El peor enemigo del periodismo argentino es la política local en ciudades de menos de 50.000 habitantes

29 06 2011

Aunque lejos de situaciones extremas donde la libertad de expresión sufre atentados de manera cotidiana en América latina, como México, Honduras o Cuba, el periodismo argentino no está exento de ataques y de hostigamientos. Esa es la principal conclusión del Informe 2010 del Programa de Monitoreo de la Libertad de Expresión del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), que registró 109 agresiones a la libertad de prensa en el país.

El ataque más grave fue el asesinato del periodista y militante social de la villa 31 Adams Ledesma Valenzuela, director del periódico Mundo Villa, ocurrido el 4 de septiembre. Otra señal peligrosa sobre la calidad de la libertad de expresión se dio pocos días después, cuando Gustavo Prellezo, único condenado por el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas que seguía en prisión, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria.

En 2010, los cronistas que más cerca estuvieron de la noticia fueron los más agredidos: periodistas de radio y de medios gráficos, 29 y 23 agresiones, respectivamente, junto con los camarógrafos (16) y fotógrafos (5). Los periodistas de televisión protagonizaron 13 casos; dueños y directivos de medios, 15; periodistas de páginas de Internet, 4.

También fueron objeto de este tipo de atentados instalaciones de varias emisoras, entre ellas las de Radio Nacional de San Martín de los Andes y AM Amplitud 770 (La Matanza, Buenos Aires) y las FM Arco Iris (Loncopué, Neuquén) y De la Bahía (San Antonio Oeste, Río Negro), entre muchas otras.

Según el prólogo del informe, firmado por Gabriel Michi, presidente de Fopea, “en cuanto a la tipología de los ataques, el riesgoso ranking lo encabezan las agresiones físicas o psíquicas (35), seguidas por las amenazas (29) -incluso, las de muerte- y los atentados contra la propiedad o la emisión (29) de determinadas señales, en particular radios pequeñas. También hubo hostigamientos (25), impedimentos de cobertura o al acceso a la información (14), detenciones arbitrarias de periodistas (5), denuncias de censura (dos), discriminación en la distribución de la pauta oficial (dos) y hasta un fallo desfavorable de la Justicia”.

Contra lo que suele creerse, la mayoría de los ataques a la libertad de prensa (el 58%) se producen en pequeñas localidades de las provincias. La descripción de cada caso, incluida en el informe y disponible en Internet, parece un libro de relatos de acción en el que hay persecuciones, agresiones, detenciones policiales, hackeos , atentados incendiarios o con explosivos, interferencias, destrucción de equipos de transmisión y hostigamientos de todo tipo.

Tarea de identificación
En el 33% de los casos (36 casos) no fue posible identificar al agresor. Entre los identificados, son funcionarios municipales quienes más habitualmente protagonizan acciones violentas contra periodistas (16), seguidos de fuerzas policiales (12), activistas políticos (7) o sindicales (4), funcionarios nacionales (5) y provinciales (5), la justicia provincial (5) y federal (4), y propietarios de medios de comunicación (4).

El Programa de Monitoreo de la Libertad de Expresión, único en su tipo en el país, se rige por estándares internacionales que fijan pautas precisas sobre los hechos susceptibles de ser considerados ataques a la libertad de prensa y la manera en la que deben ser chequeados. Para Fernando Ruiz, profesor de Periodismo y Democracia de la Universidad Austral y miembro de Fopea, “el peor enemigo del periodismo argentino es la política local en ciudades de menos de 50.000 habitantes”.

Este año, el informe incluyó dos aspectos positivos: por primera vez, relevó las acciones favorables a la libertad de expresión, en general fallos judiciales o nuevas leyes de acceso a la información o reparto de la pauta publicitaria oficial, y una reducción del 26% en el número de agresiones respecto de 2009, cuando -durante el debate por la ley de medios- había llegado a los 147 ataques.

Trabajo sucio y muy sucio
En el primer trimestre de 2011, el Programa de Monitoreo de la Libertad de Expresión de Fopea registró 21 ataques. Entre los casos recientes más graves está el presunto intento de secuestro del hijo de Sergio Schneider, jefe de redacción del diario Norte, de Resistencia, Chaco, que investiga la Justicia.

La lista de más de cien ataques en 2010 es variada y no distingue posiciones editoriales. Algunas agresiones tuvieron una fuerte carga simbólica, como la acusación que hizo el ministro de Economía y flamante candidato a vicepresidente, Amado Boudou, a los periodistas Martín Kanenguiser y Candelaria de la Sota. “Ustedes son como los que ayudaban a limpiar las cámaras de gas en el nazismo”, les dijo Boudou, que días después visitó la AMIA.

Pero por lejos los periodistas que sufrieron las agresiones más “sucias” fueron Carolina Andrada y Leandro Ceroni, cuyo móvil de exteriores fue cubierto “con excremento de animales” mientras averiguaban sobre el supuesto hallazgo de un túnel en una alcaidía. O el corresponsal en Concordia del Diario Paraná, Enrique Escayola, que fue destituido de un puesto en la municipalidad de esa ciudad que ocupaba desde hacía 15 años y trasladado al basurero municipal por orden del intendente Gustavo Bordet, aparentemente enojado por la información publicada por el medio.

La novedad de los últimos años fueron las campañas de difamación mediante la pegatina de afiches como las sufridas por periodistas que trabajan en el Grupo Clarín, entre otros medios. Además, el año pasado, periodistas y camarógrafos de las señales de noticias TN, C5N, CN23 y Canal 26, entre otras, sufrieron agresiones y violencia de distinto tipo durante los incidentes en el parque Indoamericano.

Publicado en La Nación el 27 de junio de 2011


Acciones

Information

One response

17 05 2012
vnicolav

si lo sabremos nosotros ..
http://www.hora13.com
gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: