hay alrededor de cien páginas y grupos referidos a El Puntero, algunos especialmente dedicados a sus personajes. Lombardo (encarnado por Rodrigo de la Serna) le gana en seguidores a Gitano (Julio Chávez), pero hasta el “despreciable” concejal Leme (Pablo Brichta) tiene sus adeptos. Más de 200.000 usuarios de Facebook comparten con sus “amigos” la pasión por la política (ficticia o no) del conurbano. De hecho, el lanzamiento de ese unitario hace más de 20 capítulos generó en Twitter un debate político más cercano a la realidad que a la ficción.

Sobre ese caudaloso río de tuits, Juan Melano y Gustavo Vilgré La Madrid, dos emprendedores argentinos, crearon Comenta.TV, una página web lanzada el 18 de mayo pasado que ya tiene 25.000 usuarios únicos mensuales. Comenta.TV utiliza un algoritmo propio que identifica y recoge los comentarios de sus propios usuarios, los de Facebook y Twitter y los concentra en una sola “gran conversación”. “La TV social es una manera de conectar lo que estás viendo en televisión y compartirlo con tu familia, amigos, compañeros de trabajo y con aquellos con los que compartís esa afición. Es devolverle el plano social a la experiencia televisiva”, contó Melano, que este año fue invitado a The Conference 2011, en Suecia, donde expuso sobre el proyecto.

Actualmente, Comenta.TV incluye los programas de los cinco canales de aire de Buenos Aires, pero en los próximamente lanzará una nueva versión que, además del sitio web, estará disponible como aplicación para smartphones y tablets, e incluirá la programación de 200 señales de cable y canales abiertos de varios países de la región (de hecho, con financiamiento del gobierno de Chile, acaban de instalarse en el país trasandino). Además, en esa nueva versión del sitio estará integrado con Netflix: los usuarios del videoclub online podrán ingresar a Comenta.TV con su nombre de usuario.

ComentaTV funciona con un modelo de check-in (al estilo la red social Foursquare): cuando el usuario mira un programa, lo informa a la plataforma y comienza a participar de una conversación específica sobre ese contenido. “El desafío para las aplicaciones de Social TV es conectar las emociones con el contexto original en el que fueron expresadas”, opinó Melano. ¿Otros sitios y aplicaciones similares? GetClue, SocialGuide, Miso, Tunerfish e IntoNow. “A través del check in estás diciendo aquí estoy viendo esto y quiero compartirlo con ustedes. Esto es lo que veo, me encanta, sepan que está buenísimo así podemos compartirlo”, contó Melano.

Fenómeno global.- Siguiendo a las audiencias, las ficciones empiezan a apoyarse en este nuevo mundo, que siempre estuvo pero que ahora se hace visible y cobra una nueva dimensión. Este semestre se emitió en Estados Unidos el último capítulo de Haven, una serie de temática “sobrenatural” del canal SyFy, la primera en integrar a Twitter a la trama. En el primer episodio, Dave y Vince, dos de los personajes principales, crearon sus cuentas en la red social: @DaveHaven y @VinceHaven (nombres de usuarios que existen en la vida real). Mientras compiten por quién logra más seguidores, otro usuario (@ColdInHaven) comienza a enviarles mensajes extraños. Así, la ficción salió de la pantalla y se coló en la realidad usando el puente de la red social.

En la misma línea True Blood, una serie de HBO del subgénero “de vampiros”, ofreció en la última temporada escenas extra en Internet y utilizó los comentarios de los usuarios de Twitter en la elaboración de la trama, una experiencia que los productores bautizaron “teatro social interactivo”. Pocas semanas atrás, durante la emisión del último capítulo de Fringe, sus protagonistas y productores tuitearon con los televidentes. Como se ve, los actores conversan a veces como sí mismos y a veces encarnando el personaje de la ficción. Todo es un experimento. Al final, lo que importa es la narración.

De vuelta en Argentina, “los programas más vistos son también los más comentados. Showmatch, Los Únicos o Intrusos. No sólo los jóvenes comentan, por ejemplo Los unos y los otros (con Andrea Politti), no es un programa para ese segmento, y es uno de los más activos. Desde abril, acumuló más de 1,8 millones de comentarios”, explicó Melano, cuya participación en Comenta.TV tienen más que ver con los partidos de fútbol y con Superhijitus, programa que mira “con orgullo”.

¿Una o dos pantallas?.- “¿La interactividad será in-screen o out-screen? ¿Una o dos pantallas? ¿Consumo TV en el televisor mientras comento en otra pantalla?”, se preguntó Roberto Igarza, especialista en nuevas formas de consumo cultural, para quien podría terminar imponiéndose “todo en una sola pantalla”. En cambio, para Melano “la pantalla del televisor va a estar cada vez más limpia y habrá cada vez más cosas para ver y hacer en la segunda pantalla”.

Ante la aparente mayor independencia del televidente, Gabriela Fabbro, directora del Observatorio de la Televisión de la Universidad Austral, advierte que no habrá mayores cambios. “Todas estas nuevas plataformas y maneras de interacción con la TV plantearían un receptor más activo, casi co-constructor del texto. Sin embargo, no por eso se erige como ‘autor’ del discurso televisivo. Ese rol se lo guarda el emisor que es quien piensa con anterioridad los posibles recorridos, los diferentes modos de inclusión de los aportes de la audiencia, es quien en definitiva edita y ofrece el menú”, afirmó.

Una versión más corta de esta nota se publicó en La Nación bajo el título “El futuro social de la televisión” el 13.11.2011


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: