Ley de medios: cooperativas se rebelan contra el Gobierno por las demoradas licencias para dar TV paga

16 09 2011

Las promesas se cumplen o se sufren porque incumplidas se vuelven mentiras. Y una mentira se tapa con otra mentira. Y esta última, con otra, y así hasta que la verdad sale a la luz o estalla el conflicto. En el caso de los cooperativistas que piden las licencias de TV que la ley de medios les otorgó, nos encaminamos aceleradamente a esa bifurcación. Considerando los tiempos de la Justicia argentina, posiblemente en marzo del año próximo, a dos años y medio de la sanción de la ley, las cooperativas sigan esperando.

Por eso, los cooperativistas, que se enfrentaron a los partidos políticos opositores y al Grupo Clarín y apoyaron firmemente la sanción de la ley de servicios de comunicación audiovisual, empiezan a sentirse usados. A un año de la reglamentación de la norma, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) no entregó ni una sola licencia de TV paga a una cooperativa.


Semanas atrás, el juez Edmundo Carbone le hizo un gran favor al organismo que dirige el candidato a vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto al suspender la aplicación del artículo 30 de la norma que habilita expresamente a las cooperativas de servicios a ser titulares de “servicios de comunicación audiovisual”.

Ayer, los cooperativistas –si viviera y hubiese sido pampeano, entre ellos podría haber estado mi papá– mostraron su “impaciencia” en Santa Rosa. Unos mil dirigentes de todo el país se juntaron allí para reclamar celeridad en la entrega de las licencias (el acto se había convocado antes del fallo de Carbone, aunque algún colega de Tiempo Argentino “piense” lo contrario. Mariotto había prometido ir pero lo agarró una neumonía tremenda y les dijo: “Ahí Baladrón”. Y fue nomás su funcionario en Afsca Manuel Baladrón, que además es pampeano.

Pero no sólo él, Afsca mandó a su plana mayor, incluida la abogada Graciana Peñaflort (alguna vez, hace tiempo, me confesó que no saben todavía cómo se van a aplicar muchos artículos de la ley de medios). También fue un funcionario de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), organismo que tiene que debe garantizar que las cooperativas no se convertirán en un monopolio en las localidades donde empiecen a dar TV paga. Se realizaron dos reuniones: una técnica, en la que los cooperativistas expresaron su preocupación por la demora y los funcionarios dieron las explicaciones del caso; y otro encuentro “militante” en el que el cooperativismo hizo sus advertencias.

A la hora de las advertencias, el presidente de la Cooperativa Popular Eléctrica (CPE), Oscar Nocetti, dijo (según recogieron los diarios La Arena y El Diario de La Pampa, ninguno de ellos propiedad del Grupo Clarín. De hecho, La Arena abandonó Adepa por la posición de la cámara empresaria de diarios sobre la ley de medios):


Nocetti, sostuvo que la teoría de que las demoras en el otorgamiento a las cooperativas de las licencias para brindar televisión tienen una razón judicial “no termina” de convencer a los cooperativistas. (…) “La gente se está hartando de esperar”, agregó.

“Les prendimos una luz amarilla, la confianza ya no es la de antes”, dijo. Y le reprochó que en dos años no se haya entregado una sola licencia de TV por cable a las entidades solidarias.

“No toda la culpa es del Grupo Clarín… la confianza a comenzado a flaquear, la gente está muy molesta y un ejemplo de ello es esta reunión de hoy”, señaló el presidente de la CPE.


Nocetti también evaluó que “los representantes del Gobierno Nacional vinieron acá porque saben que el movimiento cooperativo se está retobando”. Y recordó públicamente la charla telefónica que tuvo con Gabriel Mariotto: “me dijo así…’dígale a la gente de Santa Rosa que ni bien podamos levantar la cautelar del juz Carbone Santa Rosa va a tener su licencia de TV por cable’. Me dijo que confiaba que a fin de año se iba a poder lograr la licencia para Santa Rosa, se los cuento para que si esto no es así este señor va a tener que venir a esta mesa a dar explicaciones. Esa es la promesa, guárdenla en la memoria”.

Nocetti y la CPE, como lo hacían desde antes de que Mariotto le prometiera el oro y el moro en nombre de la Administración Kirchner, no ahorró críticas al Grupo Clarín:


“El día que nos dejen prestar el servicio de TV por cable acá no queda ni el gato…esta cooperativa es impensable sin el apoyo de la gente y su fortalece. Por eso me animo a decir: Clarín, con la cooperativa no”.

“El gran multimedio nacional, Clarín, sólo le teme a las cooperativas de servicios públicos de gran magnitud, como la nuestra, porque saben que van a tener que competir”, dijo Nocetti, quien afirmó que la tarifa de la CPE por el cable será de 80 pesos, contra los 109 que cobra hoy Cablevisión. “Esa tarifa va a terminar con el monopolio”, afirmó.

“Este es el segundo grito de Santa Rosa”, dijo el titular de la entidad santarroseña, Oscar Nocetti, al recordar el encuentro de 2003 donde cooperativas de todo el país se reunieron en la ciudad y dieron impulso a distintas luchas por sus derechos e intereses.


En el acto cooperativista de Santa Rosa también habló el ex juez y abogado de algunas cooperativas Miguel Rodríguez Villafañe. Según cuentan los diarios pampeanos, el hombre de leyes (muy respetado entre los periodistas que lo conocen, sobre todo entre los integrantes de Fopea, entidad en la que ambos somos miembros) “fue duro con la Afsca y con la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), en donde desde marzo está parado el expediente de la CPE solicitando la licencia para emitir TV por cable.


“Denuncio que a contrapelo de la voluntad de la Presidenta, que había querido para el Día del Cooperativismo entregar licencias, no salió lo que tenía que salir en la Comisión de Defensa de la Competencia, y no porque se pidiera nada especial, sólo que se resolviera. Hay sectores intermedios (de la administración nacional), que en este momento le están dando la espalda a un plan trascendente y a un proyecto profundo de la Presidenta“, planteó con energía el abogado.

“No acepto que me digan que de golpe llegaron 300 causas para las cuales no estaban preparados. Eran 30 causas que tendrían que haber llegado antes, porque todas estas medidas cautelares demoraron, y la Presidenta tenía particular interés que salieran, y no salieron. No podemos andar con ingenuidades; que hay fantasmas, los hay y los vamos a denunciar”, remarcó Rodríguez Villafañe.


Estoy entre los que tienen un respeto casi reverencial por Rodríguez Villafañe –entre otras cosas porque también ha defendido sin cobrar honorarios a periodistas perseguidos judicialmente por ejercer el periodismo–, pero no puedo dejar de decir que sus dichos ante los cooperativistas me parecen un poco ingenuos, más aún teniendo en cuenta el estilo de Gobierno del matrimonio Kirchner: es difícil de creer que un funcionario de octava línea frene una decisión que la presidenta considera urgente.

Pobre inocente, al asesor letrado Pablo Gelfo, de la CNDC, (y en el encuentro técnico) “intentó explicar las razones por las que los expedientes cooperativos solicitando licencias no avanzan desde hace varios meses”, según los diarios pampeanos. “Le adjudicó el parate a una medida cautelar dictada en marzo”, dicen los diarios pampeanos, pero eso no es cierto. Es más, en la CNDC reconocen por lo bajo que no estaban preparados para cumplir con el paso que prevé la ley de medios. En otras palabras, no tienen ni idea de lo que deben hacer. Y, ante semejante grado de judicialización (¿Será sólo porque hay mucha oposición a la ley o también porque la ley está mal hecha?), hay funcionarios que temen reveses judiciales graves que puedan volverse políticos. Sobre todo ahora, que ya no está Néstor.


“No responde a dilaciones premeditadas”, aclaró, en respuesta a una afirmación en tal sentido realizada en la apertura de la jornada por el titular de la CPE, Oscar Nocetti. “Estamos parados por una cuestión judicial, no hay cavilaciones, ni dilaciones, hay un tema nuevo que debemos estudiar y que debe salir bien, porque si vemos lo que pasa hoy por un planteo que sale de la nada (en alusión al amparo del juez Carbone) nos puede pasar con un dictamen hecho’”.

strong>Hay que conocer a los cooperativistas: en el interior son los que debieron reemplazar la ausencia histórica del Estado, los que llevaron las cloacas, los caminos, las viviendas, el agua potable, la energía eléctrica, la telefonía y la banda ancha. Esos son los que ahora quieren dar TV paga y ya empiezan a mirar qué es lo que sigue en materia de tecnología. En algunos pueblos, a los muertos también los entierra el servicio fúnebre de la cooperativa.

Y allá fue Peñafort a intentar calmar los ánimos (durante la reunión técnica, acotada a directivos y funcionarios). Según La Arena, Peñafort “dijo que esa oficina como el resto de las que conforman lo que antes era el Comfer, no cuenta con presupuesto ya que se creó a fines de 2009 y en 2010 la oposición no accedió a votar el Presupuesto”. Otra mentira. En Estados Unidos, cuando el presupuesto no se aprueba, la administración pública cierra. En Argentina, cuando un presupuesto no se aprueba se usa el del año anterior y el Poder Ejecutivo puede disponer de los excedentes como prefiera. Afsca no sólo tiene el presupuesto del ex Comfer, sino que además, sumó varios millones de pesos por reasignación de partidas, gracias a los superpoderes de los que goza el jefe de Gabinete. Es decir, una cosa es decir que la plata no les alcanza porque lo que tienen entre manos es una tarea enorme, otra cosa es decir que no tiene presupuesto.


“Hoy estamos acá para ver cómo superamos la última cautelar para un tema puntual, con una ley vigente, con una autoridad funcionando y con una norma que tiene la legalidad y legitimidad, es una norma que se ha convertido en un derecho”, destacó la funcionaria.

La abogada recordó que antes de sancionarse la Ley de Medios, en octubre de 2009, ya existían medidas cautelares impulsadas por el Grupo Clarín, para que un juez ordenara la detención de su tratamiento parlamentario. Tras esa etapa, según la funcionaria, comenzaron los pedidos particulares dirigidos a suspender el artículo 161 (para acomodarse a las nuevas exigencias sobre cantidad de licencias). “Es difícil pensar en una ley cuando existen posiciones dominantes, porque la pluralidad también es la posibilidad de acceso a los medios”, expresó.

Peñafort también mencionó la medida cautelar admitida por el juez Carbone, que suspende la aplicación del artículo 30, lo que demora la activación de la licencia a la CPE. “Esto se está constituyendo en una denegación de justicia, por eso hemos recusado al juez y ya hay uno nuevo para que trate el tema de fondo de la causa; además le pedimos a Carbone que conceda la apelación solicitada hace dos semanas”, puntualizó la abogada.


Nada dijo Peñafort de por qué se demoraron tanto en dar las licencias. Ni una sola de treinta que se pidieron. ¿Se hubiera animado el juez Carbone a suspender el artículo 30 si algunas cooperativas ya hubiesen estado prestando servicio? ¿Habría dejado a los flamantes abonados son TV? Hay cooperativas que están tecnológicamente listas para “prender” el servicio apenas le den los permisos legales. No tienen que hacer obras, sólo ir a conectar los hogares. En esa situación está la CPE, que hasta tiene un canal de TV digital en stand by. Sólo falta hacer switch on.

El blog Señales publicó sin editar las notas de La Arena y El Diario en este post


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: