La responsabilidad social de los medios y el periodismo, según Bernardo Kliksberg

29 12 2009

Bernardo Kliksberg, asesor principal de Naciones Unidas para América Latina y presidente del Centro Nacional de Responsabilidad Social Empresaria y Capital Social (Cenarsecs), grabó una conferencia para el IV Congreso Internacional del Foro de Periodismo Argentino (Fopea) que, precisamente, se centró en la responsabilidad social de los medios y el periodismo.

Hijo de emigrantes judíos polacos humildes, Bernardo Kliksberg es asesor de más de 30 gobiernos y numerosos organismos internacionales como la ONU, el BID, Unesco y Unicef. Actualmente reside en Nueva York. Posee varios títulos universitarios, todos de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Escribió más de 40 libros. Su última obra se titula Primero la gente, y fue escrita en coautoría con el Premio Nobel de Economía Amartya Sen. La ONU y la Unesco han traducido varios de sus trabajos al inglés y al portugués.

Klisberg enfoca su charla para Fopea en tres aspectos:

1.- El actual contexto de crisis: 1020 millones de personas padecen hambre, uno de cada seis habitantes del planeta; pero estos datos coinciden con la revolución verde de producción de alimentos. El experto abunda en los indicadores sociales producidas por la ONU (bien abundantes por cierto). En América Latina, en 2008, se produjeron alimentos para tres veces la población que tiene, pero el 16% de sus chicos sufre de desnutrición crónica, lo que compromete su futuro. “Estamos en el hambre y la pobreza en medio de la abundancia tecnológica inédita en la historia y en el ámbito latinoamericano”, dice el especialista. La crisis mundial no es económica, es humanitaria. El hambre no tiene que ver con producción de alimentos sino con el acceso a los alimentos, mediado por las grandes desigualdades.

2.- La responsabilidad social de los medios: “Los medios son un poder político importantísimo en lo social. Además de generar los elementos de juicio con el que las personas forman su percepción de la realidad, fijan la agenda de temas centrales y prioridades de la sociedad. Lo que los medios dicen qué es importante eso es lo importante para una sociedad, así lo confirman estudios y encuestas recientes”, dice Kliksberg.

Y reafirma Kliksberg: “Si los medios colocan la pobreza y las muertes por hambre en un recuadrito marginal el efecto es totalmente diferente a si es el titular. Puede haber algo más importante que la noticia que el genero humano tiene la mayor cantidad de hambrientos de la historia del planeta, no debería estar analizado y detallado destacando las posibles salidas (…) Si se hubiera gastado menos del 10% de lo que se gastó en la inyección de dinero a los bancos que generaron este desequilibrio financiero de estas proporciones”.

Y cita al premio Nobel de Economía Amartya Sen: “Nunca hubo hambrunas en una sociedad democrática activa donde haya una sociedad movilizada y medios independientes, y resalta especialmente eso. (…) Ningún político podría resistir a una sociedad civilizada y con medios independientes por los costos políticos que podrían sufrir. Los medios tienen una responsabilidad social muy importante en nuestro tiempo”.

3.- Un caso, la seguridad ciudadana: “La región tiene un problema serio de seguridad ciudadana. Y sería un error ocultarlo y los medios no serían fieles a su función de informar la realidad si lo redujeran. América latina tiene 30 homicidios cada 100.000 habitantes por año mientras Suecia, Finlandia o Noruega tienen menos de uno cada 100.000 habitantes por año, para tener una referencia (países que tienen la menor proporción de policías por habitantes). Una parte de la opinión pública está siendo movilizada desde la consigna de la mano dura, las propuestas son muy concretas, la Argentina está infestada con propuestas de ese tipo: bajar la edad de la imputabilidad, facilitar la tarea de los tribunales y eliminar protecciones de derechos humanos, y dejar de lado acuerdos de la convención del niño, retener más tiempo a los niños sin habeas corpus”, afirmó Kliksberg.
“Los datos de investigaciones muestran que donde se aplicó la mano como Guatemala, El Salvador o Honduras, la inseguridad creció abrumadoramente, que la mano dura no es la respuesta al tema. Muchos medios se han hecho eco de esta posición. (…) Así como el fundamentalismo de mercado que casi destruyó a la principal economía del planeta, la mano dura es la gran estafa de esta época. Pone bajo sospecha de culpabilidad a casi todos los jóvenes pobres”, dice el especialista.

“De todos los delitos graves que se han cometido en la Argentina en los últimos 5 años, sólo el 6% fue cometido por menores, que obviamente no manejan el lavado de dinero. Frente al tema de la seguridad ciudadana, los medios tienen la responsabilidad de ver cómo se pasa del enfoque puntual de la noticia criminal al enfoque contextualizado que permita a la ciudadanía decidir entre la mano dura y un enfoque integral de abordaje del problema que ataque al crimen organizado pero le tiendan una mano amiga a los jóvenes”, sostuvo Kliksberg.

Fruto de aquel congreso de Fopea, para el que Kliksberg grabó esta conferencia, quedaron los 15 pecados del periodismo (que los periodistas reconocen) y que hemos publicado aquí.

Una entrevista reciente de Daniel Casas con Kliksberg en el diario La Nación, de Buenos Aires:
Bernardo Kliksberg: “La equidad no se consigue por decreto”, lanacion.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: