La cantidad y la calidad de la banda ancha en Argentina

4 05 2011

¿Cuánta Internet que tengo?, decía el personaje de un aviso insoportable que Fibertel dejó –afortunadamente- de pautar. Es una pregunta válida que el Barómetro Cisco de Banda Ancha viene respondiendo desde hace cinco años y que podría expresarse así: ¿Cuánta Internet tenemos los argentinos? La otra pregunta importante es ¿Qué tan buena es la Internet que tenemos los argentinos? Bueno, un par de notas que escribí en los últimos intentan responder esas cuestiones. Si es verdad que cada 10% de crecimiento de la banda ancha, el PBI nacional crece un 1%, constituyen un tema clave. Estas realidades tal vez expliquen que, como dice Juan María Segura, “el país 2.0 está todavía lejos”. Ahí van…

Internet por cantidad
Impulsado por el fuerte salto de la web móvil, el acceso a Internet creció 17,1% en 2010 y sumó 4.609.434 conexiones. Con estos números, la Argentina quedó en el segundo puesto entre los países con mayor penetración de la Red (conexiones por cada 100 habitantes), después de Uruguay, que tuvo una expansión excepcional y pasó del tercero al primer lugar en ese ranking. Estos datos, que serán difundidos hoy, forman parte del Barómetro Cisco de Banda Ancha 2005-2010, un estudio global sobre el avance de Internet.

En el país, la Red sumó en 2010 otras 674.000 conexiones, una buena parte de las cuales fueron vía telefonía celular (mediante redes 3G con smartphones o notebooks conectadas a módems móviles). En concreto, las suscripciones a la banda ancha móvil crecieron 161,7%, al pasar de 653.245 a 1.709.242. La mayor expansión de este tipo de conexiones se dio sobre todo en el interior del país, donde el salto fue de 30,2% sólo en el segundo semestre del año pasado.

Eso tal vez se explique por el menor desarrollo de la infraestructura fija de telecomunicaciones que hay en muchas provincias, la mayor facilidad para el despliegue de redes móviles en sitios donde el espectro radioeléctrico no está tan exigido por la demanda. Sin embargo, la distribución geográfica de las conexiones sigue favoreciendo ampliamente a la Capital Federal y el conurbano bonaerense, que suman el 65,6% de las conexiones. Igualmente, por la mayor incidencia de los accesos móviles, el interior sumó cuatro puntos porcentuales respecto de 2009.

Considerando sólo las conexiones hogareñas fijas, la penetración de la banda ancha dista mucho de ser masiva. “De acuerdo con cifras del Indec y estimaciones propias, existen en la Argentina 12,5 millones de viviendas; si consideramos la actual cantidad de conexiones de tecnologías de banda ancha en el segmento hogar en 4,16 millones, podemos concluir que sólo alrededor del 34,5% de estas viviendas tiene conexión de Internet”, señaló el informe.

Otra de las conclusiones del trabajo de Cisco es la consolidación de velocidades de conexión por encima de un 1 megabits por segundo (mbps), que ya representan el 55,6% de todas las conexiones. El 33,7% está entre 512 kbps y 1 mega. Prácticamente no existen conexiones con velocidades inferiores a los 256 kbps.

El barómetro también analiza la evolución de los costos del servicio. En el caso de la tecnología ADSL (enlace telefónico, ofrecido principalmente por Telefónica y Telecom), las conexiones de velocidad mínima (1 mbps) aumentaron 21%, y para la velocidad máxima, 3,9%. En tanto, en la tecnología cablemódem (que ofrecen las operadoras de TV por cable) para la velocidad mínima el aumento fue de 14%, y para la máxima no hubo cambios en los precios.

En la Argentina, de cada 100 habitantes, 11,7 están conectados a Internet. En Uruguay, esa cifra es de 12,3, y en Chile, de 10,8. De lejos, el Cono Sur de América latina muestra el mejor desempeño en cuanto a conectividad. Probablemente como consecuencia del Plan Ceibal (de conexión a la red y distribución de computadoras entre docentes y alumnos de la educación formal), la penetración del servicio en el país vecino saltó del 8,5 al 12,32%, lo que llevó al país del tercero al primer lugar. En esta oportunidad, el Barómetro no incluyó cifras de Brasil, que estaría cerca de 6%. En Perú, Colombia y Venezuela, que también fueron relevados, la penetración de la red cada 100 habitantes no llega a 6 conexiones.

“El crecimiento de banda ancha se sustenta con inversión en disponibilidad de infraestructura tanto inalámbrica como fija. El aumento de penetración que tuvo la Argentina en el último año, un salto bastante grande, está soportado por infraestructura”, dijo a LA NACION Juan Pablo Estévez, director gerente de Cisco para el Cono Sur.

Internet, en calidad
Con cerca de cinco millones de conexiones, la Argentina tiene el mejor índice de penetración de Internet por banda ancha de América latina. Sin embargo, según el Net Index de Ookla, una empresa estadounidense dedicada a la producción de métricas de conectividad, la velocidad promedio de descarga en la Argentina es de 3,16 megabits por segundo (Mbps), lo que la deja en el 90° lugar en una lista de 166 países y territorios.

La velocidad de descarga puede ser entendida como un indicador de la calidad del servicio que están recibiendo los clientes, cuyo uso de la Red demanda cada vez mayor ancho de banda, sobre todo, por el creciente consumo de video online (que ya equivale a la mitad del tráfico de Internet).
Liderados claramente por Corea del Sur (33,54 Mbps), una treintena de países y territorios tienen velocidades de descarga que superan los 10 mega de promedio. El relevamiento incluye todo tipo de conexiones, sin distinguir si son corporativas o residenciales, cuya brecha en el mercado argentino es de no menos de 15 megas.

Consultadas por La Nacion, empresas de telecomunicaciones líderes en el mercado argentino le restaron credibilidad al estudio de Ookla, que toma como base miles de test que usuarios de Internet realizan usando su servicio gratuito, speedtest.net . A fines de 2010, un relevamiento de Cisco y las universidades de Oxford y Oviedo había sido menos alentador al indicar que la velocidad promedio nacional de bajada era de 1,637 Mbps.

Según el Net Index, los mayores ancho de banda se registran en la zona norte del Gran Buenos Aires: San Isidro, 5,93; Olivos, 5,44; Beccar, 5,06; Martínez, 4,92; Vicente López, 4,60, y Munro, 4,39. Sin embargo, al tope del ranking aparece Remedios de Escalada, al sur del conurbano, donde se ubica la Universidad Nacional de Lanús, con 11,40 Mbps (aunque con relativamente pocas computadoras conectadas, unas 1300). En el Oeste, destaca Castelar, con 4,53. En el interior del país, el mayor ancho de banda está en General Roca (Río Negro), con 4,31 Mbps, y Tandil (Buenos Aires), 4,30 Mbps.

En las principales ciudades del país (las que presentan una mayor penetración de la banda ancha), las velocidades promedio registradas no dan muchas sorpresas: Buenos Aires, 3,98; Córdoba, 3,06; Rosario, 3,26; La Plata, 3,71; Mar del Plata, 3,26; Mendoza, 1,94 Mbps.

En cuanto al costo mensual por mega descargado, el Net Index ubicó a la Argentina en el puesto 34° entre los más baratos, con 7,49 dólares. Este indicador se elaboró sobre una lista de 54 países. En otras palabras, en la Argentina, el costo de acceso a Internet es más barato que en Brasil y México.

En tanto, el ranking de satisfacción con los proveedores de acceso ubica en los cinco primeros puestos a NSS (I-Plan), Cablevisión (Fibertel), Prima (Fibertel), BVnet (un proveedor de Bahía Blanca) y Telecentro. El informe completo puede verse desde www.netindex.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: