Héctor Cavallero: “Si no se promueven nuevos músicos argentinos, nos vamos a quedar sin artistas”

22 03 2010

Este será un post largo. El lunes 8 de marzo comenzaron las clases en la licenciatura en Gestión de Medios y Entretenimiento de la Facultad de Comunicación y Diseño de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Como todos los años, el acto inaugural consiste en la charla de un especialista en algún campo de este basto mundo de la cultura y los negocios.

Este año le tocó a Héctor Cavallero, un experimentado y frontal productor de espectáculos y entretenimiento con mucha historia en el sector (entre otros pergaminos tiene el de haber traído a Michael Jackson a Buenos Aires en 1993). Llegó, se paró en el medio del escenario del auditorio y empezó: “No soy un catedrático, simplemente un hombre con una experiencia larga en el mundo del espectáculo. Ustedes son vocacionales de esto sino no estarían estudiando esta carrera, cosa que no existía ni había datos de que pudiera existir en mi época, por eso los que empezamos hace muchos años tuvimos que aprender solos”.
Apoyado en los grandes hitos y en algunas anécdotas de su carrera como productor, Cavallero repasó buena parte de la historia del espectáculo en Argentina. Ante una audiencia compuesta mayoritariamente por estudiantes de la carrera, más de 250 alumnos, el empresario también abordó los desafíos del presente en este conjunto de industrias, entre las que destacan la televisión, el cine, el teatro y los shows en vivo. Allí marcó la falta de difusión que encuentran los músicos nuevos y la falta de renovación que eso está provocando en un mercado dominado por artistas internacionales. A continuación, un resumen de la charla, que duró más de dos horas:

Introducción

“El mundo del espectáculo es una vocación. A ustedes les pasará que se fascinan con el cine, les gusta la música; los artistas miran la televisión de manera diferente, les gustan las campañas publicitarias, miran la iluminación, las puestas en escena. Cuando yo era chico miraba cuatro o cinco películas por fin de semana, la TV recién empezaba y quería ver cómo se armaba.
“Trabajé en un diario, pasé a la publicidad, empecé a hacer desfiles de moda como eventos, me tocaron cosas muy divertidas. Desfiles de modelos con Chunchuna Villafañe, Susana Giménez y Nacha Guevara. De a poco uno se va metiendo, me gustaba la música, empecé a trabajar con Los Bárbaros y a aprender cómo son los equipos de voces, las cámaras y el procesamiento que se le puede dar.
“De audaz me metí en el teatro. Leí una pieza y me gustó, conseguí gente que me acompañara. Pero no tenía ni idea de iluminación, de entradas, de puesta en escena. Probablemente salgan de esta carrera ya sabiendo esas cosas. El teatro es el lugar que más disfrutamos los que queremos ser empresarios de este sector.
“En el período que va desde que ustedes eran chicos hasta ahora, ha desaparecido el disco. La telefonía, Internet, todos los nuevos sistemas están creando un nuevo mundo de la música. Nosotros teníamos un disco de vinilo, pasamos al casete, y luego al CD y hoy no tenemos nada, no sabemos qué hacer.

La falta de difusión de nuevos artistas

“Las compañías discográficas internacionales prácticamente han desparecido. Aquí en Argentina se venden los 600.000 discos para los fanáticos. Es difícil pensar que vas a pagar 30 ó 40 pesos lo que conseguís por $ 5. Si no modifican en algún sentido la industria, los autores no van a cobrar, los artistas van a desarrollase sólo a través de los shows y las editoriales se van a morir.
“No se venden los discos en Argentina, y el otro tema es que nosotros sólo vendemos música internacional. No hay difusión para artistas nuevos argentinos. Podrán tocar puertoriqueños, cubanos pero artistas argentinos no los pasa ninguna radio. Ojalá alguien se dé cuenta.
“La nueva ley de medios es más un tema político de señales y distribución empresaria que de contenidos. Obligatoriedad había pero la música nacional puede ser todo lo viejo de Sandro, Valeria Lynch, Los Nocheros y eso no significa que vaya a haber artistas nuevos. No hay artistas nuevos y los que han decidido eso tienen que bajar la soberbia y promover nuevos talentos porque nos vamos a quedar sin artistas.

“Nosotros creemos que lo único que tiene Argentina es rock, es Charly García y que es importante porque tiene problemas de salud; tenemos artistas importantísimos como Soda Stereo que deciden separarse. A mi me duele porque Argentina se lo merece por el talento que tiene.
Ricardo Arjona nació cantando en los subtes de Buenos Aires ¿Sabés cuántos chicos argentinos hay cantando y no los recoge nadie? Me produce mucha tristeza, ya no es de mi incumbencia, pero me preocupa porque es mi país.
“El único joven que queda como artista internacional es Diego Torres. La culpa la tiene la difusión porque los discos como nacen se tiran a la basura. Los programadores de radio han inventado que si ponen discos nuevos no tienen rating, siguen poniendo a Ricky Martin, los españoles, Chayanne y Shakira.
“Yo haría una movida muy seria a través de Cultura de la Nación, citando a los programadores, instándolos cariñosamente a que la música también exista en Argentina. Después de Los Nocheros no hay otro folcklorista que pueda sonar. Salvo Jorge Rojas, el Chaqueño Palavecino y Soledad. El tango sólo suena en la radio 2×4, los jóvenes no tienen donde expresarse.
“Hay una generación que decidió que la música que se escucha en Argentina es la norteamericana y la europea, que es Londres, y por ahí Holanda siempre que canten en inglés. Yo ya no tengo ganas porque no quiero pelearme con nadie. En algún momento dado la compañía discográfica, el empresario y al artista poderoso podíamos doblar el brazo, hoy no le doblás el brazo con nada”.

Teatro

“Entre los empresarios del espectáculo hay algunos que tienen la vocación de contar la [plata] que entra y evitar el riesgo, y otros que tienen la vocación de invertir y disfrutar de lo que hacemos. Nosotros hicimos muchas cosas gratificantes: Drácula, La señorita de Tacna, Rumores (con Ricardo Darín, en 1995), y El Beso de la Mujer Araña.
Hicimos Drácula en el teatro Odeón con 36 grados de calor y la sala se llenaba todas las noches. No había venta de entradas por teléfono, micrófonos inalámbricos ni aire acondicionado. En 1972 ya habíamos hecho Las mariposas son libres, con Ana María Campoy, Susana Giménez y Rodolfo Bebán que fue un exitazo. Después, hasta 1977, con el debut de [Antonio] Gasalla no logré otro éxito de ese tipo.

Cine

“Paralelamente empecé a incursionar en el cine porque me gustaba ver plasmadas las ideas que tenía. Había leído un libro importante, La Mary, había hecho algunas cosas más chicas como La piel del amor. Conseguí empresarios que me movilizaran, hicimos una película muy exitosa.

Al año siguiente me metí en La tregua, la primera película argentina nominada al Oscar. Fue una cosa muy importante, me imagino lo que deben estar sintiendo ahora Campanella y su gente.

No hace mucho tiempo hicimos Las manos, una película dedicada al padre Mario. Estuve siete años buscando empresarios para que me acompañen en esa película.

TV

“Después del cine y el teatro vino la TV en donde probablemente no haya tenido éxitos rimbombantes; sí logramos varios Martín Fierro por producciones musicales. Nunca tuve la idea popular que hace falta para manejar la TV, debe ser porque a uno le gusta más la artística, la profundidad de los contenidos y probablemente no sabemos comunicar en la TV. Tenemos cinco Martín Fierro por musicales. Nunca supe desarrollar programas diarios.

Música

“Paralelamente a eso se van dando las condiciones y uno se mete en la música. Los modelos de negocios, Argentores, vestuario, sonido, etc. Hace unos años no existían los micrófonos inalámbricos y el aire acondicionado y los teatros se llenaban, hoy si no tenemos esos elementos no funciona.
Empezamos a conocer la forma de grabar, que antes se hacía en grandes estudios con grandes bandas y hoy se trabaja en estudios muy pequeños, en base a la tecnología protools, que permite que cante cualquiera pueda grabar. Lo difícil de eso es la promoción. Como no hay una industria de la música importante que venda muchos discos para invertir mucho en la promoción en la radio están quedando sólo los artistas internacionales. Esto nos lleva a manejar artistas importantes como Alejandro Lerner, Valeria Lynch, Los Nocheros…

Megashows

Empezamos a pensar en competir con la venida de artistas importantes a la Argentina, para lo que se necesitan contactos, haber trabajado mucho, una formación de conocimiento de producción de estadio. Trajimos a Ray Charles, Luis Miguel en el comienzo cuando debutó con 12 años en el Coliseo, podría nombrarles 1000 artistas; también trajimos a Gal Costa, fuimos trayendo de todo hasta que llega el momento de dar el gran salto. Así como en su momento empezamos de a poco con comerciales para TV, algún documental y después nos largamos a hacer largometrajes, con los espectáculos en vivo hicimos lo mismo.
“Trajimos al más grande de la historia que fue Michael Jackson al club que yo quiero [Cavallero fue candidato a presidente de River Plate]. Eso me hace ingresar en ‘el mundo del estadio’, es una cosa absolutamente diferente. Un planteo que en un teatro es simpático de una luz o un sonido, en un estadio es un mundo de 1500 a 2000 personas trabajando.
“Cuando empezamos con la producción de Valeria Lynch que era el espectáculo principal de nuestra productora hacíamos 200, 250 y hasta 300 shows por año. En esas recorridas empezamos a pensar cómo iluminar, cómo desarrollar el espectáculo. Estuvimos en Puerto Rico, Miami, Toronto, toda la parte de Norteamérica que consume español. Así empezamos a ver muchos aparatitos, descubrimos uno que se llamaba Golden Scan y compramos dos. Cuando llegamos a Buenos Aires parecía que habíamos traído la bomba de uranio. Trajimos los micrófonos inalámbricos y todo esto que probablemente en el desarrollo de la carrera de ustedes no se use más.

Ejes del negocio

“Lo único que no se modifica es el artista y el público. El artista es el centro de atención pero no existe sin el público. Cuando un productor se preocupa de su espectáculo, primero se ocupa de su artista y, segundo, atiende muy bien a su público para que salga feliz y se reproduzca.
“Todos cometimos errores por no tener modelos de negocios, por no tener una formación técnica, una formación histórica.
“Hay que tener audacia para enfrentar los negocios; buen gusto para lo que se quiere hacer; visión para encarar los proyectos. Vocación y pasión.

Sponsors

“Apareció no hace muchos años un nuevo aporte muy importante que antes era tibio, que algunos podíamos conseguir, que son los sponsors. Los sponsors hacen viable algunas cosas que antes no se podían hacer. Detrás de Michael Jackson venía Pepsi Cola que le daba una cantidad muy grande de dinero, sumado a Canal 13, American Express me ayudaron sensiblemente a encarar ese proyecto. Y de ahí me di cuenta de que cabía la posibilidad de que los sponsors fueran parte central en la presentación de cualquier espectáculo a pesar de que no viniera toda la gente que se pensaba.
“Los sponsors de música le entregan una cantidad muy importante de dinero que las empresas organizadoras de eventos los distribuyen como quieren, es como tener un socio cautivo que te simplifica la vida.

Ticketeras

“El papel de las ticketeras creció y se desarrolló y hubo algunos pioneros que vieron el negocio bajo el agua y se dieron cuenta de que si en Estados Unidos Ticket Master trabajaba como lo hacía tenía que funcionar. Estando a Canal 13, se les ocurre copiar el modelo y hacen Entradas Plus pero sin cobrar el servicio; querían sacarle a los empresarios un porcentaje de sus entradas para brindarle ese servicio, no cobrarle a la gente. Como yo venía de otro sector y trabajaba en TV, pensé que ningún empresario de teatro iba a dar nada. Los teatreros no tenían ninguna gana de darle una participación de sus ingresos porque estaban muy cómodos con sus papelitos en los tableros.
“Por eso tardó mucho tiempo y de a poco la gente fue acostumbrándose a que era más fácil. Hasta que aparecen los grandes espectáculos.
“Ahora me pregunto cómo pudimos traer a Michael Jackson en 1993, el primer día vendimos 12.000 entradas en Musimundo, a mano. Nadie imaginaba usar PC para vender tickets. Había pilas de entradas, cuadernos, guita que iba y venía, autos con guardia… estamos hablando de hace 17 años, no de 50. Había que cuidar que no fuesen entradas fácilmente duplicadas por lo que las comprábamos en Estados Unidos. Las falsificaban igual y la coladera era impresionante.
“Las tickeadoras empiezan a crecer en teatros como el Gran Rex, de 3300 entradas, que descubre que puede vender 10 u 11 espectáculos a la vez, cosa que antes no se podía porque no entraban los tableros en las boleterías. Ticketeck tiene más éxito, Entrada Plus fracasa con el fútbol. Pero funcionan ya cobrando un servicio para los espectáculos musicales. Los artistas se dan cuenta de que hay una entrada muy poderosa, y empiezan cada día a cobrar más y dejan en limpio la parte de los tickets.
“Madonna cobró US$ 14,5 millones por sus shows en Argentina, ella ponía todo el equipamiento. Esos US$ 14,5 estaban aplicados al seguro de ella, pero si se recaudaba más ella se llevaba el 95%. Ahora Bárbara Streisand viene con un seguro importante pero con el 100% por ciento de la recaudación, ni el 5% les deja a los productores locales. Michael Jackson cobró por los tres shows en Argentina US$ 4,5 millones. Y no era tan diferente el tema económico en el mundo. Cambió la forma. Madonna cobra en un show lo que Michael Jackson en tres shows. En el 1993 vino Madonna y cobró 500.000 dólares.
“Cuando el artista cobra el 100 por ciento, al productor le están dejando un pedacito de los sponsors y el porcentaje que le queda por la venta de tickets más ese 5, 8 o 9 por ciento.
En el caso de Madonna se les complicó porque cuando firmaron el contrato el dólar estaba a $3,20 y cuando vino había llegado a $ 3,70. Ese cambio les modificó mucho la ganancia, más o menos 750.000 dólares. La ganancia estuvo en la venta de tickets, donde tenían márgenes de 150 pesos. Eso les dio una facilidad importante para ganar con una cifra que no condice con la inversión realizada. La señora se llevó un porcentaje muy grande de los sponsors pero los organizadores estaban cubiertos.

Deportes y estadios

“Los espectáculos deportivos son lo más grande que hay como espectáculo. Unas 60 mil personas en cada estadio. El fin de semana en Argentina hay de 25.000 a 40.000 personas en diez estadios. Un despliegue de gente, consumo, pasión y armado que son realmente una especialización. Hay muy pocos que pueden armar un espectáculo deportivo con mucha facilidad. Cada día crece más, las exigencias son mayores.

“Hace no mucho tiempo las canchas eran de tablones, hoy hay palcos con aire acondicionado en muchas canchas, incluidas las de Banfield, Lanús o Argentinos Juniors. Esos estadios van a necesitar tener otro tipo de explotación por los gastos mensuales que tienen y en eso los que estén mejor preparados y bien ubicados van tener espectáculos musicales, de iglesias, y otro tipo de ingresos para poder solventar los costos.

Shows raros

“Hay una gran distribución federal de los artistas tanto del teatro como de la música. Yo tuve en una época las giras con Los Nocheros. Todo el día arriba del auto, del avión, de una ciudad a la otra, de pueblo en pueblo. En verano, cada zona tiene sus festivales. En un momento dado manejábamos tres festivales a la vez, lo que me produjo un estresazo difícil de soportar. Ibas a Cafayate, a 250 km de Salta, lindísimo, tres noches, 60 artistas; luego Cosquín, 300 artistas; y a la semana siguiente Baradero, 100 artistas. Y después te internás. Uno de ambicioso y de sentirse superman y que puede manejar estas cosas se mete más allá de lo aconsejable.
“Los Nocheros hacían 200 shows al año. Trajín importante y cuando son artistas tan populares, divos, necesitan que el empresario esté con ellos. No les podés mandar a un junior para que los acompañe porque se sienten degradados. No los podés dejar solos porque uno necesita conocer la recaudación, hay que ir a controlar las entradas y cobrar. Cuando uno está con el artista más importante de la Argentina se siente el empresario más grande de la Argentina. Para cada cosa hay que tener cierta edad, cierta necesidad, la vocación, en un momento es muy atractivo y en otro es una mochila difícil de llevar porque no lo soportás. Yo soy un agradecido porque me tocó trabajar con los más grandes de Argentina y algunos de los más grandes del mundo.
“Hoy está bastante acotado el riesgo en los espectáculos grandes, hay una plata fuerte antes de empezar. Nadie trae un show muy caro si no tiene la relevancia como para vender 30.000 entradas. De 25.000 a 30.000 espectadores está el break-even.

Michael Jackson en Buenos Aires

“Todos los empresarios querían traer a Michael Jackson y me tocó pelear con gente fuerte. Daniel Grinbank, que tenía una historia grande en el mercado; con la gente de Xuxa, y por esas cosas de la vida cometieron algunos errores que pude capitalizar y firmé el contrato. Ese momento fue como tocar el cielo con las manos. Un premio al esfuerzo, la pasión y las ganas. Pero un detalle chiquito de equivocación de alguien te puede beneficiar.

“Los viajes a Estados Unidos para lograr el contrato me costaron una fortuna. Iba al Hotel Península a sentarme a hablar, y me quería matar porque costaba 1000 dólares por día. Uno de los viajes fue a Colonia, y de ahí a Alemania. Allí puede compartir una mesa con Frank Sinatra; su mujer y sus empresarios lo dejaban solo porque iban con él a todos lados. Por eso estuve charlando con él un rato largo. Ese tipo de satisfacciones te las da el mundo del espectáculo.

“Siempre he sido muy cuidadoso con los artistas, tratando de no cargosearlos te tener una distancia prudente porque no soy amigos de ellos y ellos no son mis amigos. Hay empresarios como garrapatas que están todo el tiempo encima. En 1978 trajimos a Liza Minelli y en un momento ella me dijo que el único que no le había pedido sacarse una foto era yo. Le expliqué, y me abrazó y me dio un beso.

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

20 12 2010
Alejo10

Totalmente de acuerdo con este hombre. Conozco una chico que es DEMASIADO talentoso y la forma de hacerse conocido afuera (porque obviamente canta todo en inglés) es grabando sesiones en vivo con una productora:

Sdos y sigamos lamentándonos
A10

26 04 2011
igorovski

Es realmente triste, la falte de apoyo al artista nacional, hay que hacer lo que los mejicanos (lo escribo con ” j ” porque, nunca entendí la razón de la “x” ), primero, las producciones nacionales, leyes y fondos incluidos y de ultimo lo demás, es chocante su forma de hacerlo, pero en el fondo les doy la razón, ellos aman y están orgullosos de su cultura, todos nosotros deberíamos hacer eso con nuestra propia cultura y exigir ese apoyo a nuestros artistas.-

20 01 2012
jose

viva sandro

3 02 2012
jose

fuira fernando san martin

3 02 2012
jose

real mente no se que le bieron a ese que imita a sandro es un mamarracho

7 11 2012
Alberto Chevid Benteo

señor hector cavallero me gusta su comentario; de que ya no hay artistas pero quiero presentarme soy alberto chevid compositor y autor de muchos generos tango ,folclore, cumbia, melódico ,etc. y muchos generos más le hice una samba a la señora Mercedes Sosa como también una canción a nuestro querido Sandro y esta todo inédito y sin escuchar y sin conocer mis temas la única repuesta que he tenido es ignorar el producto que ofresco a.mucha gente que esta en la Música, posiblemente debe ser que es una ciudad muy chica donde vivo,
espero que me de un consejo usted que tiene tantos contactos muy agradecido soy de San Rafael Mendoza mi celu es 2604154619266

12 04 2013
marcelo

hector querido…..nunca es tarde para conectarse con el “amigo” de tantos inolvidables shows de la noche de Bs.As en los años70^…..hace unos dìas,mi hija Romina ,me comentò que se conocieron en un show de Emanuel Ortega…me encantò que le hayas contado algunas anègdotas …ocurridas con el grupo Los Barbaros que tan bien representaste en aquellos años……en verdad….el que nos lanzò profesionalmente en Argentina fuiste vos Dòn Hector……me coparìa mucho si en algùn momento pudieramos encontrarnos…..poder charlar un rato y darte un fuerte abrazo en vivo y en directo….te desèo ” lo mejor ” p.vos
marcelo vitale.

22 12 2013
Carlos Enrique González

Señor Héctor Cavallero, por medio del presente me permito molestar su atención para solicitarle tenga a bien leer el CV del maestro Daniel Chain, considero que es un desperdicio y un crimen que no le demos la importancia que se merece como profesional. Por favor le ruego que se tome unos minutos y lea mas abajo parte de su trayectoria, creo que es sumamente importante. Desde ya muy amable de su parte y no se va a arrepentir.
Conozcamos al
Mtro. Daniel Chain Binda

Completó sus estudios en los Conservatorios de Música Manuel de Falla y Carlos López Buchardo de Buenos Aires y en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, donde fue pianista estable y docente en la Escuela Nacional de Danzas.
Colaboró con el Coro Nacional de España, la Escuela Nacional de Canto, el Teatro de la Zarzuela y el Gran Teatro del Liceo de Barcelona.
Integró la Orquesta de la Radio Televisión Suiza. Experto Musical (musicalizador) para la Radio Televisión Italiana y RTVE, fue profesor en los Conservatorios de Bologna, Turín, Piacenza, Como, y en la Escuela Europea de Danza y Teatro del Teatro Cárcano de Milán. Director Artístico de Melegnano d’Estate, ha sido Supervisor de Radio Meneghina y de la Casa editorial Sonzogno.
Formó parte de la Comisión de Canto en el Concurso Bienal de Cagliari 1987, y con el Teatro alla Scala de Milán, del Jurado para la formación de la Orquesta Juvenil Europea dirigida por el maestro Claudio Abbado, como así del cuerpo docente en Canto y Repertorio, donde la grande mezzosoprano Giulietta Simionato lo definió por escrito: “su brazo derecho”.
Dió 1100 conciertos en todo el mundo, entre ellos con Luigi Torrebruno (timbales), Magda Olivero (para la televisión USA), Ghena Dimitrova, Elena Obratzova, Gianni Raimondi entre otros grandes nombres de la lírica.
Maestro Interno, Apuntador y Director de Estudios del Teatro Verdi de Trieste, Arena de Verona, Festival de los Dos Mundos (Spoleto-Charleston); con la Orquesta de San Remo en tournée europea fue pianista en el espectáculo Pierrot Lunaire de Schoenberg junto a Rudolf Nureyev.
Ha dirigido las primeras mundiales de la ópera Apoteósis en el Teatro Verdi de Padova, y de la ópera La Campana en el Teatro de Montichiari de Brescia, siendo director de la Orquesta Cooperativa Teatro y Música de Sassari.
Como clavicembalista ha grabado la ópera Aureliano in Palmira de G. Rossini, formando parte del Trío Baroque de la Orquesta Filarmónica G. Enescu de Bucarest, Rumania.
Vencedor del Oscar de las Artes 1984, premio Palma de Oro y Gran Trofeo Artistas de la Comunidad Europea, conferido por la Academia Universal Alessandro Magno de Florencia, su biografía está presente en la 40° edición del diccionario inglés Who’s who, encontrándose en el National Music Museum de Londres, Inglaterra. Desde 1996 a honoris causa es Caballero del Orden de Malta y en 1998 recibió el premio Tutor nell’era dell’uomo de la Academia de Bellas Artes de Roma. En 1985 la Región Lombardia le otorgó el premio A.S.P.A.: Amor-Esperanza-Paz-Amistad, con el Alto Reconocimiento del Parlamento Europeo.
A su actividad de solista ofrece recitales sobre la Improvisación absoluta al piano. Sus artículos sobre musicoterapia y cromoterapia han sido publicados en la revista Salus Magazine de tirada europea. Representó Italia en el Festival Internacional de Wiesbaden, Alemania.
Ha tenido conferencias sobre la Interpretación del Repertorio Italiano en las Universidades de Bufalo y Fredonia (USA), al Universidad Soai de Osaka, en los estudios Yamaha y Boesendorfer de Tokio, Japón; en la isla de Lissa-Komiza, en Croacia, y en la Masterplayer International de Lugano, Suiza.
Desde 1993 hasta el 2000 dirigió el Coro Polifónico de la Universidad Politécnica de Milán.
En Buenos Aires estuvo a cargo de los Coros Amigos de la Lírica y Arco Iris del Gobierno de la Ciudad, donde dictó cursos de Oratoria: Fonética y Pronunciación, Musicalidad de la Palabra e Historia de la Música.
Creó el GRUPO VOCAL DE CÁMARA ARGENTINO auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Nación, único en su género Vanguardista -Aleatorio.
Dicta el Taller de MUSICOTERAPIA: voz, teatro, expresión corporal con objetos e instrumentos artesanales en el P.A.M.I. de Mar del Plata.
Fue docente de Canto en la Escuela de Comedia Musical de Valeria Lynch, y participó como Concertista en el espectáculo “BRAVÍSIMA” 2011 de Santiago Bal con Cármen Barbieri, obteniendo el Premio Estrella de Mar.
Compuso y ejecutó la música del film “Si te viera tu madre” de Andrés Rubiño.

Daniel Chain Binda
Luro 2350 – 11° “131”
7600 Mar del Plata
Buenos Aires – República Argentina
(0223) 494-3511
danielalbertochain@hotmail.com
daniel.chain5@facebook.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: